La prima de riesgo es Matrix

Tal y como yo entiendo la prima de riesgo es la medida que tienen los mercados de evaluar la confianza en un país. Cuanto más alta más intereses tenemos que pagar por el dinero que nos prestan. En los meses en los que se rumoreaba que España sería rescatada como Grecia nuestra prima de riesgo se disparó y todo el mundo corría como gallinas sin cabeza. El gobierno aplicó recorte tras recorte y la prima va bajando, dicen que porque al aplicar los recortes ahorramos dinero y los mercados confían en que podremos pagar nuestras deudas billonarias al ahorrar unos miles de millones de euros. No estoy a favor de los recortes pero quiero reflejar la paradoja que me produce la suposición de que alguien será capaz de pagar una deuda que ahora es el 90% de sus producto nacional bruto (con predicciones de que será más del 100% en unos meses) recortando servicios esenciales que en ningún caso cuestan ni la mitad de lo que ya se debe. Todo esto teniendo simultáneamente cada vez menos ingresos porque hay más paro y por lo tanto menos gente cotizando y gastando. Si de verdad quieren bajar la deuda habría que pedir dinero a los que lo tienen (multinacionales, bancos, etc) no hacer más miserables a los currantes que sustentan el país con su esfuerzo. Por eso pienso que la prima de riesgo es la manera de controlar a la sociedad y a cualquier gobierno que intente llevar la contraria a la ideología neoliberal. Es la voz del jefe de arriba, neoliberal y dueño de empresas billonarias.

Cuando la prima de riesgo sube los gobiernos escuchan “oye que me estás ignorando, recorta derechos a los tuyos“. No porque eso saque a tu país de la crisis sino porque nosotros, tus jefes los mercados, queremos más dinero en nuestro bolsillo. Queremos despido libre, no queremos que los trabajadores puedan faltar al trabajo si están enfermos, queremos ganar dinero con nuestras empresas sanitarias y las escuelas; nos hemos cansado de que los trabajadores tengan derechos, queremos volver a la Edad Media, queremos esclavos incultos que no protesten y ser los únicos con dinero. Algunos gobiernos están felices haciendo caso a su jefe porque son unos pelotas. A Zapatero y Rajoy cambiaron la constitución para dejar bien claro que eran los primeros de la clase y que harían todo lo que se les pida. Otros alumnos como Islandia no lo tienen tan claro. Se rebelan, se niegan a pagar la deuda sin una quita a ambas partes y aunque se les amenaza con la marginación y odio eterno (osea la bancarrota del país y la imposibilidad de acceder a financiación internacional cosa que complica las posibilidades de que un país pueda obtener dinero para los gastos) ellos se plantan. Poco a poco reestructuran lo que deben, empiezan a pagar, modernizan su economía y tres años después empezaron a crecer y salir de la crisis. ¿Quien es el alumno más inteligente? El pelota que hace todo lo que quiere el jefe y el jefe le califica como listo aunque lleva cinco años de crisis, siendo cada año peor que el anterior? ¿O el que se rebela, ignora las amenazas, mira por los intereses de sus ciudadanos en vez de los de sus jefes empieza a salir de la crisis y es tratado como un loco e ignorado por los medios no vaya a ser que otros quieran seguir su ejemplo?

Por su parte cada vez que sube la prima de riesgo la sociedad ha sido amaestrada para escuchar “que viene el lobo, que viene el lobo”. Periodistas, economistas y políticos con interés en mantener el sistema establecido se dedican a infundir miedo a los ciudadanos cada vez que sube la prima de riesgo. Argumentan que la subida implica falta de confianza en el país y una subida en los interés que tendremos que pagar. Han convencido a la sociedad que cuando la prima sube tenemos que hacer lo que se nos dice, porque si no el país se va a la ruina. Lo que no dicen es que al hacerlo condenan a la ruina a los ciudadanos a nivel individual porque pierden sus derechos y la imposibilidad de tener una vida digna si no son millonarios.

Y luego están las paradojas de qué hace subir el valor de nuestra amiga la prima que son las que me hacen pensar que esto es algo como matrix, diseñado para controlar a los países y que en vez de pilas se nos asocia con carteras de dinero. José Carlos Díez, un economista de prestigio cuenta en su libro Hay vida después de la crisis, que los escándalos de corrupción afectan a la prima de riesgo así como la inestabilidad política, social y económica. Cuando hay incertidumbre en un país los inversores normalmente deciden poner su dinero en otro. Curiosamente el día que El Mundo publicó la entrevista de Pedro J a Bárcenas, implicando al partido en el gobierno en un caso de financiación ilegal y al presidente en supuestos pagos en dinero negro, la prima de riesgo se quedó como estaba. Con toda la inestabilidad que hay en España nuestra prima de riesgo debería estar no entorno a los 300 sino 3000.

¿Cómo puede ser posible? Quizá a los jefes de arriba les da igual la corrupción o el estado del país siempre y cuando los gobernantes del lugar en cuestión estén dispuestos a hacer lo que ellos digan. Mejor un gobierno corrupto que obedezca que uno limpio y rebelde. Si hubiera elecciones hay una posibilidad, aunque sea remota, de que los partidos amigos de los mercados (PPSOE) no consigan los votos suficientes para gobernar y eso no interesa a los jefes. Pero una sucesión controlada, como la de Monti en Italia son todo ventajas. Se lava la cara del sistema, se aparenta que se es democrático y se pone a alguien que seguirá la misma senda haciendo recortes en contra de sus ciudadanos, evitando así la reestructuración de la deuda que haría que los jefes perdieran parte del dinero con el que han estado jugando al bingo a nuestra costa todos estos años. Sin duda a los mercados y Europa les gusta más esta idea, quizá por eso un diario alemán ha dedicado un reportaje a la vicepresidenta del gobierno, para ir preparando el terreno de la sucesión a dedo.

Aunque cada vez hay más voces pidiendo la reestructuración de la deuda y la devaluación del euro los gobiernos de los paises bajo la austeridad siguen escuchando a la Troika, Europa, etc. y recortando sin parar. No contemplan otra posibilidad, hacer lo que hizo Islandia, plantarse y negociar un trato que le venga bien a la sociedad, y si hiciera falta salir de Europa, mejor pobres que esclavos totalmente arruinados. Mientras tanto cada vez que suba la prima de riesgo seguiré viendo la escena de Matrix dónde Neo tiene que escoger entre la pastilla roja y la azul, pensando cuando se decidirá la sociedad a despertar.

 

Esta no es mi Europa

Vivo en un país que aunque geográficamente pertenece a Europa es claramente anti-europeísta. Todos los británicos que conozco y son muchos, se refieren a Europa como el continente, para dejar claro que el agua está por medio y ellos están lejos, y además me admiten que lo dicen con esa intención. Yo siempre me he sentido Europea, porque he nacido en ese continente y porque la idea con la que crecí de una Europa unida me gustaba, puede que fuera un complejo de inferioridad por llevar tantos años de retraso a consequencia de la dictadura.

Me gustaba pensar que todos los países se iban a unir y que ibamos a aprender unos de otros y enriquecernos todos. Que podríamos viajar fácilmente. Que si España tenía un problema no tendríamos que afrontarlo solos. Me daba un poco de pena perder la peseta pero pensé que era el precio de la modernidad, algo que ayudaría a España a aumentar su proyección internacional.

europePero luego llegó el Euro y algo que costaba 100 pesetas de un día para otro costaba 166. Todos nos quedamos pensando ¿dónde están las 66 de diferencia? En los bolsillos de intermediarios, o de los políticos y maquinantes de “la moneda única” como pago a sus dos horas de trabajo para escribir la hoja de ruta. Y digo yo que tardarían dos horas porque un sistema que no contempla un plan B de salida mucho tiempo no ha tardado en inventarse, tan listos que son los Alemanes… A la vez que todo subía de precio sin que los sueldos subieran para compensarlo, se nos decía que teníamos la luz , el IVA, el agua muy baratos. Así que cómo hay que ser Europeos a subir sin que los costes de producción subieran y a menudo con maniobras cutres que ni siquiera producen el beneficio cómo deben al estado.

Y los años pasan, los precios de las casas suben por culpa de  los bancos (para ganar más dinero con los préstamos), los políticos ( porque es más fácil que la economía viva del ladrillo que pensar en alternativas) y los españoles, algunos para especular y otros aunque sabían que iban a vivir ajustados, estaban obsesionados con la idea de tener una casa en propiedad más que Gollum con su anillo maravilloso (también hay que reconocer que nuestro país no incentiva el alquiler). A dónde llevó el anillo a Gollum… a caerse por el precipicio, como a nosotros.

Y ahora resulta que, después de que bancos extranjeros compraran bonos españoles, para ganar más dinero con sus trapicheos, nos plantamos en una crisis internacional de confianza porque tanta mentira y estafa junta no podía sobrevivir por más tiempo. Y la solución en Europa es la austeridad, pero no la de los bancos y mercados que causaron la deuda, de los ciudadanos que ya les habían hecho ricos con su trabajo y sus ahorros pero fueron tan tontos de no darse cuenta que su voto iba para gente susceptible de ser comprada por los poderes económicos debido a los agujeros del sistema en el que viven. Y después de años de aplicando eso y viendo que no funciona siguen igual, lo cuál me hace pensar que los políticos que condenan a sus ciudadanos a la miseria se llevan una tajada muy suculenta del pastel.

estimuloEn cambio en Estados Unidos Obama llega al poder y hace recortes (como le demandan los Republicanos) pero también invierte (como le demandan los Democrátas, los ciudadanos y los economistas) y así van saliendo del pozo y generando empleo. Una crisis generada por bancos debería ser pagada por los bancos (siguiendo con el principio de que quien la hace la paga que tanto gusta); pero para ayudar a la estabilidad ecónomica y social creo que todos habríamos aceptado recortar un poco en gasto social. El problema es que lo que recortan va en decrimento de los ciudadanos única y exclusivamente de manera desmesurada, sin tocar el gasto político (asesores, cargos políticos innecesarios, dietas, viajes, etc.) que incluso se reclama desde Alemania ni hacer ninguna reforma estructural positiva, ¿para qué queremos las diputaciones?, mejor quitar eso que las alcaldías, digo yo.

Soy una junkie de la política, sobre todo de la política conciliadora, educada y constructiva de la que Obama se vale siempre y que escasea tanto en España. Cada vez que oigo a Obama hablar de economía pienso con pena “lo que puede ser en Europa y no es”. Ahora mismo se está enfrentando a lo que sería un plan de austeridad Europeo, los Republicanos consiguieron aprobar con su mayoría en el Congreso recortes salvajes en gasto social para disminuir el déficit mientras los Demócratas querían cortar menos, cerrar agujeros fiscales de multinacionales y fomentar empleo público como vía para estimular la economía y reducir así la deuda. El día 1 de Marzo,  sin un acuerdo que invalidara el anterior en la mesa,  los recortes pasan a ser aplicados y Obama se presenta ante la sociedad en rueda de prensa preocupado por la gente, diciendo que los ciudadanos  ya han perdido poder adquistivo a consequencia de la crisis y no deben cargar con recortes en derechos sociales porque ya han sufrido bastante.

europaCuervosEsto en Europa parece un sueño. Con Alemania y los mercados exigiendo que los países con déficit paguen las deudas de su bolsillo (no los bancos que las  generaron) para que ellos no tengan que asumir ningún coste en  las inversiones voluntarias que hicieron durante años y con las que se lucraron y se siguen lucrando. Y los políticos europeos con falta de moralidad recortando en bienestar social en vez de ellos mismos, adoptando el sistema Alemán que no es tan bueno. Así están estrangulando a más de 150 millones de ciudadanos cuyo mayor crímen ha sido votar a gente incompetente porque no teníamos nada mejor a quien votar y ser complacientes con el sistema económico porque no nos vimos venir la escala de esta traición.

Ellos mataron miles de millones en su día, y en vez de condenarles a todos de por vida a la soledad, crisis y marginación, se les perdonó el 98% de la deuda (Hitler se auto perdonó el resto) para que pudieran crecer, ahora se dedican a ser amenzar incluso a Francia. Además los Aliados intentaron enseñarles que lo que habían hecho estaba mal, que no se puede abusar y matar a los que no te gustan, les dimos una oportunidad cuando de sus crímenes no hay vuelta atrás porque la gente no va a resucitar. Sin embargo ellos se muestran inflexibles por un tema económico. Esto está generando frustración y rabia incontroladas hacia políticos, instituciones y todo áquel que se identifique como promovedor de los recortes (incluyendo los Alemanes).  Ya lo estamos viendo con los escraches; como los políticos y los mercados siguen en sus trece, ciudadanos se están organizando para increpar a los políticos en la calle dado que no hay otra manera de verlos. Estas acciones que espero nunca dejen de ser pacíficas se pueden entender siempre dadas las circumstancias pero abren una senda peligrosa y no es digna de la Europa que yo quiero.

Mi Europa no hace experimentos económicos y sociales con países en crisgermanyis sumiendo a sus ciudadanos en la miseria mientras los culpables están viviendo de las rentas y sin consequencias, menos aún cuando existen otras posibilidades. Mi Europa trata a todos los ciudadanos como iguales y comparte los beneficios para que todos crezcamos porque cuándo uno está muerto no puede usar el dinero del banco. Mi Europa no criminaliza países enteros por percepciones morales (los países del Sur son unos vagos) que parecen el nazismo del siglo XXI (“nosotros somos mejores que ellos”). Ellos promovieron Europa con fervor, nosotros tenemos defectos pero ellos también y además han sacado beneficios, bien que les interesaba tener cuantos más países mejor dentro del chanchullo, lo mínimo es que tengan consequencias por su avaricia y mala planificación. No quiero vivir en una dictadura, ni de una persona ni de un país ni de un sistema económico, yo prefiero ser más pobre y vivir en libertad. Los políticos del Sur de Europa deberían plantarse a esta tiranía. En su defecto yo pido que escojan entre salir del Euro o que paguen la deuda los que la han creado de verdad, los bancos, no los ciudadanos.