Amigo Alemán

Sé que conoces España porque a menudo tú o alguien de tu entorno cercano a venido a Mallorca, Ibiza, Tenerife, Benidorm a pegarse la juerga padre. O puede que lo conozcas porque tus abuelos sean unos de tantos que han comprado casas de jubilación o de veraneo en alguna de las colonias alemanas que habéis ido formando con el paso de los años. Por eso, porque conoces el país, me extraña que no te pares a pensar en el daño que las políticas de tu presidenta están haciendo a ese país que siempre te ha acogido cuando has ido a visitarlo e incluso el daño que te está haciendo a tí mismo sin decírtelo.

Nuestra situación geográfica y nuestro carácter hace que seamos un destino vacacional conocido por sol, playa y fiesta. Somos más que eso pero nuestra carencia de “patriotismo útil” hace que no presumamos de las cosas buenas que tenemos tanto como harían otros países y exacerbemos nuestros defectos en vez de tomar medidas para cambiarlos. No se puede negar que tenemos jetas dentro de la sociedad, pero todas las sociedades los tienen. Estoy seguro que tú también tienes amigos que no trabajan tanto como tú y no por eso merecen morir de hambre porque al fin y al cabo son seres humanos.

Si en tus viajes a España te pararas a hablar con la gente te diríamos que en España la mayoría de la sociedad, trabaja más horas al año que en Alemania por ejemplo, con un apoyo empresarial menor menor porque no se les da formación adicional en técnicas de gestión del tiempo, técnicas para innovar o ser más eficiente. El ambiente laboral deja mucho que desear, con más jefes gritando y exigiendo que promoviendo la colaboración y la comunicación, esenciales para un entorno productivo. Ya en 2008 cuando la crisis aún no había estallado muchos españoles con carrera superior estaban trabajando 10 horas al día por 700 euros al mes, viviendo con sus padres porque el sueldo no llegaba para independizarse. Aquellos que cobraban 3000 eran los banqueros, los políticos, los directivos y cargos altos que demasiado a menudo se fijaban el sueldo a ellos mismos y se dedicaban a tener comidas de empresa más que a trabajar y dar ejemplo de honradez. Si de algo somos culpables es consentir que los jetas de la sociedad se hayan adueñado de los puestos de responsabilidad política y económica. Esto se ha producido porque nunca hemos hecho una transición real a una democracia de oportunidades e igualdad, si no que se ha perpetuado el modelo de la dictadura en el que la oligarquía de la época sigue ostentando los cargos de responsabilidad y viven de los trabajadores como los parásitos de sus huéspedes.

Cuando llegó la crisis se nos dijo que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que para que el país tuviera un futuro sostenible teníamos que parecernos más a Alemania. Había que reducir las prestaciones sociales como el desempleo porque según esta teoría, es un desincentivador para buscar trabajo y que facilitando el despido los empresarios contratarían más gente porque podrían echarlos si no producían lo suficiente. O que no había dinero para que el estado sufragara la sanidad, aunque todos los meses aportamos parte de nuestro sueldo a ella y tenemos uno de los modelos sanitarios más eficientes del mundo. El gobierno también creó los mini jobs, esos trabajos a tiempo parcial que vosotros inventasteis que aunque no sirven para subsistir, sirven para camuflar las estadísticas del paro y ofrecer un trabajo precario a alguien que está desesperado por trabajar y aceptará lo que sea con tal de tener algo que llevarse a la boca o un jubilado al que la pensión a la que ha estado contribuyendo toda su vida no le llega para subsistir.

 

Y una vez que hemos dejado atrás nuestro estado del bienestar que tanto nos costó conseguir, me pregunto ¿de verdad crees que tu Alemania, esa que hemos copiado, es mejor que la Alemania que tenías antes de que Merkel llegara al poder? Te han dicho que habías vivido por encima de tus posibilidades pero quien de verdad cometió los excesos en tu país fueron tus bancos. Mientras tu ahorrabas dinero para poder sobrevivir la crisis de inflación que tenías en los años 90 los bancos empezaron a apostar en el mercado negro tus ahorros, dándoselo a países para obtener beneficios con los intereses, animando a los políticos alemanes a construir el euro y una Europa con cuantos más países mejor (da igual si era conocida su corrupción o no) para que ellos pudieran hacer más negocios de dudosa moralidad. Cuando la crisis económica explotó, tus bancos en vez de pedirte perdón por apostar tu dinero en operaciones de alto riesgo han conseguido convencerte que el culpable eres tú por querer comprarte una casa con el dinero que te ofrecían sin restricciones. Y tus políticos, para proteger a tus bancos, no admitir que deben más dinero que los bancos de esos países categorizados como ineficientes y garantizar que tú no perdías el dinero de tu fondo de pensiones han obligado a los países que recibieron crédito de tus bancos a pedir préstamos para pagar esos créditos en su totalidad aunque eso lleve a la miseria las sociedades del sur de Europa y deje claro que en Europa hay ciudadanos de primera y segunda clase por mucho que la constitución europea diga que todos somos iguales.

Porque los rescates no son más que eso, países pidiendo dinero para poder pagar los créditos que tus bancos les otorgaron con temeridad y que tú no pierdas un sólo céntimo del dinero que arriesgaron sin tu consentimiento. ¿No sería mejor reestructurar la deuda y que los bancos paguen la quita correspondiente de sus beneficios? Tú como yo somos ciudadanos y no tenemos la culpa de sus trapicheos, por lo tanto no tenemos por que pagar la factura. Ellos tienen miles de millones de beneficios al año gracias a que nosotros les dejamos guardar nuestro dinero. Si ellos deciden usar técnicas peligrosas con él deberían sufrir las consecuencias, no conseguir con la connivencia de los políticos que los ciudadanos paguen la factura y en proceso se retroceda 40 años en derechos sociales y estado del bienestar. Además muchos economistas avisan que cuánto más se tarde en reestructurar la deuda mayor será la quita ya que con las políticas de austeridad las deudas no paran de aumentar porque la gente al no tener trabajo y ser el coste de la vida más caro consume menos y eso provoca cada vez más despidos y que la deuda crezca.

A tí también te han recortado derechos sociales y prestaciones. Tu presidenta hasta te anima a dejar de comer carne o vender tus muebles si tienes apuros económicos. Parece que en vez de ser personas se os considera mano de obra que no merece tener una vida digna. La crisis en los países del sur hace que tus exportaciones disminuyan porque no tenemos dinero para comprar y dentro de poco tus empresas empezarán a despedir empleados o bajar vuestros sueldos. Ni siquiera podréis venir a España de fiesta porque ante la falta de comprensión y ayuda del exterior nosotros tenemos que mirar por nuestros intereses y empezar a promover un turismo que nos de más dinero que las fiestas tiradas de precio que os ofrecíamos antes.

¿Crees que está nueva situación social es una manera adecuada de vivir? ¿Crees que una persona que trabaja 45 horas a la semana en un restaurante en Berlín o en Madrid sólo debe cobrar 500 euros y malvivir? ¿ Crees que es ético que haya personas enfermas que no se pueden curar porque no tienen dinero suficiente para pagar los medicamentos que antes eran gratuitos? ¿No debería garantizarse que todo aquel que trabaje pueda pagar un alquiler y comida cada mes?. Si quieres que España siga siendo el sitio donde se te recibe con los brazos abiertos y la fiesta barata nunca acaba y sobre todo entiendes como yo que todos los seres humanos merecen dignidad y que no somos esclavos al servicio de los bancos y las multinacionales pide a tus políticos que los bancos paguen por su comportamiento, que el banco central europeo compre deuda de los paises en crisis a bajo interés y que se devalúe el euro para que podamos exportar más al extranjero. Sólo así conseguiremos acabar con esta crisis y que tú y nosotros podamos tener los derechos que nos merecemos como seres humanos.

 

Anuncios

Funcionarios que no funcionan

España tiene el menor número de funcionarios por habitante de Europa. Este dato que José Carlos Díez menciona en su libro “Hay vida después de la crisis” debe estar presente durante cualquier análisis sobre las administraciones públicas. Si bien es cierto que la cantidad no es el problema, la crisis ha agudizado la percepción de la sociedad de que muchos funcionarios son más un gasto que algo positivo y necesario para un país.

Todos hemos oído a gente decir “yo voy a estudiar una oposición porque así tengo un trabajo para toda la vida y no me tengo que preocupar” o hemos visto a conocidos/amigos/familiares funcionarios hacer demasiados recados personales en sus horas de trabajo, por no decir los que utilizan la ley del mínimo esfuerzo laboral (aunque gente con esta mentalidad existe en todos los sectores, y todos los países). Pero también hay casos de gente que es funcionaria por vocación y/o dan más de lo que reciben, policías, médicos, enfermeras, profesores, y otras profesiones tan necesarias en una sociedad avanzada para garantizar una mínima calidad de vida. A menudo son los que vemos en las ventanillas y nos han dado una mala contestación o el vago que conoce un amigo que trabaja de funcionario raso o de jefe de funcionarios los que dan mala imagen a todo un sector. Pero no se deben menospreciar ciertos problemas estructurales en la organización de los trabajos públicos en España que ayudan a que este sector sea muy mal visto y de menos valor a la sociedad del que debe; modificando unas pequeñas cosas se ganaría mucho en imagen, eficiencia y apreciación de estos trabajadores por parte del conjunto de la sociedad. Para demostrar otra forma de funcionariado pongo de ejemplo mi caso.

Yo soy una funcionaria, al estilo británico; ejerzo en una empresa pública, mi sueldo sale de los impuestos de los londinenses. Sin embargo no he tenido que estudiar ninguna oposición ni encontrar un enchufe mágico; me presenté a una oferta de trabajo laboral, pasé unas cuantas entrevistas y ahora ejerzo un cargo público. El tener este sistema de contratación hace que los trabajadores públicos seamos susceptibles de ser despedidos si no cumplimos nuestras funciones, al igual que pasa en el sector privado, un trabajo público no es un trabajo para toda la vida si no muestras tu valía día a día y tampoco debería serlo en España. Este cambio no debería molestar a los funcionarios honrados, sólo a los que se quieren dedicar a mirar la mesa y esos son los que al fin y al cabo nos sobran. La manera de medir la valía de los empleados es a través de evaluaciones periódicas de rendimiento; cada año se fijan unos objetivos laborales y personales y se evalúa al trabajador en función de esos parámetros previamente acordados. Por lo tanto hay una motivación constante para hacer el trabajo lo mejor posible. Fijar estos objetivos no se entiende como la manera de tener a los funcionarios asustados, ni pedir cosas inalcanzables para tener una excusa para echarles, si no como una manera de concretar lo máximo posible las actividades a realizar y así evitar incertidumbres y dudas por parte de los trabajadores porque si las cosas están claras cada uno se puede concentrar en lo que le toca, nadie puede escurrir el bulto y todo lo que se tiene que hacer se hace. Los objetivos siguen el modelo smart (específico, medible, acordados, realistas, medibles en el tiempo) y su cumplimiento suele estar ligado con un incremento salarial. En el caso de los jefes de área los objetivos están además ligados con el estado de los proyectos de su área, si los proyectos no van como se planeó su sueldo es menor, así que ellos son los primeros en delegar funciones y trabajo a sus subordinados para conseguir los objetivos entre todos; además todo el mundo se preocupa de que las cosas se planeen y ejecuten adecuadamente, a nadie le gusta que su jefe le pregunte por que no tiene más dinerito este año. Con un elemento tan fácil de implementar como sustituir oposiciones por contrataciones e implementar objetivos de productividad ligados al aumento salarial o incluso a la permanencia del puesto se conseguiría que la gente hiciera su trabajo. No querer trabajar es una opción como cualquier otra pero no debería consentirse que por haber pasado un examen o tener un amigo en la administración se le pague con dinero público por tomar cafés de por vida. Dado el enchufismo existente en España para evitar contrataciones a dedo se podrían hacer auditorías aleatorias de las contrataciones y penalizar con despido cualquier irregularidad, en una sociedad con menos caciques sin alcohol esto no haria falta, pero de momento hay que ser realistas. Los puestos que gestionan y cobran dinero público deben ser ejercidos por gente con ganas de trabajar por el bienestar de la sociedad, no para colocar amigos o ir a la compra en horario laboral.

Para motivar más a los funcionarios, las administraciones británicas incluyen formación como un componente de los objetivos anuales para que a la vez que contribuyes a la empresa con tu esfuerzo puedas mejorar tus aptitudes y conocimiento (y tu cv), porque al final volverá a repercutir en la empresa. Cuanto mejor formado estés más podrás aportar en tu vida laboral. Gracias a esta formación continúa los funcionarios están muy conectados con nuevas técnicas y metodologías, y las ponen en práctica para gestionar mejor el dinero público, con lo que se mejora la productividad de su trabajo y la rentabilidad del dinero que gestionan, y todo sin reducir ningún sueldo. No se puede pretender que los funcionarios sean productivos, eficientes e innovadores gestionando dinero público o su tiempo si las únicas herramientas que tienen son los manuales de las oposiciones que estudiaron hace 10, 20 o 30 años y la carrera, aquellos que cursaran una relacionada con las oposiciones. Además está inversión en formación es uno de los atractivos para que personal con experiencia opte por un trabajo público, porque saben que podrán mejorar sus aptitudes más fácilmente que trabajando en el sector privado que dedica menos recursos a formación (aunque en comparación con España ambos sectores dedican mucho más).

Hoy en día se ha avanzado en todos los campos teóricos y prácticos, desde gestión de tu propio tiempo, gestión de equipos, métodos de aprendizaje, nuevos procedimientos médicos por poner algunos ejemplos; sin modernizar a los trabajadores ni ofreciendo incentivos eficaces la gente seguirá tomando más cafés que trabajando, gritando a compañeros en vez de comunicando y malgastando el dinero de todos. Estas medidas deben ser tomadas por el gobierno dado que las administraciones trabajan de forma jerárquica y deben acompañarse de una reestructuración. Muchos políticos o concejales son contratados como funcionarios (véase las diputaciones) y sus funciones salvo uso de coche oficial son bastante dudosas; todo el mundo menos ellos estaríamos de acuerdo en recortar su número. Sin embargo sólo tenemos unos 200 técnicos de calidad persiguiendo el fraude fiscal en un país cuya economía sumergida se estima en 200 000 millones, ahí deberíamos aumentar el número de funcionarios y por supuesto garantizar su independencia del ámbito político. Para éste u otro puesto necesitado de trabajadores (como los juzgados) se podría formar a gente que ya está en nómina pero no hace nada útil para que hagan ese trabajo, si no aceptan despedirlos y contratar a alguien que de verdad quiera trabajar. La reestructuración es necesaria pero debe hacerse pensando en la sociedad, no en privatizaciones o austeridad descerebrada.

La responsabilidad y el éxito de estos cambios está limitada por un cambio cultural. España adolece de dedocracia, ley del mínimo esfuerzo y como no es mi dinero no me duele gastarlo para satisfacer mi ego. Durante demasiados años la gente ha conseguido puestos en la administración a base de enchufe (así los que tienen el control lo mantienen a base de favores), ascendía a base de peloteo, no por méritos y gastaba dinero en lo que le parecía conveniente, no en lo mejor para la sociedad (a menudo por falta de mecanismos de control y seguro que a veces por desconocimiento) . Hay que cambiar la mentalidad del mínimo esfuerzo y el enchufismo. Si la gente no la cambia, los que son testigos de ello y entienden que así no puede funcionar un país avanzado deben denunciarlo para que ese puesto pueda ser ocupado por gente que está sin trabajo. Si no hacemos algo entre ladrones y jetas el país se hundirá en la miseria. Somos más que ellos, sólo tenemos que alzar la voz y avergonzarles por su falta de moralidad.

 

Europa no está sólo para recortar

hipoteca2El hecho de que el Tribunal Europeo haya condenado la ley hipotecaria Española como ilegal es una gran victoria para los ciudadanos y una vergüenza más a sumar a los políticos y el sistema español en su conjunto. De regalo el PSOE  se pone de abanderado de los desahuciados, hay que intentar ganar terreno político como sea, pactando con un acosador, o recriminando al gobierno que hace lo mismo que hicieron ellos. Tienen derecho a rectificar, como dijo Rubalcaba, y me alegro de que lo digan, pero decir que quieren rectificar sin mostrar ninguna regeneración es hablar por hablar. Parece que es más fácil vivir del cuento como político español de congreso en congreso que dimitir y buscarse la vida como hacemos los demás. Si hicieran su trabajo bien no aguantarían más de 4 años (si no miren a Hillary Clinton, con cuatro años dice que necesita un respiro).

Al final en un sistema partidista y decrépito como el nuestro, donde sólo se sigue a Europa para recortar, hoy ha sido la primera vez que muchos españoles notan un beneficio en pertenecer a Europa, porque ha sido ella en vez de su propio gobierno nacional la que ha declarado la necesidad de proteger a la sociedad frente a la injusticia actual de nuestras leyes.

Este es el problema de fondo que tenemos. Europa, concebida para aumentar el libre mercado, ha dado miles de millones a España desde que entramos en la Unión. Sin embargo no hemos podido ver los frutos de esta inversión porque los políticos de nuestro país se dedicaron a despilfarrar o quedarse con ese dinero en vez de invertirlo en lo que Europa había acordado y el país necesitaba. Tanto es así que este mismo mes se ha condenado a España por el fraude de millones de fondos de cohesión en los años 90.  Y no necesito pruebas para pensar que si esto se hizo en el principio de nuestra presencia en Europa, qué no se habrá hecho desde entonces. Todo menos invertirlo en educación e investigación para que ahora, 20 años después los españoles pudieramos tener un país con una industria sólida y un futuro, afectada por una crisis global pero no en coma profundo, con los políticos que nos han robado nuestro futuro durante años apunto de eliminar la respiración asistida a la sociedad.politico

¿Y la culpa de todo esto es de los políticos? No, la culpa es de todos los españoles que hemos consentido que gente claramente incompetente, vaga, sin ideas útiles para la sociedad, sentido del deber civil, ni moralidad ascendiera por el sistema institucional sin ni siquiera quitarle el voto cuando veíamos que no hacían su trabajo. Hemos consentido que el sistema político esté en su mayor parte copado por los getas de cada pueblo, esos que como no querían ganarse la vida en el sector privado deciden ir al público porque les dejamos vivir muy bien dándoles sueldo y sobresueldo corrupto, sin exigirles arreglar ningún problema ni exigir su dimisión por ningún motivo. Hemos sido nosotros los que hemos consentido que un concejal de un pueblo pequeño coloque a toda su familia y amigos, viéndolo como normal porque, ¡cómo no vas a hacer un favor a tus conocidos! (aunque ese favor implique usar dinero público que es para ohartostras cosas, pero como otro concejal me ayudará a mí o alguien de mi familia…) Unos por otros nos roban todos. Recortes si, de políticos, sus gastos, sus asesores y de paso  funcionarios productivos, si no cumples a la calle, como los demás españoles (el que esté en la administración pública para hacer su trabajo no tiene que temer nada, los que viven del cuento son el problema de todos).

Hemos sido nosotros, con nuestra falta de miras e incultura por las posibilidades que un buen sistema político podría darnos los que hemos pensado que había que aguantar esto porque no hay otra cosa. Lo cierto es que somos una panda de paletos. No hay otra cosa porque no hemos querido que la hubiera, eso de pensar y/o hacer algo lleva mucho trabajo, dejémoslo para los intelectuales. Y ahora estamos todos pagando las consequencias en un sistema saturado hasta la saciedad, con más políticos per capita que muchos países del mundo, y lo que es peor, los más inútiles de todos dado que parece que su única tarea es crear puestos de asesores y funcionarios para sus familiares, llevarse nuestro dinero y no arreglar ni un problema, si no crearlos. Esto es así porque los españoles lo consentimos, en otros países no se consiente, vamos que somos tontos y al parecer a mucha honra, ¡viva la roja!.

Está claro que la cultura española a día de hoy no permite confiar en la clase política porque los poderes económicos les tienen bien agarrados y ellos mismos se creen intocables.  Un nuevo partido podría funcionar, pero ¿hasta cuándo?, ¿cuándo se dejarán corromper? Entre unos partidos y otros han conseguido que yo no me fíe de ningún político ni partido. Habrá políticos buenos, pero los getas parecen tantos que se no dejan que los buenos hagan su deber. Por eso creo que es hora de un nuevo orden, en el que los ciudadanos tengamos voz y voto constante. Que los políticos propongan las leyes, que para eso tienen su horario de trabajo mientras yo hago el mío, pero que antes de votarse algo se aseguren de que es lo que la sociedad demanda. Implica más trabajo por parte de todos, sí, pero el que algo quiere algo le cuesta. Cuando hemos dejado nuestro futuro a los políticos ya hemos visto lo que pasa, como no nos metamos en el ajo no cambiará nada.

Yo no estoy de acuerdo en una revolución violenta, quizá porque revolución suena a guerra y yo egoístamente no quiero morir por culpa de esta calaña que nos representa.

Cambiemos nbastauestra forma de pensar, dejemos de pensar que alguien va a venir a resolvernos el problema, que la solución es demasiado complicada o que nosotros no podemos hacer nada. Nosotros nos hemos metido en este marrón con nuestra complacencia, y nosotros deberíamos limpiar España de esta casta política que tanto nos ha quitado y nada nos ha dado.

La sociedad tiene que involucrarse, hacer de perro guardián, es triste pero es así, al menos hasta que los políticos de nuestro país aprendan que su trabajo es servirnos, no robarnos. Firma estas medidas, no son perfectas, nada lo es, pero es un primer paso para conseguir dejarles claro que queremos que se nos oiga cada día, que su sueldo es para trabajar a nuestro servicio y si no están dispuestos a trabajar para nosotros lo tienen fácil, no se metan a políticos.

Ya me educo yo sola

modeloeducativoMi colegio era de monjas, la mayoría de mis profes eran monjillas que la verdad de letras y religión sabían pero de ciencias…. Cuando cambié al Instituto en COU aluciné con el nivel de ciencias de mis compañeros de otros colegios y el que se me iba a exigir a mí de repente, y eso que yo salí de BUP con una media de 8.5.  Como consecuencia siempre he arrastrado una  base muy débil en matemáticas y física, no sé muy bien cómo saqué la carrera de Ingeniería Informática si a día de hoy me cuesta hacer un ratio.

Este un problema fundamental de nuestra enseñanza, que no es independiente de dónde estudias.Yo tuve la suerte de que mis padres podían y quisieron invertir dinero extra para que yo pudiera sacar COU y la carrera pero las posibilidades de educación de una persona no deberían estar basadas en el poder adquisitivo de los padres. Me parece injusto achacar el problema al actual Ministro, si bien los recortes han empeorado esta característica, nuestro sistema educativo siempre ha sido pobre en contenido, variedad y formato. A lo que hay que añadir la falta de autoridad de los profesores y sus carencias en formación para poder educar mejor así como la cultura española ruidosa y de la picaresca que hace imposible aplicar prácticas Finlandesas como dejar la clase sin profesor y que los alumnos estudien porque es su deber.

Contenido. No es lógico que el contenido de los libros de texto tenga que cambiar según el partido que está en el poder. 2 + 2 son 4 hoy y mañana también. Los cambios en las materias sólo consiguen hacer gastar más dinero en material y desmotivar/confundir a los estudiantes. Este debería ser un elemento apolítico y se deberían generar pactos de estado a largo plazo como en Finlandia, que fueran revisados por expertos docentes para asegurarse que las materias impartidas y su contenido siguen siendo válidos. ¿cómo podemos pretender tener ideas innovadoras si no se proporcionan conocimentos estimulantes que abran el camino hacia nuevas posibilidades?

Variedad. Tan importante es dar el contenido adecuado a las materias como la existencia de un abanico de estudianteAburridoposibilidades que permitan satisfacer las necesidades de conocimiento y habilidades de cada individuo.  Muchos países reclaman Ingenieros españoles porque somos versátiles, al no estar tan especializados en una rama particular podemos adaptarnos con facilidad a diferentes situaciones; con este argumento se podría pensar que la falta de variedad es la que nos da esa versatilidad.  Sin embargo no tener opciones hace que mucha gente escoja lo menos malo para ella en vez de aquello en lo que podría explotar su potencial innato. Además está el problema de cómo mostramos las opciones existentes a los estudiantes. Yo no recuerdo ninguna feria universitaria en mi ciudad dónde pudiera ir para informarme. Yo no tuve acceso a ningún consejero que me evaluara y me dijera que podría estudiar en base a mis aptitudes (sé que otras personas en España lo tuvieron). Yo tuve que escoger por mi misma, y como mucha gente acabé una carrera que no me gustó tanto como yo esperaba. Después de dos años trabajando “de lo mío” decidí que tenía bastante y me busqué un Máster de lo que sabía que quería hacer pero no existía en España como carrera o profesión independiente, Gestión de Proyectos y me fuí. Si la gente se pregunta por qué se fugan cerebros… muchos es porque España no nos da la oportunidad de hacer lo que queremos.

educacionFormato.  La mayoría de las clases que he tenido en mi vida han sido el profesor hablando y nosotros tomando apuntes o escuchando. Este modelo asume que todos los estudiantes son teóricos, cuando en realidad ese es uno de los cuatro posibles estilos de aprendizaje. Las clases deberían cubrir estos cuatro estilos para facilitar el aprendizaje de todas las personas y mediante la alternancia potenciar la capacidad de adaptación de los estudiantes. Esto que en España parece impensable es lo que en Reino Unido se aplica con naturalidad, por ejemplo yo lo he vivido en mis cursos de formación como empleado.

Lo que yo reivindico  es un sistema educativo que ayude a potenciar los talentos innatos de cada individuo, sólo así seremos todos eficientes en nuestro trabajo, porque lo disfrutaremos a diario y seremos productivos porque lo haremos con facilidad al ser nuestra vocación. Está claro que todos debemos tener unos mínimos conocimientos de matemáticas, lengua e historia (vamos cultura básica) pero una persona que sea un artista innato no debería tener que sufrir con las integrales porque no llegará a dominarlas de la misma manera que un matemático y está perdiendo la oportunidad de mejorar su potencial artístico que sí puede ser su sustento. Ken Robinson  afirma que “el colegio mata la creatividad” al forzar a todo el mundo a comportese igual y aprender lo mismo, cuando cada persona es diferente. La realidad es que cada persona tiene unas fuerzas y debilidades propias, y como dice Tom Rath en subombilla libro “Buscardor de fuerzas 2.0”, se necesita muchísimo más esfuerzo para mejorar una debilidad que potencial una fortaleza, con el agravante de que por mucho que mejores una debilidad nunca será tan buena como la peor de tus fortalezas. ¿No será mejor que nuestros profesores nos ayuden a averiguar y mejorar nuestros puntos fuertes y las carreras que podemos desempeñar con ellos? Así estaríamos a gusto estudiando porque sería más llevadero, eliminaríamos el fracaso escolar más alto de Europa, un gran deshonor más en nuestra lista, y desarrollaríamos una carrera profesional de éxito y satisfactoria porque tendríamos las cualidades necesarias para hacerlo sin tener que tirarnos horas pensando cómo hacerlo (como pasa cuando un trabajo requiere habilidades que se nos dan mal). Por supuesto también se debe considerar la voluntad y el gusto personal,  tengo la firme convicción de que cuánto más nos guste nuestro trabajo mejor lo haremos. Ningún trabajo es perfecto, pero con este enfoque se llega muy cerca de la perfección.

Yo tuve que buscar mi camino por mí misma, pensando en qué era buena, viendo como usar eso en mi vida profesional e investigando cómo conseguirlo fuera de España (suerte que Internet ya funcionaba). Esto supuso varios años de frustración cuando estudiaba la carrera porque veía que no me iba a gustar trabajar en lo que escogí, frustración cuando trabajaba de ello y un retraso para empezar mi vocación que siempre arrastraré porque necesitaba ahorrar para el Master ( y menos mal que yo ya había aprendido por mi cuenta Inglés), pero no soy la única. La mayoría de la gente no tiene claro qué quiere hacer, ni por dónde empezar.

La crisis actual hace que nos planteemos muchas cosas, ya que lo hacemos busquemos una solución mejor en su conjunto. Sólo un sistema educativo gratuito, independiente del centro y que ayude a los jóvenes a encontrar una vocación logrará crear la base para la innovación que tanto necesitamos y un país con futuro.

Hay recortes que matan

sanidad2Recortar en sanidad es matar. En un país dónde todos teníamos derecho a sanidad gratuita y de calidad (no era perfecta pero seguro que ahora nos entra a todos la nostalgia…) hemos pasado a una situación en la que medicamentos multiplican su coste hasta el punto que pacientes crónicos dejan de tomarlos, enfermos tendrán que mirar su monedero antes de comprar medicinas, comunidades fuerzan a los médicos a dar el medicamento más barato y hacen distribuciones en  masa independientemente del paciente, los hospitales tienen menos personal y menos medios para atender pacientes y directamente se cierran centros dejando millones de ciudadanos sin atención cercana.

La gente no va a dejar de ponerse enferma, de hecho sin los medicamentos adecuados nos pondremos más enfermos, será más difícil tratarnos y aparte de morir esperando al médico en urgencias o por causas que hace unos años serían simples anécdotas, también serán más caros nuestros tratamientos de urgencia porque cuanto más avanzada una enfermedad más díficil es curarla.sanidad4

Ningún padre o madre espera que su bebé nazca con una enfermedad crónica, listo y guapo si, enfermo no. Siempre hay algún geta y algún quejica que acude al médico porque quiere escaquearse del trabajo o es hipocondríaco. También hay casos de personas que se han aprovechado de ancianos para obtener medicamentos a cuenta de la sanidad española y poder mandarlos a otros países. Pero esos casos no pueden nunca justificar recortes en el más fundamental de nuestros derechos, el derecho a vivir dignamente, ni ponerle precio a nuestra vida. Y contra esto es contra lo que van estos recortes, a la posibilidad de que un enfermo pueda tener una vida digna, tanto recuperar la salud o poder convivir con una enfermedad crónica de la mejor manera posible.

Una sociedad que no dedica el dinero suficiente para sus enfermos a mi modo de ver está haciendo crímenes de estado, porque la consequencia de estos recortes es que los ciudadanos mueran antes y en peores circumstancias. Yo recortaría el presupuesto de dietas, coches oficiales, recuperaría el dinero corrupto y defraudado y hasta desmantelaba las diputaciones antes que tener otra muerte por falta de medios (y no me hace falta acudir a los bancos), pero yo no soy política.

Para insultar más la inteligencia de los españoles, porque quitarnos un derecho en nuesanidadstra cara mientras los políticos viven a todo trapo no es bastante, dicen que es más rentable para todos nosotros privatizar la sanidad dado que las empresas son mejores gestoras que la administración pública. Las empresas están en este mundo para ganar dinero y dar beneficio a sus accionistas (muchas veces amigos de los políticos que lo hacen) para lo que bajarán sus costes, subirán el precio del servicio (que repercutirá en los ciudadanos), aumentando así su beneficio y de paso eliminar a los pobres de la faz de la tierra. Si la empresa privada gestiona tan bien a ver cuándo empezamos a gestionar la administración pública a lo privado y a despedir a la gente incompetente como se hace en el sector privado, ese millón de parados más casi lo ibamos a celebrar

.

sanidad1Por si fuera poco, todo este drama ocurre gracias a una Ministra de Sanidad que ha tenido fiestas en su casa pagadas por una trama corrupta. Y me da igual si lo sabía o no: si lo sabía es corrupta y si no lo sabía es que no sabe el precio del dinero y coste de vivir; vamos que no sabe ni gestionar su casa, asi que cómo va a gestionar un ministerio! Y mucho menos tener autoridad moral para recortar en gastos si ella no repara en lujos con la ayuda de las donaciones Gürtel, ó lo suyo se llama privatizar la gestión de eventos familiares…. Pero no pasa nada porque tiene el apoyo del partido y tiene el descaro de decir que va a seguir cumpliendo con sus responsabilidades, querrá decir el mandato del partido porque su responsabilidad como política, proteger al ciudadano, hace mucho que la dejó de lado.

Este es uno de los problemas de fondo de la política española, no se elige al mejor candidato para un ministerio (o ningún puesto de relevancia) si no que se asciende en base a quién es tu amigo, todo muy transparente y muy justo. Un ciudadano para encontrar trabajo tiene que tener título y experiencia laboral (incluso si eres joven, lo cual quiere decir que hay que empezar a ser voluntario en la guardería para poder aspirar a un trabajo al terminar la carrera); también es deseable tener un Máster e idiomas.  Para ser político…. hazte amigo de fulanito y luego sigue las directrices del partido porque mientras eres político te vamos a pagar por no pensar.dedo

¿Cuándo entenderán que la política es un servicio a la sociedad y no un cajero automático? Está claro que viven muy bien como políticos porque si no no se aferrarían de esta manera al poder. Si hicieran su trabajo como deben estarían estresados intentando hacer malabares entre lo que se pide desde Europa y la defensa de los derechos de los ciudadanos. Pero ellos no, ellos siguen con sus dietas, coches oficiales, usando el “Y tu más” para justificar su falta de ética y de vez en cuando dejan escapar lo que de verdad piensan, “Que se jodan”.

¿En qué país que se llame democrático se consiente esto? ¿Acaso somos tontos? Porque desde luego ellos piensan que lo somos, esa es la única explicación para que hagan este expolio y encima digan que hacen su deber. ¿Cuándo nos vamos a unir para reclamar una democracia más social? ¿Cuántas personas más morirán en el proceso? Derechos se pueden recuperar, pero vidas no.

El deber de Rajoy

En el Debate del Estado de la Nación 2013 el Presidente argumenta que no ha cumplido con su programa electoral porque tenía que cumplir con su deber. Y viene a decir que si no hubiera tomado las medidas que implementó estaríamos mucho peor. No sé que es más fragrante, que un político le quite todo el valor ético y moral al programa electoral con el que ganó unas elecciones o el narcisismo que se ha mostrado, orgulloso de lo que se ha hecho aunque empobrecimiento económico y social, como si fuera la única vía.

¿Estamos en un país con crisis o sólo algunos están en un país con crisis?

ricos247442_ricosricosPorque las medidas que se están tomando es como si la crisis sólo fuera para los ciudadanos de clase media y baja y sólo ellos tienen que recortar sus gastos para recuperar el déficit. Si de verdad la deuda es tan acuciante y nuestro país peligra, TODOS tenemos que arrimar  el hombro y contribuir, no se puede tener autoridad moral cuando se recorta el ciudadano y ellos mismos o las grandes empresas no hacen ningún esfuerzo.

Asumiendo el principio de que el primer deber del Presidente fuera reducir la deuda (cosa que me parece discutible), aqui van algunas ideas para hacerlo con las que la sociedad estaría de acuerdo y además le darían al gobierno legitimidad moral para luego recortar en gasto social (aunque lo ideal sería no hacerlo).

Corrupción y fraude fiscal. 

Dotar a la Agencia Tributaria de 100 millones como ha expresado Miguel Angel Revilla  (el día 23F 2013 en La Sexta Noche) daría un retorno de inversión enorme, 107 mil millones sólo en 2012. Tomando medidas conseguiríamos encontrar muchísimo dinero que se podría emplear para reducir el déficit sin impactar negativamente  a la sociedad.  El Gobierno podría reducir el déficit con ese dinero si implementaran lo siguiente:

  • Cambiar las ley para que el fraude fiscal y la corrupción no prescriban
  • Endurecer las penas por corrupción y fraude elevado (por ejemplo sumas de dinero de más de 100 000 €, son un indicio de intencionalidad).
  • Si el dinero objeto de fraude perteneció a las arcas públicas obligar a que se devuelva en su totalidad más una penalización del 60%.

Para salir de la crisis ese dinero parte del dinero recuperado debería invertirse en dar puestos de trabajo a gente en paro. Así la seguridad social recaudará más, el consumo aumentará y el sector privado tendrá más ingresos con lo que podrán contratar personal.

Recortar gastos en la infraestructura política

Tanto que se prodigan en recortar gastos para eduación y sanidad y decir a los ciudadanos que se aprieten el cinturón, las administraciones y los políticos deberían aplicar la misma medida y recortar en las comidas, coches, guardaespaldas y demás dotaciones innecesarias de funcionarios, políticos y cuerpos públicos. Al menos por coherencia y moralidad!

Sector financiero hipotecado

Los políticos deberían atender más a los ciudadanos que a los bancos. Entendiendo que los bancos son parte de la industria y la sociedad (aunque nos pese) se deberían tomar medidas legislativas para regular sus beneficios y los bonus que se están metiendo en el bolsillo mientras suben comisiones, hipotecas e intereses a los ciudadanos. Si acuden al estado para tapar sus deudas, el estado debería negociar con sus beneficios como contra partida, no darselo gratis. Además se debería obligar a los bancos a poner en alquiler social, por ejemplo 50 euros, todas las casas que están en su posesión vacías y que al final se están estropeando; mejor 50 euros de ingreso mensual que nada y asi se arreglaría el drama de los desahuciados. Por no decir que muchos bancos y empresas están teniendo beneficios, sólo que menos que antes, menos beneficios no son pérdidas!

Promocionar el turismo en España como una fuente de ingresos rápida

turismoespaña2012

Cuánto más viajo por el extranjero (y por Reino Unido dónde resido) más me doy cuenta de lo mal que nuestro país está en temas de marketing y promoción. En UK cualquier pueblo enano es famoso por algo y atrae turismo. Con el sol, playa, comida y diversión que hay en nuestro país, esos recursos naturales que tenemos nos harían de oro si estuvieran bien promocionados. Hoy en día con Internet, los costes ya no son excusa.

Pero como dice Gabilondo el deber de Rajoy con Merkel, la Troika y los suyos protegiendo su nivel de vida y su corrupción. Encima de hacernos más pobres no nos tome por tontos Señor Rajoy.