Corruptos en ideologías

Crecí escuchado que los del PSOE eran unos ladrones. Nací en 1982 y cuando empece a tomar conciencia de la política y las noticias era la época de Roldán, Filesa, los GAL y la decadencia de Felipe González. Al pasar los años iban saliendo escándalos en alcaldías del PP pero nunca nada comparable. Luego llego la Gürtel y mucha gente de izquierdas lo usa para atacar a la ideología contraria y porque se sienten mejor viendo pruebas de que no sólo el PSOE ha malversado fondos. Muchos ciudadanos han empezado a pensar que todos los políticos son iguales y que no hay nada que hacer, simplemente porque los dos partidos mayoritarios han hecho los mismos estragos al erario público. El víctimismo y derrotismo triunfa mientras los ladrones de traje siguen robando porque no nos ponemos de acuerdo ni para echarlos.

Para más inri no sólo hay ladrones en el PP y PSOE; CIU, el partido Gil, su heredero cachuli, UGT, partidos nacionales a nivel regional como los ERE de Andalucía, alcaldías y tantas organizaciones con acceso a dinero público se dedican a usar el dinero de todos para su propio beneficio, o el de sus allegados que es imposible nombrarlas todas.

Este comportamiento duele más cuando lo hace alguien con el que, en teoría, compartes una ideología política. Cada ideología trata de disculpar sus paños sucios y atacar a los demás por los suyos. Miran a la ropa del otro para no mirar la pila que se les acumula en su lavadora, la hipocresía viene de serie en el ser humano y es muy difícil erradicarla.

Cualquier malversación de fondos públicos es un crimen contra el estado, sea quién sea el que lo comete. Personalmente me duele en el orgullo doblemente y me parece infinitamente más deleznable cuando el que lo ejecuta es alguien con ideas progresistas. O mejor dicho cuando los ladrones que cometen el delito van de progresistas escudándose en una ideología con la que en realidad no tienen nada que ver y que están usando como método de recaudación. De lo contrario una organización para los trabajadores no robaría el dinero de los trabajadores para otros fines. Del mismo modo hay muchas personas conservadoras que condenan los estropicios de organizaciones afines con sus ideas.

Cada uno deberíamos analizar lo que hacen las organizaciones con las que estamos de acuerdo ideológicamente y exigirles limpieza y transparencia en vez de exigir a los demás lo que nosotros no somos capaces de conseguir en nuestro entorno. Quizá eso nos ayude a ver que todas las ideas tienen valor en una sociedad, siempre y cuando respeten los derechos humanos fundamentales y se apliquen en pos del beneficio de la mayoría. Uno de los problemas más serios que hay en el planeta es la falta de tolerancia con las ideas ajenas, a parte de motivos económicos esa es la causa de muchas de las guerras. En España se traduce en la imposibilidad de sentar unas bases para que todos los sectores que están en desacuerdo con la situación actual se unan y consigan hacer el trabajo necesario para cambiar el sistema en el que estamos. Salir un día a la calle a una protesta es un gesto positivo pero no va a resolver el problema. Sin embargo es todo lo que hacen la mayoría y luego se quejan de que no se consigue nada porque ellos pusieron mucho esfuerzo dos horas y quieren una recompensa desproporcionada e inmediata. Preferimos discutir y criticar las ideas de los demás en vez de abrir la mente al compromiso y movernos del sofá.

Hay que dejar atrás las ideas de que este bando es más ladrón que esté otro y echar a todo el que haya robado. Los chorizos están entre nosotros y pueden ponerse una chaqueta azul, una roja o una morada, eso no les hace menos ladrones ni menos peligrosos sólo mejor camuflados. La corrupción está en la personalidad, no en la ideología.

 

Perdiendo derechos y aún discutiendo

“El ser humano es un ser social por naturaleza”. Aristóteles

Nos agrupamos para pasarlo mejor pero también para ayudarnos. La familia es un ejemplo de ello. Normalmente establecemos y mantenemos un lazo con la gente con la que nos hemos criado y en momentos de necesidad nos apoyamos unos a otros, emocional y económicamente. Una sociedad se basa en el mismo principio pero en un grado mayor, en vez de unirse personas como en las familias, se unen las familias para ayudarse unas a otras y que todas puedan vivir mejor. En una sociedad todos los trabajos tienen su importancia, no se puede vivir dignamente si no hay barrenderos que recojan la basura o médicos que nos curen. Y aunque a algunos parece que les cuesta verlo, en una sociedad todas las personas merecen el mismo respeto y las mismas oportunidades, de lo contrario el futuro de las personas estará prederminado por la familia en la que hayas nacido.

Partiendo de estos principios podríamos concluir que ningún gobierno de España desde el 78 ha gobernado para la sociedad, dado que las privatizaciones, recortes sucesivos de derechos laborales y sociales y malversación del dinero de todos se han ido sucediendo casi con total impunidad. El actual partido del gobierno aparte de privatizar y recortar derechos ha ido un paso más allá. A base de decreto ley está dilapidando cualquier oportunidad que una persona vulnerable tenía para prosperar aumentando en 30% la desigualdad social. Asustando a la sociedad con que el coco (la Troika) nos quiere comer (rescatar al país) recorta derechos en vez de reclamar a las empresas y millonarios que pongan su granito de arena, al fin y al cabo nosotros hacemos ricas a esas empresas comprando sus productos y servicios. Todos los ciudadanos perciben estos recortes pero los siguientes sectores merecen mención por las implicaciones de futuro que conllevan.

  • Jóvenes, como dice Lucía Méndez los jóvenes están siendo los más desprotegidos de toda la sociedad, suben las tasas de educación, no se les da trabajo y tienen que recibir ayuda de los padres o abuelos para poder subsistir. Son los cimientos del futuro pero no se les da ninguna oportunidad para tener un trabajo digno (sueldo acorde con sus atribuciones y horario) que permita que se independicen y tengan una familia. En España se requieren título de carrera, master, experiencia (incluso para trabajos de junior lo cual es una paradoja) e idiomas para tener un trabajo de 700 euros. Estudiar cada vez es más caro, sin estudios ¿que tipo de trabajo se podrá conseguir? Que economía puede prosperar con su población viviendo del sector servicios porque no pueden acceder a educación superior ni conseguir un trabajo titulado. Además cuanto más tarda alguien en conseguir un trabajo laboral más tardará en plantearse construir una familia o si quiera consumir y generar demanda. El país envejecerá y sólo tendrá personas con conocimientos escasos que no conseguirán generar una economía de futuro.
  • Dependientes. Por sí vivir con una minusvália no fuera ya de por si difícil para la persona que la padece y a menudo para su entorno cercano, ahora con los recortes en la ley de dependencia personas con discapacidades tienen que escoger entre alimentos o medicinas y situaciones similares que no son dignas de una sociedad civilizada.
  • Inmigrantes. Personas que han dejado su país atrás por un futuro mejor ahora se encuentran que además de estar solos en un país extraño no tienen sanidad si no tienen trabajo, y en un país con más de seis millones de parados el trabajo no es fácil de encontrar.
  • Mujeres, están afectadas por todas las demás medidas porque hay mujeres jóvenes, estudiantes, dependientes, inmigrantes… Pero además se está intentando recortar su capacidad de decisión sobre cuando tener un hij@ (ley del aborto o exclusión de ayudas a la fecundación por orientación sexual) o su capacidad de reclamar justicia y auxilio cuando alguien abusa de ellas.

Hay muchos más sectores sociales, demasiados para un sólo texto. Mientras destrozan el estado del bienestar intentan enfrentarnos con ideología o cosas como: los inmigrantes son una carga y te quitan el trabajo y la sanidad, los jóvenes son unos NINI ni trabajan ni estudian (muchos pensarán para qué sirve estudiar si en las ofertas piden títulos y experiencia y la experiencia no te la dan porque no te contratan) o los que no pagan la hipoteca o los estudios de sus hijos son unos vagos y no merecen ninguna ayuda, aunque sea gente que trabaja pero aún así no les llega el dinero porque tienen un sueldo miserable. Todo para distraer la atención de que en realidad los recortes son para asegurar que las clases sociales no pueden escalar, para hacer que los ricos sean más ricos y menos en número. Incluso se está reinventando el término rico, ahora es una persona que gana 2000 euros tiene una casa que no es un sótano de 20m y puede ir de vacaciones al extranjero. ¿Pero quién tiene el poder de ver el futuro para saber que a él no le despedirán o caerá enfermo y pasará a necesitar ayuda para poder sobrevivir porque con su sueldo no le llega?. Da igual la ideología, recortan servicios a una clase social no a los miembros de un partido político. Como dice Pablo Iglesias esto es una lucha de clases y los de arriba van ganando. Cada vez tenemos más cosas que recuperar, hay que dejar de enfrentarse por una ideología porque da igual tu orientación política, el sueldo te ha bajado, los gastos han subido y cada día pierdes más poder adquisitivo.

 

Y a pensar quién me enseña

Tengo 31 años. Recuerdo hacer los deberes y mi madre decirme: cada vez os enseñan más tarde, esas cuentas las hacia yo con dos años menos de los que tienes ahora. Eso unido a la desgana de educar en casa porque al llegar del trabajo se está cansado explica que tantos chavales y mucha gente de mi generación sean zombies más preocupados por lo que dice la choni de turno que por la situación del país, como si el paro y la crisis no fuera con ellos y no pudieran usar el cerebro si la televisión no se lo manda.

Está claro que necesitamos más gente con capacidad de pensar e innovar, porque si no acabamos con un mejillón como mascota de una vuelta ciclista; estoy a favor de promocionar este producto pero ya puestos a promocionar productos Gallegos yo habría usado un pulpo que tiene manos y pies para usar la bicicleta y buscado otro sitio más apropiado para promocionar el mejillón que seguro que lo hay (seguro que hay mil opciones mejores que la mía pero no me he podido resistir porque lo del mejillón me parece de risa). La innovación no sale del aire, hay que fomentarla enseñando a la gente a pensar por sí misma y a tener ideas desde pequeños. Pero por alguna razón desde hace siglos estamos dejando que una minoría retrógrada controle la educación del país (con sus amigos politicos ayudándoles, los de derecha ejecutando y los de la izquierda no atreviéndose a quitarles sus privilegios) inculcando su pensamiento católico de servilismo en las escuelas, divulgando que la vida es sufrimiento para que nadie ose rebelarse y así traguemos los privilegios de la iglesia, políticos y de paso los mercados (lo cual junto al hecho de que nuestros políticos se benefician del hecho establecido explica porque no se rebelan frente al austericidio).

Este sentimiento de obediencia que hemos tenido en España mientras dejaban el país en la ruina es el pilar fundamental de la religión cristiana católica, diciendo a la población que la salvación estaba asegurada si les hacían caso como planteó Max Weber; gracias a la dictadura consiguieron educar a la generación de nuestros padres para obedecer; el cura, el médico, el banquero, el alcalde esos son los que saben porque están encima de ti, tú a callar y dar el diezmo/votar que no tienes ni idea; conclusión caciques sin alcohol por todos los lados y unos pocos contra el franquismo pero no tantos contra la religión. Como alguno se ha escapado del redil y le ha dado por pensar ahora se dedican a cambiar el programa educativo cada tres años sin ningún fin educativo real; en vez de fomentar que los españoles estén adecuadamente formados para el siglo XXI, cosa que ningún programa ha logrado (aquí algunas ideas que podrían ayudar y deberían implementar junto con otras en un pacto de estado de duración) dejan su huella ideológica y unos jóvenes más incultos cada día, para formar una sociedad cavernícola que no se rebele. Y de paso ayudan a los colegios católicos a costa de los públicos porque ya se sabe que los católicos hicieron mucho por la ciencia y el progreso…a base de quemar pensadores en la hoguera y no querer que la gente leyera.

Yo no tuve que leer libros clásicos ni antes ni durante la universidad. Cuantos más años pasan más rabia me da este hecho que cuando era pequeña veía con buenos ojos, porque poca gente de 14 años quiere leer filósofos voluntariamente. Ahora lo veo como una desventaja porque mi cerebro no está preparado para pensar de la misma manera que otro que haya recibido una educación que fomente el pensamiento libre desde joven en vez del conformismo católico. Y no es que el problema sea ser de ciencias o de letras; pensar se puede fomentar en todos los ámbitos y para todas las ramas educativas para que tengamos filósofos pero también científicos dispuestos a innovar y encontrar nuevas soluciones a los problemas por el hecho de que alguien les dijo que no se conformen con lo existente y les inculque pensar.

Esto no es un problema de ser o no ateo, el quiera rezar y creer que lo haga, yo no me meto en su vida privada (aunque muchos católicos quieran decidir a quien hay que querer o cuándo deben tener un hijo las mujeres y si no estás de acuerdo te dicen que no tienes estudios o eres terrorista, además de que irás al infierno que es una frase que nunca pasa de moda). Nos jugamos la competitividad económica y social del futuro. Si no garantizamos que los españoles estén propiamente educados no podrán trabajar ni en España (porque no sabrán estimular la economía, y viendo lo que han hecho los gobiernos estas últimas décadas parece claro que necesitamos emprendedores que fomenten el empleo) pero tampoco serán capaces de trabajar en el extranjero, nadie va a contratar a un zombie que baila la Macarena y necesita una calculadora para sumar 2+2.

La educación debe ser de calidad y gratuita para todos, con un programa de contenido para ciencias y letras que fomente el pensamiento libre y la innovación además de conocimientos, no basándolo en una ideología de hace tres milenios y falta de medios para usar las nuevas tecnologías que cada día son más esenciales en cualquier mercado laboral avanzado. Fuimos el imperio más grande del mundo, el único en el que el sol nunca se ponía; tuvimos la ciudad referente en pensamiento de la época; un español descubrió las neuronas. Me niego a pensar que una sociedad con esta herencia en las venas no sea capaz de usar las neuronas que descubrió para encontrar la solución a esta situación.

 

Más fieles al partido que a la pareja

Uno de cada dos españoles admite haber sido infiel a su pareja. Sin embargo después de incumplir programas electorales, no tomar medidas productivas contra la crisis, recortar derechos exclusivamente a los ciudadanos, mentir sobre todo lo que no les interesa que sepamos, minimizar los escándalos de corrupción que les afectan a ellos maximizando los del contrario y tener claros incompetentes e imputados en sus listas los españoles seguirían votando a PP, PSOE, IU y UPyD como si nada hubiera pasado teniendo entre todos estos partidos el 79 % de los votos.

Dentro de ese grupo de votantes fieles habrá un elevado porcentaje de clientelismo, familiares y amigos de los que están en el sistema y quieren garantizar que pueden mantener sus chanchullos, lo cual denota el grado de corrupción del sistema español. Pero para nuestra desgracia y la de nuestro país también hay demasiados zombies que ni saben cómo debería funcionar un país en el siglo XXI para ser próspero ni quieren averiguarlo porque prefieren votar al que siempre han votado o al más parecido posible sin ver si es lo mismo. Tanto Gran Petardo en la televisión ha conseguido su propósito, despoblar España de toda vida inteligente que cuestione el sistema establecido y hacer realidad el libro de Aldous Huxley un mundo feliz dónde a la sociedad no le importa nada porque tienen entretenimiento gratis y con eso les basta.

Todos los que abandonaron el instituto para trabajar en la construcción, se compraron un BMW porque mola más que el Ibiza que se podían pagar sin esfuerzos, pidieron un crédito para irse de vacaciones porque yo lo valgo, no se pierden un partido de su equipo pero les cuesta horrores leer un libro ahora dicen que para qué van a votar y culpan de sus penas sólo a los políticos y como mucho a los banqueros porque claro, mirarse al espejo y ver que ellos son parte del problema requiere una coherencia que nunca demostraron en su lista de la compra. Los políticos en España no trabajan para los ciudadanos, pero ese comportamiento lo hemos consentido entre todos año tras año votando a los partidos de siempre sin demandar transparencia, uso eficiente de los fondos públicos y una democracia decente hasta que algo nos va muy mal.

Ahora que el crédito no fluye y hay un paro galopante todos nos hechamos las manos a la cabeza y alguno incluso increpa a los periodistas como comentó Jesús Maraña en Twitter. La mayoría de la prensa no informa como debería porque están financiadas por intereses privados que controlan la línea editorial aunque hay iniciativas para combatir esto; está claro que sería más cómodo si nos lo dieran todo hecho pero en la era de Internet no hay excusa para no informarse siempre y cuando queramos dedicar el tiempo a ello. Ojalá esa España cañí empiece a leer un poquito y ver alguna tertulia de política en vez de marujeo o deportes, igual así se darán cuenta de los motivos de la crisis y de que los estafadores (que por desgracia hay muchos) sólo prosperan cuando la gente se deja. El hecho de que los sueldos deberían estar mejor remunerados no es excusa para pensar que uno merece tener todo simplemente porque quiere, si no una razón para reclamar mayor justicia social y adaptarse a las circunstancias hasta que se consiga.

Es cierto que en algunos casos ha habido auténticas estafas, donde la gente ni siquiera había firmado un contrato de preferentes (siendo las preferentes una estafa en sí mismas); pero el que compró una casa (o la segunda) teniendo que pagar más de la mitad del sueldo en hipoteca igual tenía que haber buscado una más pequeña en vez de hacer caso al banco y aceptar la casa más el préstamo para el coche. Las empresas existen para vender y con la complicidad de los políticos los bancos y cajas han conseguido que nadie les vigile y puedan hacer trapicheos que nos han puesto en peligro a todos haciendo que nosotros paguemos la deuda. Esta injusticia que deberíamos arreglar no exime de responsabilidad individual a los que se excedieron en la lista a los reyes magos y la tarjeta de crédito, si no tienes dinero no lo gastes. Si no estás contento con tu situación el primer paso es entender qué está mal para poder buscar cómo debería estar, asumir la parte de culpa que puedas tener y averiguar cómo cambiarlo, no echar balones fuera porque es más cómodo y luego no votar/votar lo de siempre porque estás enfadado o la política te aburre pero te da miedo que el contrario gane sin pararte a pensar que los dos lados a los que miras son casi lo mismo.

 

Los que no se interesan por la política viven en otro planeta. La política se refleja en todo; todas las sociedades tienen leyes que regulan la convivencia, que dictan el sueldo mínimo a recibir, cuantas ayudas recibe alguien con necesidades e incluso los días festivos al año, igual esto último les motiva más. Da la sensación de que la mayoría del país es un grupo de zombies que incluso en una situación tan dramática como la actual se dedican a ver el fútbol y seguir lo que dice la choni de turno, despotricando un par de minutos al día contra los políticos sin hacer nada más porque leer para entender que está pasando y buscar otro partido al que votar lleva demasiado esfuerzo; mejor tomarse una caña y como mucho quedarse en casa el día de las elecciones a modo de protesta. O votar en blanco, que al final tiene el mismo efecto, dejar que los partidos de siempre sigan en el poder sin cambiar el sistema que tanto les ha beneficiado. Si un 27% de paro no hace a la gente empezar a cuestionarse sus prioridades y empezar a usar el cerebro va a ser que tenemos lo que merecemos una panda de políticos corruptos que usan el escaño para su beneficio en vez del del ciudadano y unos ciudadanos paletos cómplices del sistema y que se contentan con la miseria porque piensan que es lo único que existe o cambiarlo requiere demasiado esfuerzo.

Estoy a favor del compromiso, y entiendo que es practicamente imposible encontrar un partido con el que estar de acuerdo al 100% pero lo mínimo que deberíamos pedirles es que no tuvieran corruptos e ineptos en sus listas, ni nadie siendo investigado hasta que se determine si es inocente. A partir de ahí se debería mirar la ideología porque si se hace al revés se es cómplice de la corrupción al no penalizar a los partidos que la ejercen/protegen y se garantiza que todo siga igual. Si en las próximas elecciones europeas ningún partido con incompetentes e imputados consiguiera votos empezarían a tener más respeto por la sociedad, porque a día de hoy les sale muy barato mentir y manipular; en España como mucho se ha castigado al PSOE pero al no unir el voto en otro partido sino quedarse en casa se ha dado en bandeja el país al que menos hace por el ciudadano. El mejor castigo para los políticos es echarlos del poder no insultarlos en el bar y luego no votar o votarlos igual.

Un compromiso no es una derrota

confrontacionHoy en día parece imposible alcanzar cualquier tipo de compromiso político. Se estila demasiado el “O conmigo o contra mí”. No sé si es por avaricia o egoísmo pero es un grave problema que convierte a la sociedad en un ente disfuncional.

Siempre han existido diferentes opiniones pero nunca había sido tan fácil ignorar a las contrarias. La polarización exacervada de la sociedad ha ocurrido en gran parte por la facilidad que tenemos en la actualidad para informarnos únicamente a través de medios que publican la información como la vemos nosotros y por lo tanto refuerzan nuestras ideas y nuestra visión del mundo. Incluso algunos medios  para conseguir más repercusión utilizan la descalificación del contrario. Yo no entiendo por qué no se puede comentar algo sin caer en el insulto o que te llamen rojo o facha. En las redes sociales pasa algo parecido, nos unimos con los que piensan como nosotros en vez de ver Internet como una manera de dialogar,  aprender y enriquecernos.

Los medios deberían comunicar datos, libres de interpretación para que cada uno tomara sus propcomunicacionesPartiias decisiones y por supuesto siempre manteniendo el respeto y la educación.  Si quieren publicar su opinión, hagánlo en un blog, como hago yo. Para algo tiene el ser humano un cerebro, para pensar y deducir las conclusiones que cree oportunas, acertadas o no porque seamos sinceros, nadie es perfecto y nadie tiene la verdad absoluta. De lo contrario los medios se convierten en símbolos de manipulación, al servicio de los intereses de sus inversores, como se está criticando de los medios españoles en relación a su covertura de Hugo Chávez.

La manipulación de la información resta valor a los hechos o a la utilidad de sus consequencias dado que se transforman en argumentos a favor o en contra de una doctrina, eliminando la posibilidad de que todas las partes puedan aprender de algún aspecto de lo sucedido y utilizarlo para beneficio de toda la sociedad.

Y precisamente esta manera de ver las cosas únicamente como algo positivo o negativo está moviendo a la sociedad hacia la división profunda, potenciada por los medios de comunicación, dónde llegar a un acuerdo en una materia es visto como una debilidad y un fracaso porque en vez de obtener el 100% de lo que se quiere se obtiene un porcentaje menor. Estoy segura de que está división está muy bien vista por los que acumulan el poder, porque mientras discutimos por estas cosas no nos damos cuenta de que nos están manejando como quieren y saqueando todo lo que pueden.

A mi mroboodo de ver en la política cualquier absolutismo o extremismo es negativo. La sociedad es plural y por lo tanto conviven varias ideologías; lo más lógico sería que se gobernara considerando el bienestar y las necesidades de todos, en base a su representación en la sociedad (esto requiere una revisión de la ley de votos en España)  y sin atentar contra los derechos fundamentales de ninguna de las partes (recogidos en la constitución, como Educación, Sanidad, esas cosas en las que se está recortando últimamente porque implica menos esfuerzo que ponerse a buscar otras soluciones).

El partido con mayoría debe proponer leyes de acuerdo a sus convicciones, para eso ha ganado las elecciones,  pero debería estar dispuesto admitir modificaciones u otras propuestas que el resto de la sociedad ofreciera. No se gobierna un país sólo para los ciudadanos que han votado al partido en mayoría, se gobierna para todos, eso sería una auténtica democracia. Además cada persona tiene conocimientos e ideas que pueden ser útiles para resolver los problemas de la sociedad, más aún en la actualidad cuando se está viendo que las políticas aplicadas por influencia externa no están funcionando y se insiste en ellas. Es hora de innovar, consultar expertos, buscar otras salidas, olvidarse de ideologías y llegar a un consenso de medidas que puedan beneficiar a toda la sociedad sin perjudicar únicamente a los ciudadanos.

Actualmente la situación es aún peor porque no es el partido del gobierno el que estámerkel proponiendo las leyes, si no que está poniendo en práctica las que  le dicen entidades externas que a fin de cuentas buscan sus propios intereses, no las de nuestro país ya que nos están hundiendo en el proceso. Todo con la excusa de crear una unión de estados, Europa, que cada vez cuestionamos más ciudadanos.

Nuestra ideología personal debe ser un referente moral pero no debería hacernos perder de vista que todos somos de la misma especie, con las mismas necesidades y que por desgracia estamos viviendo un momento social y político en el que todos nuestros derechos se ven recortados mientras se nos exigen más obligaciones. Debemos unirnos, poner el compromiso por nuestros derechos por encima de nuestra ideología, dejar de pensar que sólo debes apoyar algo cuando estás de acuerdo al 100%, si te gusta en principio y no infringe tus derechos ni los de los demás ¿por qué no apoyarlo?. Tenemos que reclamar una democracia más social y dejar claro que no somos vacas a las que se puede ordeñar hasta la extenuación sin que se enteren y se escapen del establo.

cow2