El ébola debería hacerte despertar

¿Qué haría yo si estuviera al mando de un gobierno y quisiera proteger a mi población de una enfermedad contagiosa y potencialmente mortal?

cancelar todos los vuelos a y desde los países con casos declarados

– mandar cantidades ingentes de medicinas y recursos a los países con casos para que controlen la epidemia antes de que salga de sus fronteras

– montado hospitales en África para los extranjeros infectados en vez de transportarlos a sus países de origen para minimizar riesgos, aunque no deja de ser cruel elegir a quién dar tratamiento basándose en la suerte que han tenido de nacer en un país o en otro…

– proporcionado materiales y formación de calidad a todos los empleados del sector sanitario de todos los países para que estén preparados en caso de un brote

Yo no habría trasladado enfermos de ningún país a ningún sitio porque eso aumenta el riesgo exponencialmente, pero de hacerlo habría:

– usado instalaciones sanitarias de calidad con medios suficientes para gestionar esta situación si algún contagiado se despista y aparece dentro de mis fronteras

– y la parte precavida en mi me habría hecho contemplar la posibilidad de aislar a los trabajadores sanitarios que estaban arriesgando su salud haciendo su trabajo, hasta que estuviera claro que no se habían contagiado, porque en una ciudad occidental la propagación de una enfermedad es mucho más rápida y exponencial gracias al transporte público y la movilidad que tenemos (aviones, autobuses…)

Haciendo una rápida reflexión con sentido común se me ocurre que si los gobiernos hubieran querido evitar que el ebola avanzara entre la humanidad habrían tomado estas medidas o similares. Por lo tanto deduzco que ni España, Reino Unido o Estados Unidos estaban o están interesados en controlar el ébola como deberían, o de lo contrario habrían hecho las cosas de forma muy diferente. Al menos los americanos demuestran más sentido común aislando a la enfermera contagiada en higienizando su casa.

Y, ¿por qué los gobiernos que se supone elegimos para protegernos no están haciendo su trabajo? Simplemente porque la pedomocracia que tenemos no sirve a los ciudadanos si no a las corporaciones, entre las cuales se encuentra la industria farmacéutica. Todos sabemos los millones que se gastaron los gobiernos con la gripe aviar y el ridículo que hicieron porque por suerte esa enfermedad no se propagó como esperaban. Ahora han probado una segunda vez con algo más mortal y están esperando que haya suficientes casos y suficientes muertes y que todos estemos en modo pánico gritando ¡queremos la vacuna! antes de sacar la vacuna milagrosa que curará todos tus males pero de la que no sabrás los efectos secundarios que te dará…pero que más da, como no tendrás el ébola da igual que te quedes tonto por el aluminio o el mercurio que te van a meter en vena.

Eso por no mencionar las medidas de seguridad (que también pueden ser llamadas de control de la población) que se pueden llegar a implantar “por el bien de tu seguridad”. Después del 11-s nos tuvimos que acostumbrar a quitarnos los zapatos, eliminar líquidos de más de 100ml del equipaje de mano…ahora que hay una enfermedad mortal rampante los escáneres de temperatura, el control de fronteras, prohibición de reuniones por riesgo de contagio, venta de ropa especial a precios 'especiales'…quien sabe cual será nuestra realidad en unos meses…todo por nuestra salud…ya podían haber pensado en nuestra salud mientras gente seguía yendo y viniendo de zonas infectadas con una enfermedad que tiene un período de incubación de 2 a 21 días más los días que tienes síntomas y que por lo tanto alguien puede contagiarse en un país y dar la vuelta al mundo antes de haber empezado a tener síntomas y contagiar a los demás a cientos de kilómetros de distancia.

Y qué casualidad que los primeros casos en Occidente están apareciendo en otoño, cuando todo el mundo coge catarros y estornuda, moquea por doquier….haciendo que todos seamos dispersores andantes de microbios. Conspiranoica? Puede, pero me gustaría saber por qué no se han tomado medidas a tiempo y aún siguen sin tomarse, sólo Reino Unido a prohibido aviones a esos destinos a desde principios de Octubre.

Cualquier enfermedad se propaga más fácilmente en un cuerpo no un sistema inmune débil. El ébola ya está entre nosotros, no es algo efímero en África, por lo tanto lo mejor que podemos hacer es ser pro activos, dejar de comer alimentos que aumentan el ph de la sangre (un cuerpo ácido es el caldo de cultivo perfecto para las enfermedades) y aumentar la ingesta de verduras y frutas crudas ya que tienen más nutrientes y son más sanos que las harinas y los productos procesados. Al menos nuestro interior estará más fuerte si tiene que combatir la enfermedad.

Yo no soy médico, ni tengo estudios en alimentación, solamente la experiencia personal de haber tenido 4 cirugías en menos de 12 meses debido a una infección que la medicina occidental no sabía como arreglar. Cuando empecé a investigar sobre medicina holistica, homeopatía y medicina ayurvédica (originaria de la India) y cambié mi dieta es cuando empecé a ser una persona de nuevo, pero cada persona es un mundo y es fundamental investigar las posibilidades para encontrar algo que le funcione a cada uno. Cambiar la dieta es gratis y puede ayudarte a sobrevivir cualquier enfermedad, veremos como de gratis es la cura milagrosa para el ébola y a cuanta gente se habrán llevado por delante antes de dársela al ciudadano medio.

Entrar en la evidente inutilidad de los políticos y autoridades españolas para gestionar cualquier tipo de crisis requeriría tantas palabras que nadie leería este post y tardaría días en escribirlo. El prestige fue un desaste natural, ahora estamos hablando de la salud de cada ser humano, porque al perro lo han sacrificado y santas pascuas, todo arreglado. Si esta situación no hace que todos los ciudadanos, independientemente de su afiliación política se unan en contra de la incompetencia y desidia que residen en Moncloa, será que merecemos ser reconocidos en la historia por nuestra estupidez colectiva, dejando que nos traten como ovejas descerebradas demasiado asustadas para reclamar que se respete nuestra vida.

Ya no es una crisis económica, pérdida de derechos laborales, derecho a la sanidad, poder comer o poder tomarte una caña con una buena tapa. Os estáis jugando la vida cada día que dejáis a los incompetentes decidir vuestro futuro, ahora es supervivencia pura y dura. No se sí es miedo a otra guerra civil o si es el sálvese quién pueda pero a día de hoy como la gente residente en España no despierte y consiga un cambio, tenemos ébola para rato.

 

Los españoles avestruces

Va siendo hora de que los evolucionistas consideren una nueva variante de homo sapiens, el español avestruz. Esta especie se caracteriza por ocultar la cabeza cuando las cosas van mal y dar mordiscos a todo el que les cae mal. La técnica de evasión es muy útil porque esperan a que las cosas mejoren viviendo cómodamente en su mundo subterráneo perfecto. La técnica de ataque es esencial para amedrentar a todo aquel que les confronte con la realidad, menos gente te hablará si saben que van a tener marcados unos cuantos dientes como consecuencia de su osadía. En España tenemos ejemplares infiltrados en la política y también en la sociedad.

Las avestruces políticas meten la cabeza en la tierra a la mínima de cambio, están mucho más agusto en su mundo paralelo aunque no haya oxigeno ni sol porque no tienen que enfrentarse a las verdades de la realidad. Esconden su cabeza cuando mienten, ocultan toda información que puede dañar su imagen o refleja ineficacia en su gestión, llegando incluso a cambiar datos o crear nuevos términos. Cobran dietas viviendo en la ciudad donde trabajan porque tienen derecho a ellas y en su mundo subterráneo tener derecho significa hacerlo, los gusanos no saben de decencia. Muerden a todo aquel que discrepa de las medidas que aplican: otros políticos, periodistas, expertos, ciudadanos; sus ataques van desde ignorar comentarios y no contestarlos a criminalizar a sus oponentes con asociaciones que pueda generar miedo a la sociedad, por ejemplo los que apoyan a la plataforma de afectados por la hipoteca son pro-etarras, el aborto tiene algo que ver con ETA, etc. Además usan sus largas patas para echar a correr y poner espacio entre ellos y sus teóricos perseguidores, saltando cualquier valla moral e ideológica por el camino, porque hay que ejercitar las piernas y todo vale mientras se esté en el poder incluso pactar con un acosador. En realidad deberían olvidarse de sus “perseguidores” y perseguir e implementar objetivos ideológicos y morales; así es como se consiguen votos de una forma constructiva, sin buscar excusas para la pérdida de votos y sin acusaciones al contrario para con mentiras ganar a votantes desencantados. El pensamiento evoluciona, las sociedades evolucionan con él y los políticos deberían adaptarse a las situaciones y proponer soluciones, no intentar una y otra vez los mismos métodos e imponer su ideología de los 80 a la sociedad de 2013. Juan Ramón Lucas dice que no se enteran, yo creo que no se quieren enterar, porque así les va muy bien, a final de cuentas la gente les sigue votando así que siguen manteniendo su ritmo de vida sin ninguna consecuencia. El tema es hasta cuando les vamos a dejar que no evolucionen, hasta cuando vamos a votar a avestruces desfasadas, corruptas y sin voluntad o inteligencia para resolver nuestros problemas de hoy. Pongámoslas dónde deben estar, en un museo de ciencia para ser investigadas no en los cargos políticos representándonos.

España también tiene muchas avestruces en la sociedad. Hay auténticos expertos en ocultar problemas, mirar para el otro lado sin pararse a pensar e insultar al contrario como técnica de defensa. No tengo dinero para irme de vacaciones, me pido un crédito porque si el banco me lo ofrece hay que aprovecharlo. Mi empresa no me da suficiente beneficios, despido a unos cuantos y así gano más, los que quedan los exploto para que hagan todo. Alguien lleva una bandera de España, está a favor de la dictadura y de la monarquía (sin pararse a pensar que es la única bandera reconocida internacionalmente y los que estamos fuera a veces queremos mostrar nuestro país aunque seamos republicanos como el que más). Los recortes son injustos pero como no me tocan a mi allá cuidados, ni me molesto en firmar peticiones aunque esté de acuerdo con ellas, total una firma que más da. No tengo ni idea de porque ha llegado la crisis pero yo voto a mi partido y culpo a los demás, investigar y aprender lleva demasiado esfuerzo. Los ciudadanos avestruces también padecen el complejo persecutorio. Se sienten constantemente amenazados por todos los que no piensan como ellos, tanto los de izquierda como los de derecha, se rodean de la gente que piensa igual para no tener que defender sus ideas ni tener que cuestionarlas cuando alguien les presenta otro argumento, que quizá pueda mejorar el suyo,nadie tiene la verdad absoluta. Utilizan el “y tú más” como método de defensa personal o de su ideología, como si un robo de fondos públicos fuera peor que otro dependiendo de quien lo haga.

Hay que dejar las acusaciones, los insultos y el ataque como mejor defensa. Todos somos españoles nos caigamos mejor o peor tenemos el mismo pasaporte y el mismo país que salvar. Tenemos que trabajar juntos para conseguir un país justo para la mayoría. Escuchar todos los argumentos de forma objetiva. Llegar a un compromiso que cubra las necesidades de todos porque mientras discutimos los que están arriba siguen a lo suyo quedándose cada vez con más parte del pastel.

 

Más fieles al partido que a la pareja

Uno de cada dos españoles admite haber sido infiel a su pareja. Sin embargo después de incumplir programas electorales, no tomar medidas productivas contra la crisis, recortar derechos exclusivamente a los ciudadanos, mentir sobre todo lo que no les interesa que sepamos, minimizar los escándalos de corrupción que les afectan a ellos maximizando los del contrario y tener claros incompetentes e imputados en sus listas los españoles seguirían votando a PP, PSOE, IU y UPyD como si nada hubiera pasado teniendo entre todos estos partidos el 79 % de los votos.

Dentro de ese grupo de votantes fieles habrá un elevado porcentaje de clientelismo, familiares y amigos de los que están en el sistema y quieren garantizar que pueden mantener sus chanchullos, lo cual denota el grado de corrupción del sistema español. Pero para nuestra desgracia y la de nuestro país también hay demasiados zombies que ni saben cómo debería funcionar un país en el siglo XXI para ser próspero ni quieren averiguarlo porque prefieren votar al que siempre han votado o al más parecido posible sin ver si es lo mismo. Tanto Gran Petardo en la televisión ha conseguido su propósito, despoblar España de toda vida inteligente que cuestione el sistema establecido y hacer realidad el libro de Aldous Huxley un mundo feliz dónde a la sociedad no le importa nada porque tienen entretenimiento gratis y con eso les basta.

Todos los que abandonaron el instituto para trabajar en la construcción, se compraron un BMW porque mola más que el Ibiza que se podían pagar sin esfuerzos, pidieron un crédito para irse de vacaciones porque yo lo valgo, no se pierden un partido de su equipo pero les cuesta horrores leer un libro ahora dicen que para qué van a votar y culpan de sus penas sólo a los políticos y como mucho a los banqueros porque claro, mirarse al espejo y ver que ellos son parte del problema requiere una coherencia que nunca demostraron en su lista de la compra. Los políticos en España no trabajan para los ciudadanos, pero ese comportamiento lo hemos consentido entre todos año tras año votando a los partidos de siempre sin demandar transparencia, uso eficiente de los fondos públicos y una democracia decente hasta que algo nos va muy mal.

Ahora que el crédito no fluye y hay un paro galopante todos nos hechamos las manos a la cabeza y alguno incluso increpa a los periodistas como comentó Jesús Maraña en Twitter. La mayoría de la prensa no informa como debería porque están financiadas por intereses privados que controlan la línea editorial aunque hay iniciativas para combatir esto; está claro que sería más cómodo si nos lo dieran todo hecho pero en la era de Internet no hay excusa para no informarse siempre y cuando queramos dedicar el tiempo a ello. Ojalá esa España cañí empiece a leer un poquito y ver alguna tertulia de política en vez de marujeo o deportes, igual así se darán cuenta de los motivos de la crisis y de que los estafadores (que por desgracia hay muchos) sólo prosperan cuando la gente se deja. El hecho de que los sueldos deberían estar mejor remunerados no es excusa para pensar que uno merece tener todo simplemente porque quiere, si no una razón para reclamar mayor justicia social y adaptarse a las circunstancias hasta que se consiga.

Es cierto que en algunos casos ha habido auténticas estafas, donde la gente ni siquiera había firmado un contrato de preferentes (siendo las preferentes una estafa en sí mismas); pero el que compró una casa (o la segunda) teniendo que pagar más de la mitad del sueldo en hipoteca igual tenía que haber buscado una más pequeña en vez de hacer caso al banco y aceptar la casa más el préstamo para el coche. Las empresas existen para vender y con la complicidad de los políticos los bancos y cajas han conseguido que nadie les vigile y puedan hacer trapicheos que nos han puesto en peligro a todos haciendo que nosotros paguemos la deuda. Esta injusticia que deberíamos arreglar no exime de responsabilidad individual a los que se excedieron en la lista a los reyes magos y la tarjeta de crédito, si no tienes dinero no lo gastes. Si no estás contento con tu situación el primer paso es entender qué está mal para poder buscar cómo debería estar, asumir la parte de culpa que puedas tener y averiguar cómo cambiarlo, no echar balones fuera porque es más cómodo y luego no votar/votar lo de siempre porque estás enfadado o la política te aburre pero te da miedo que el contrario gane sin pararte a pensar que los dos lados a los que miras son casi lo mismo.

 

Los que no se interesan por la política viven en otro planeta. La política se refleja en todo; todas las sociedades tienen leyes que regulan la convivencia, que dictan el sueldo mínimo a recibir, cuantas ayudas recibe alguien con necesidades e incluso los días festivos al año, igual esto último les motiva más. Da la sensación de que la mayoría del país es un grupo de zombies que incluso en una situación tan dramática como la actual se dedican a ver el fútbol y seguir lo que dice la choni de turno, despotricando un par de minutos al día contra los políticos sin hacer nada más porque leer para entender que está pasando y buscar otro partido al que votar lleva demasiado esfuerzo; mejor tomarse una caña y como mucho quedarse en casa el día de las elecciones a modo de protesta. O votar en blanco, que al final tiene el mismo efecto, dejar que los partidos de siempre sigan en el poder sin cambiar el sistema que tanto les ha beneficiado. Si un 27% de paro no hace a la gente empezar a cuestionarse sus prioridades y empezar a usar el cerebro va a ser que tenemos lo que merecemos una panda de políticos corruptos que usan el escaño para su beneficio en vez del del ciudadano y unos ciudadanos paletos cómplices del sistema y que se contentan con la miseria porque piensan que es lo único que existe o cambiarlo requiere demasiado esfuerzo.

Estoy a favor del compromiso, y entiendo que es practicamente imposible encontrar un partido con el que estar de acuerdo al 100% pero lo mínimo que deberíamos pedirles es que no tuvieran corruptos e ineptos en sus listas, ni nadie siendo investigado hasta que se determine si es inocente. A partir de ahí se debería mirar la ideología porque si se hace al revés se es cómplice de la corrupción al no penalizar a los partidos que la ejercen/protegen y se garantiza que todo siga igual. Si en las próximas elecciones europeas ningún partido con incompetentes e imputados consiguiera votos empezarían a tener más respeto por la sociedad, porque a día de hoy les sale muy barato mentir y manipular; en España como mucho se ha castigado al PSOE pero al no unir el voto en otro partido sino quedarse en casa se ha dado en bandeja el país al que menos hace por el ciudadano. El mejor castigo para los políticos es echarlos del poder no insultarlos en el bar y luego no votar o votarlos igual.

Para qué quiero a los políticos

Una amiga me ha animado a leer la Constitución. Con lo que me gusta la política, el caso es que nunca se me ocurrió leerla, por pereza supongo (mejor ser sincera).

Cuanto más leía más me daba la sensación de que los políticos en su día redactaron un texto que cubría las necesidades básicas del país, sobre todo en las circumstancias del momento. Sin embargo parece que una vez redactado pasó a estar archivado y se olvidaron de muchas de  las cosas que están ahí escritas y que implican la necesidad de un trabajo por su parte para que se cumplan.

Sobre todo me refiero a los artículos que mencionan que el gobierno y las entidades públicas tienen la obligación de garantizar que todos los ciudadanos somos iguales, tenemos derecho a la sanidad, educación, vivienda y trabajo.

Después de muchas décadas de dictadura, sin contacto con el exterior, con unas posibilidades muy limitadas de intercambiar opiniones e ideas con gente de otros países, se puede asumir que lo hicieron lo mejor que supieron.

El dinero de Europa empezó a llegar ya la verdad es que no tengo muy claro a dónde fue porque lo único que se me ocurre a día de hoy es que fue a unas pocas obras de infraestructura, sobrevaloradas, y a muchos bolsillos particulares (pero no precisamente de los ciudadanos).

Luego las negociaciones de cuotas Europeas empezaron, y por algún motivo parece que  perdimos todas porque mientras España prácticamente ya no tiene ni ganadería ni agricultura, viajando en tren por el Reino Unido veo montones de ovejas y vacas, esas mismas que se decía España no podía tener. ¿Qué pasó aquí? Supongo que los negociadores de la época, con poca práctica en reuniones internacionales, se debieron de acongojar y decir que sí a todo. Darnos algo de dinero en mano y os podéis quedar con las cuotas, ya nos apañamos.

Aunque de los políticos se debe esperar más que de un ciudadano normal con el complejo español de inferioridad que se nos caracteriza, herencia de la dictadura y que todos los emigrantes nos hemos tenido que sacudir de encima, voy a ser benévola y alargar esta “excusa de ignorancia”  hasta hace unos 15 años. En el momento en que Internet comenzó a funcionar y cualquier ciudadano fue capaz de aprender cómo funciona el mundo sin moverse de casa, lo mínimo que se puede exigir a los políticos es que se comporten como ciudadanos normales e hicieran lo mismo.

Pero no, por falta de regeneración política (la mayoría de la gente que está en puestos de poder lleva ahí 30 años y piensan y viven a la vieja usanza como si modernizarse fuera cosa de la plebe), y lo que es peor falta de querer mejorar a nivel personal, las cosas siguieron igual.

Los políticos consintieron que el motor económico del país fuera la construcción, probablemente aún sabiendas de que no era sostenible, porque al menos desde otros países digo yo que les dirían algo. ¿Por qué no invertir en I+D, o mejor aún en educación para que las nuevas generaciones tuvieran ideas innovadoras y pudieramos crecer con ellas? O mejorar el turismo pero de una manera eficiente, no con un par de carteles aquí y allá. Na, dejáte que eso es muy complicado, España va bien, vamos a conformarnos con lo que tenemos y no ser muy avaros.  ¡A disfrutar!

Y luego llega lo que muchos economistas venían diciendo, seguro que muchos políticos también al menos por lo bajo. El sistema financiero, que se ha dejado proliferar a sus anchas y se ha dedicado a generar beneficios de forma inmoral colapsa. Todos los gobiernos se echan las manos a la cabeza y claro, les rescatan. Y el rescate en cierto modo lo entiendo, porque nuestros ahorros estaban ahí dentro y puede que los hubiéramos perdido de otro modo. Lo que es incomprensible es que en España no haya consecuencias, que nuestros políticos les del el dinero de gratis, se puedan llevar los bonus, seguir haciendo lo mismo y ni siquiera tengan que dar el dinero de vuelta.

La cosa es que en esta época (2008 en adelante) los políticos ya no pueden usar la excusa del pobre español ignorante. Internet conecta al mundo, es la fuente por excelencia de información, se puede hablar con expertos de todas clases y si se quiere se puede proponer una alternativa a las propuestas que se lanzan desde el poder establecido. Un Presidente del gobierno está para liderar, hacer lo que más le interesa a la ciudadanía. Si lo que se le aconseja desde un sitio va a hacer sufrir a su población, es su deber buscar alternativas, organizar una coalición y persuadir a sus oponentes. No elegimos presidentes del gobierno para hacerse fotos y comer gratis, el trabajo es duro y demandamos que se haga. ¿Cómo pueden dormir tranquilos sabiendo que hay otras opciones en la mesa que ayudarían al ciudadano y no las aplican?

Y así nos vemos ahora, sin ninguna industria porque los políticos no cumplieron su deber y malgastaron todo el dinero con el que se podría haber diseñado un sistema económico sostenible.Y con menos derechos porque los políticos decidieron atacar las órdenes impuestas desde fuera en vez de defender los derechos que la Constitución otorga a los Españoles.

En el día a día la mayoría de nosotros tenemos que ir a reuniones, discutir opciones y llegar a acuerdos. ¿Por qué algo que para nosotros es cotidiano para nuestros políticos es impensable? Nadie dijo que fuera fácil, pero si no lo quieres hacer, no te metas en política o dimite y deja que otra persona lo intente.