La prima de riesgo es Matrix

Tal y como yo entiendo la prima de riesgo es la medida que tienen los mercados de evaluar la confianza en un país. Cuanto más alta más intereses tenemos que pagar por el dinero que nos prestan. En los meses en los que se rumoreaba que España sería rescatada como Grecia nuestra prima de riesgo se disparó y todo el mundo corría como gallinas sin cabeza. El gobierno aplicó recorte tras recorte y la prima va bajando, dicen que porque al aplicar los recortes ahorramos dinero y los mercados confían en que podremos pagar nuestras deudas billonarias al ahorrar unos miles de millones de euros. No estoy a favor de los recortes pero quiero reflejar la paradoja que me produce la suposición de que alguien será capaz de pagar una deuda que ahora es el 90% de sus producto nacional bruto (con predicciones de que será más del 100% en unos meses) recortando servicios esenciales que en ningún caso cuestan ni la mitad de lo que ya se debe. Todo esto teniendo simultáneamente cada vez menos ingresos porque hay más paro y por lo tanto menos gente cotizando y gastando. Si de verdad quieren bajar la deuda habría que pedir dinero a los que lo tienen (multinacionales, bancos, etc) no hacer más miserables a los currantes que sustentan el país con su esfuerzo. Por eso pienso que la prima de riesgo es la manera de controlar a la sociedad y a cualquier gobierno que intente llevar la contraria a la ideología neoliberal. Es la voz del jefe de arriba, neoliberal y dueño de empresas billonarias.

Cuando la prima de riesgo sube los gobiernos escuchan “oye que me estás ignorando, recorta derechos a los tuyos“. No porque eso saque a tu país de la crisis sino porque nosotros, tus jefes los mercados, queremos más dinero en nuestro bolsillo. Queremos despido libre, no queremos que los trabajadores puedan faltar al trabajo si están enfermos, queremos ganar dinero con nuestras empresas sanitarias y las escuelas; nos hemos cansado de que los trabajadores tengan derechos, queremos volver a la Edad Media, queremos esclavos incultos que no protesten y ser los únicos con dinero. Algunos gobiernos están felices haciendo caso a su jefe porque son unos pelotas. A Zapatero y Rajoy cambiaron la constitución para dejar bien claro que eran los primeros de la clase y que harían todo lo que se les pida. Otros alumnos como Islandia no lo tienen tan claro. Se rebelan, se niegan a pagar la deuda sin una quita a ambas partes y aunque se les amenaza con la marginación y odio eterno (osea la bancarrota del país y la imposibilidad de acceder a financiación internacional cosa que complica las posibilidades de que un país pueda obtener dinero para los gastos) ellos se plantan. Poco a poco reestructuran lo que deben, empiezan a pagar, modernizan su economía y tres años después empezaron a crecer y salir de la crisis. ¿Quien es el alumno más inteligente? El pelota que hace todo lo que quiere el jefe y el jefe le califica como listo aunque lleva cinco años de crisis, siendo cada año peor que el anterior? ¿O el que se rebela, ignora las amenazas, mira por los intereses de sus ciudadanos en vez de los de sus jefes empieza a salir de la crisis y es tratado como un loco e ignorado por los medios no vaya a ser que otros quieran seguir su ejemplo?

Por su parte cada vez que sube la prima de riesgo la sociedad ha sido amaestrada para escuchar “que viene el lobo, que viene el lobo”. Periodistas, economistas y políticos con interés en mantener el sistema establecido se dedican a infundir miedo a los ciudadanos cada vez que sube la prima de riesgo. Argumentan que la subida implica falta de confianza en el país y una subida en los interés que tendremos que pagar. Han convencido a la sociedad que cuando la prima sube tenemos que hacer lo que se nos dice, porque si no el país se va a la ruina. Lo que no dicen es que al hacerlo condenan a la ruina a los ciudadanos a nivel individual porque pierden sus derechos y la imposibilidad de tener una vida digna si no son millonarios.

Y luego están las paradojas de qué hace subir el valor de nuestra amiga la prima que son las que me hacen pensar que esto es algo como matrix, diseñado para controlar a los países y que en vez de pilas se nos asocia con carteras de dinero. José Carlos Díez, un economista de prestigio cuenta en su libro Hay vida después de la crisis, que los escándalos de corrupción afectan a la prima de riesgo así como la inestabilidad política, social y económica. Cuando hay incertidumbre en un país los inversores normalmente deciden poner su dinero en otro. Curiosamente el día que El Mundo publicó la entrevista de Pedro J a Bárcenas, implicando al partido en el gobierno en un caso de financiación ilegal y al presidente en supuestos pagos en dinero negro, la prima de riesgo se quedó como estaba. Con toda la inestabilidad que hay en España nuestra prima de riesgo debería estar no entorno a los 300 sino 3000.

¿Cómo puede ser posible? Quizá a los jefes de arriba les da igual la corrupción o el estado del país siempre y cuando los gobernantes del lugar en cuestión estén dispuestos a hacer lo que ellos digan. Mejor un gobierno corrupto que obedezca que uno limpio y rebelde. Si hubiera elecciones hay una posibilidad, aunque sea remota, de que los partidos amigos de los mercados (PPSOE) no consigan los votos suficientes para gobernar y eso no interesa a los jefes. Pero una sucesión controlada, como la de Monti en Italia son todo ventajas. Se lava la cara del sistema, se aparenta que se es democrático y se pone a alguien que seguirá la misma senda haciendo recortes en contra de sus ciudadanos, evitando así la reestructuración de la deuda que haría que los jefes perdieran parte del dinero con el que han estado jugando al bingo a nuestra costa todos estos años. Sin duda a los mercados y Europa les gusta más esta idea, quizá por eso un diario alemán ha dedicado un reportaje a la vicepresidenta del gobierno, para ir preparando el terreno de la sucesión a dedo.

Aunque cada vez hay más voces pidiendo la reestructuración de la deuda y la devaluación del euro los gobiernos de los paises bajo la austeridad siguen escuchando a la Troika, Europa, etc. y recortando sin parar. No contemplan otra posibilidad, hacer lo que hizo Islandia, plantarse y negociar un trato que le venga bien a la sociedad, y si hiciera falta salir de Europa, mejor pobres que esclavos totalmente arruinados. Mientras tanto cada vez que suba la prima de riesgo seguiré viendo la escena de Matrix dónde Neo tiene que escoger entre la pastilla roja y la azul, pensando cuando se decidirá la sociedad a despertar.

 

Proyecto Salir de la crisis

Una de las primeras cosas que me enseñaron para ser jefe de proyecto es a analizar la situación en su conjunto y establecer las prioridades del proyecto para poder asignar recursos adecuadamente y cumplir los objetivos. La crisis es una situación económica pero cómo solucionarla puede ser visto como un proyecto; como tal se puede hacer un plan de gestión que contemple las actividades a realizar, las prioridades y los recursos. Actividades necesarias crear empleo, garantizar que el país tiene recursos laborales mediante formación, sanidad (un enfermo no puede trabajar) y bienestar social mientras se encuentra trabajo, y aumentar los ingresos del estado.

Prioridades. Lo primero para poder ejecutar cualquier proyecto es garantizar los recursos que son dinero y mano de obra. Aún estando en crisis podemos encontrar miles de millones en nuestra economía independientemente de Europa y asignarlos a este proyecto (cancelar beneficios a la Iglesia 10 mil millones, legalizar prostitución 19 mil millones, eliminación de duplicidades, instituciones públicas inútiles, asesores, reducir los concejales, senadores y diputados y otros gastos superfluos seguro que más de 100 mil millones). Una vez obtenidos fondos para el proyecto pasamos a la mano de obra, que debe estar sana y formada por lo tanto primero debemos invertir en sanidad para que la gente pueda trabajar si su cuerpo lo permite y apoyemos a los más desfavorecidos de la sociedad (con lo que también crearemos trabajo para enfermeras, cuidadores y médicos). La formación se puede hacer en paralelo de dos maneras: cursos de formación específicos aconsejables para conocimientos que se pueden adquirir rápido por ejemplo montar placas solares o tareas administrativas y subvencionar programas de graduados o similar muy comunes en el extranjero donde gente con determinadas aptitudes y experiencia es contratada para proporcionar su conocimiento a la vez que se le forma en los temas específicos de ese puesto; lo que en España sería un becario con un sueldo digno y funciones productivas sin exigir un título que lleva tiempo sacar y así podemos reciclar a españoles en todas las industrias. Para ejecutar estas dos actividades podríamos usar la mitad del dinero que asignamos a la Iglesia, 5000 millones (mitad y mitad) con esto recuperamos las privatizaciones de servicios sanitarios, generamos empleo en sanidad, garantizamos que los españoles no se mueran por estar enfermos y damos formación para reciclar trabajadores.

Ahora que tenemos recursos y fondos esenciales para un proyecto, vamos con la prioridad fundamental de nuestro país, el paro como bien dice José Carlos Díez. Porque para mayor desgracia no tenemos 6.2 millones, sino más de siete millones, porque muchos ni siquiera están buscando trabajo activamente. Hay que facilitar la contratación de nuestros recursos sanos y formados en puestos beneficiosos para la sociedad, no abaratar el despido. El ladrillo además de no ser una industria competitiva está muerto, el estado debe promover de una vez una economía con futuro: como dice Miguel Angel Revilla invirtamos en energías renovables, en las que España ya tiene empresas pioneras además de los recursos naturales para implementarla (lo cual no sólo generará trabajo y posibilidades de exportación si no también reducirá nuestros gastos en la compra de petróleo). Por lo tanto se deben subvencionar empresas de esta industria para que contraten personal y puedan crecer convertiéndose en el pilar de nuestra economía porque siendo realistas hoy por hoy no tenemos ninguno. A la vez se puede reducir el paro proporcionando ayudas a emprendedores, créditos a pequeñas empresas y autónomos, ayudas para la exportación y contratación pública en sectores básicos como educación, sanidad y seguridad todos esenciales para preservar la sociedad. A esto podemos asignar el dinero de la prostitución y el resto de los fondos de la Iglesia,menos el 5% que se debe mantener para la caridad, un total de unos 22000 millones. No he hecho las cuentas en detalle pero con esto generamos millones de trabajos ¿o no?

Los ingresos derivados de la reestructuración política (gastos de politicos y funcionarios de cuerpos inservibles) se deben invertir en más ayudas a la contratación y formación (incluyendo a los funcionarios que se hayan despedido en esa reforma) y así reducir el paro todo lo posible, con tanto dinero sería complicado tener más de un millón de parados. Demos un 75% de esos ingresos a esa causa y el resto a ayudas a la pobreza para que todo el mundo tenga una vida digna y pueda pagar su renta y necesidades básicas, garantizando sobreviven hasta que encuentren trabajo, porque incluso cuando se empieza a crear empleo todo el mundo no lo va a encontrar el primer día y hay que apoyarles hasta que lo encuentran con lo que también aumentamos la demanda interna y mejoramos la economía.

Una vez que estamos reduciendo el paro y aumentando los ingresos del estado se pasa a recuperar el sistema sanitario universal de calidad, recuperar los derechos laborales que se han perdido para asegurar que las nuevas contrataciones son estables, reestructurar el sistema de educación siguiendo el modelo Finlandés para asegurar innovación en el futuro a la vez que cancelamos los recortes. Incluso podríamos ser generosos y destinar una décima parte de esos nuevos ingresos a saldar la deuda de forma progresiva negociando a la vez las relaciones entre las instituciones y los bancos para que ellos, que fueron los que se endeudaron, pagaran la mayor parte de las consecuencias de su comportamiento y a la vez se garantizaran los depósitos de todos los ciudadanos. Una vez que tenemos todo cubierto con la economía generando trabajo y sin gente enfermando por falta de medicinas o comida pasamos a reestructurar el sistema institucional y legislativo, revisando el código penal para que los corruptos vayan a la cárcel y devuelvan el dinero, el sistema judicial para que la justicia no tarde 10 años en resolver un caso, el sistema de contratación de la administración pública para evitar la dedocracia garantizando la gestión eficiente del dinero público y otras mejoras estructurales que hagan a la sociedad más eficiente y trasparente.

Este plan se basa en dos principios: el paro como clave para salir de la crisis y la necesidad de encontrar una solución a nivel nacional dado que Europa sigue empeñada en políticas de austeridad (sin ni siquiera subir los impuestos a nadie) que no hacen otra cosa que ahogar a la sociedad con recortes y subidas de impuestos mientras el dinero cambia de bolsillo hacia los grandes empresarios. En el caso de que nuestros políticos se dignaran a hacer su trabajo y negociar soluciones con los demás estados miembros se añadiría a este plan la reestructuración de la deuda para que ambas partes asuman las consecuencias de su comportamiento (osea que los bancos franceses y alemanes asuman parte de su culpa) y la devaluación del euro para poder aumentar las exportaciones y aumentar más los ingresos. Pero teniendo claro que incluso en esa situación España necesita invertir en una nueva industria porque no tenemos ningún motor económico y un país europeo no debe malvivir del sol y los turistas cerveceros. Recortar gasto social poniendo a los débiles en peligro y esperar a que los país de alrededor remonten para que vendamos algo y malvivamos con exportaciones y algo de turismo no es un plan económico para un futuro digno.

Ahora más que nunca hay que analizar las cosas en conjunto y hacer un plan de acción ordenado teniendo claras las prioridades. Alguien con un deseo muy fuerte de implementar la tercera república puede estar tentado a enfocar todo su esfuerzo a ese fin debido a los escándalos de corrupción que están saliendo a la luz sobre Urgangarin y el propio Rey. La Monarquía es un gasto, pero con los 570 millones de euros que nos cuesta no íbamos a arreglar la crisis. ¿Es algo que se debe hacer? Personalmente estoy de acuerdo, aunque creo que se debe hacer un referéndum y preguntar que quiere toda la sociedad; pero eso se puede hacer una vez que hayamos reducido el paro porque si la gente no tiene trabajo no puede comer y al que se muere de hambre le va a dar igual tener un rey que un presidente de la república. En la actualidad hay tantas cosas que nos indignan y nos frustran que es fácil centrarnos en la que más nos ofende y priorizarla pero eso sólo ayuda a dividir a la sociedad y que los que están en el poder puedan seguir a lo suyo mientras nosotros discutimos si Bárcenas es más corrupto que Pujol o que Griñán o que el Rey. Demandemos que la sociedad sea escuchada en política implementando la Democracia 2.0 para poner en marcha este plan desde dentro, forzando a los políticos a que nos escuchen en vez de a los bancos y mercados. Yo ya estoy harta de esperar a que un partido decente aparezca en España, tener que fiarme de que van a cumplir su palabra y tener que esperar cuatro años para mostrar mi descontento; quiero que me escuchen y me hagan caso cada día.

 

Sí hay dinero, ¿nos vamos a resignar como ellos?

la foto(2)Por una vez estoy de acuerdo con Rajoy. Me parece bien que nuestro presidente diga que no quieren engañar a los ciudadanos, ya iba siendo hora que asumieran la realidad con todas las veces que Montoro, de Guindos y Cospedal han dicho que la crisis se acababa en 2013. Quiero pensar que cuando lo decían lo creían de verdad, porque la otra opción (que nos mintieran para quedar bien) aunque sea la más probable, no resulta nada productiva. Menos de una semana después de revisar sus previsiones, como la gente se asusta vuelven al discurso anterior, queda claro que no saben ni explicar las cosas ni pensar cómo arreglarlas; lo que hacen es resignarse, lo que hay 27% de parados, va a seguir su subiendo y no hemos propuesto ningún plan para cambiarlo, os lo decimos para que os preparéis porque más no podemos hacer.

Si ellos no quieren buscar soluciones tendremos que buscar otros políticos que quieran molestarse en pensar y actuar para el ciudadano en vez de cobrar y obedecer a los de fuera. Como dice Francisco Marhuenda a menudo en sus intervenciones televisivas, en Europa las están pasando canutas, Chipre y Eslovenia medio rescatadas junto con Grecia, Irlanda y Portugal, Francia entrando en recesión, Alemania entrando en la crisis (como los que le compraban ahora no tienen dinero… ¿Me pregunto si se darían cuenta de eso cuando se pusieron a maquinar el plan de austeridad?). Pero que Europa esté en crisis no impide hacer propuestas y presentar un plan a los ciudadanos en vez de hacer de paleto español a lo Alfredo Landa, a verlas venir y hacer lo que digan desde fuera porque yo soy un pobritín y no puedo arreglar nada. Necesitamos estimular la economía para generar trabajo, Europa no quiere darnos dinero, pero hay maneras de conseguir dinero sin depender de Europa, sólo hay que querer.

Según la asociación Europa Laica cada año entre donaciones y lo que le perdonamos la Iglesia Católica recibe una cuantía equivalente al 1% de nuestro PIB, unos 10,000 millones de euros y aún así no tienen bastante porque en algunas zonas piden a la gente 30 euros para mantener la iglesia del pueblo. Que vendan obras de arte/propiedades para financiarse. Quien quiera rezar es muy libre de hacerlo pero ninguna religión debería estar subvencionada por el estado y mucho menos en un país en crisis económica. La cantidad correspondiente a caridad habría que mantenerla pero dándosela directamente a las organizaciones que ayudan a la gente necesitada, quitando al intermediario seguro que les llega más dinero.

Regular la prostitución. Esto puede disgustar a mucha gente pero yo sólo le veo ventajas. Cada día este negocio al menos genera 50 millones de euros, 18,000 al año. Legalizar esta actividad permitiría a la hacienda pública recaudar dinero a través de impuestos y cotizaciones a la seguridad social y de paso terminar la explotación de mujeres para que sólo se dediquen a ello voluntariamente, puedan percibir una pensión y tener protección legal frente abusos de clientes.MarcaEspaña

Abolición de la Monarquía y reducción al mínimo del gasto en diplomacia. Las cuentas de los Borbones nunca han estado claras, sólo podemos saber que al año les damos como mínimo 8 millones de euros que se reparten en sueldos a los miembros de la familia. A eso hay que sumar los gastos que nos generan en transporte (pagado por el Ministerio de Exteriores), seguridad (pagado por el Ministerio de Interior) y mantenimiento de instalaciones. Hay estimaciones de 500 millones de euros al año; a esto sumamos gastos superfluos de la diplomacia que investigó el programa Salvados dejando claro que la mentalidad española confunde imagen con opulencia. En el exterior la mala imagen se da cuando un país gasta millones en una residencia de lujo o en tener embajadas en Palacios que cuestan 500,000 euros de mantenimiento (a saber lo que cuestan de renta si no son de nuestra propiedad) mientras tiene el 27% de paro. Solución a la danesa, millón de euros por embajada; integrar servicios (economía, turismo, exteriores esas funciones pueden ser compartidas por el mismo personal y por supuesto utilizar la misma oficina), eliminar representantes autonómicos formando a los trabajadores de la embajada en los conocimientos de todas las autonomías para que puedan hacer esas funciones, poner objetivos a las embajadas para motivar la efectividad permitiendo cobrar por servicios a los empresarios y así ayudar a cubrir gastos. Algo me dice que nos ahorraríamos miles de millones de euros.

Recortar gasto político. Estamos en medio de una crisis galopante, donde la mayoria de los ciudadanos han visto su sueldo recortado. Por coherencia y decencia ningún político debería cobrar menos ni más del doble del sueldo mínimo (y con esto incluyo a alcaldes que parece que sólo se recorta a nivel local, cuando a menudo son los que más hacen por los ciudadanos); estoy tentada a quitarles el sueldo pero como quiero fomentar el consumo me voy a contener y así de paso no se pueden hacer las víctimas, si el sueldo no les da para la renta, que se muden como todo ciudadano o que suban el sueldo mínimo y se beneficie toda la sociedad. Abolición de sobresueldos (se recibe un ingreso único mensual), asesores, coches, vuelos de primera clase, dietas para diputados residentes en la localidad dónde trabajan, comidas de encargo, limitación de facturas de teléfono a 100 euros al mes (y ya me parece mucho porque yo no lo he gastado en mi vida, que usen whatsapp y Skype que para algo está). Es imposible saber cuánto dinero se ahorraría pero mucho me temo que llegaríamos a miles de millones de euros sobre todo considerando que Miguel Carmona cree que sólo en el ayuntamiento de Madrid se podrían recuperar 100 millones de euros al año y en un municipio como Torrelodones con recortes coherentes se están ahorrando más de 800,000 €.

Recortar en gasto gubernamental eliminando entidades públicas superfluas. De nuevo imposible saber cuánto se nos escapa por este agujero, miles de millones seguro. De nuevo hago referencia al programa Salvados que ha investigado este tema.

El dinero que recaudemos con estas medidas se debe repartir entre:

  • sanidad, de forma urgente garantizar que nadie se tenga que morir porque no pueda pagar medicinas/operaciones imprescindibles
  • ayudar a la gente que está en paro con subsidios para que puedan pagar la casa y cursos de formación para que puedan acceder a otro trabajo en el caso de que sean parados de la construcción
  • invertir en energías renovables que es la industria del futuro y donde ya tenemos empresas funcionando, subencionando empresas para que puedan desarrollar y patentar tecnología exportable, generar empleo y formar trabajadores cualificados con cursos y programas de graduados en los que se contrate gente con aptitudes y mediante trabajo remunerado se vayan adquiriendo conocimientos técnicos mientras contribuyen a la empresa
  • invertir en autónomos y pequeñas empresas para que tengan crédito
  • invertir en turismo, por ejemplo bajando las tasas de los aeropuertos para que venga más gente
  • invertir en exportación para aumentar las ventas en el exterior, ayudas a emprendedores que quieran exportar y mejorar la calidad de nuestro marketing haciendo uso de las nuevas tecnologías que a veces pienso que vivimos en la edad media en comparación con otros países.

Todas estas acciones se pueden poner en marcha en un mes y sin necesidad de ser aprobado por ningún agente externo. Si hiciéramos esto dos o tres años iríamos bajando el paro y generando más ingresos/consumo. Poco a poco podríamos a la vez que fomentamos el trabajo recuperar los derechos laborales y el dinero que se ha recortado en sanidad y educación. Además en paralelo y con vistas al futuro debemos aplicar otras medidas que necesitan mayor análisis y consenso para convertir España en un país eficiente sin corrupción: evaluar la gestión de los bancos para regularlos y que den crédito a las empresas, analizar la gestión pública para garantizar que el dinero de los impuestos se utiliza adecuadamente (tanto el sistema de funcionarios como la elección/gestión de proyectos públicos), regeneración del sistema institucional y perseguir los delitos fiscales y la corrupción (108 mil millones en dinero corrupto sólo en 2011).

Señores políticos no digan que no hay dinero, porque a la vista está que lo hay y además sin recortar en derechos sociales. Tampoco digan que si Europa no les deja no pueden hacer nada porque todo lo mencionado anteriormente reside en la soberanía nacional. Si ustedes no lo quieren hacer habrá que reclamarlo introduciendo a la sociedad en el sistema para que responda a los ciudadanos en vez de a los mercados y a una panda de vagos; yo me niego a ver como nuestro país se va al garete por culpa de unos incompetentes.

130321.matrix.democracia.ilusion

Vendiendo la marca España

Los que vivimos fuera de España no podemos hacer muchas cosas para ayudar al país económicamente. Es bastante frustrante leer en la distancia como el país se va al garete destrozando la calidad de vida de toda la gente que hemos dejado detrás y de paso eliminando cualquier opción para que los que estamos fuera pudiéramos volver con condiciones dignas. Incluso cuando se ha emigrado voluntariamente como es mi caso, el dia a dia es más difícil que cualquier día de trabajo en España.

Para empezar tus amigos y familiares están lejos y no puedes recibir su apoyo como lo harías en España. Te pasas el día en otra cultura, con un sentido de humor diferente, gente con un carácter y valores en el que no te reconoces y la comida es distinta. Cada vez más mencionan los escándalos y la crisis cuando descubren tu procedencia en vez de las cosas positivas de nuestro pais. Además todos los países se están volviendo en contra de los inmigrantes y nos miran a todos por debajo del hombro ayudando a que nos sintamos doblemente marginados, estamos fuera solos y encima no nos aprecian donde estamos porque piensan que deberíamos arreglar nuestros problemas en vez de irnos. En lugares con una gran cantidad de españoles también entran en juego los prejuicios; cuando notan que soy española automáticamente asumen que trabajo de nanny o de camarera y se quedan boquiabiertos cuando digo que soy jefe de proyecto y trabajo en una empresa pública. Pero esto es lo que hay y por desgracia nuestro apoyo a la marca España se reduce a hacer nuestro trabajo lo mejor que podamos para compensar la lamentable imagen que dan los políticos de nuestro país con su ineptitud, sus frases fuera de tono y sus trampas en las estadísticas intentando engañar a organismos internacionales. Nosotros tenemos que dar explicaciones razonables y pausadas cuando el listo de turno hace burla de nuestro país por la corrupción diciendo que el problema de España es que todos echamos la siesta y nos gusta demasiado la fiesta, como si ellos estuvieran todo el día encerrados en casa y disfrutaran de la lluvia.

Es lamentable que desde fuera España se reduzca a la Macarena, el Asereje, los toros, las sevillanas, la siesta y en los últimos años la selección de fútbol y la corrupción porque es lo que se ha exportado voluntaria o involuntariamente. España es mucho más que eso pero parece que somos incapaces de vender nuestro potencial y nuestra virtudes de la misma manera que lo hacen el resto de países. Una cosa es quedar de arrogantes y otra de pobritines paletos que no tienen nada bueno y lo que tienen se lo quedan en vez de sacar provecho. Tenemos cosas que mejorar, pero tenemos muchas cosas que podríamos vender mejor y así mejorar la imagen del país y la economía, sólo hay que querer (y supongo que para algunas cosas conseguir apoyo político para que se puedan hacer inversiones que permitan exportar pero lo primero seguro que es la voluntad de empresarios).

Cada vez que voy a la compra miro el país de origen e intento comprar tantos productos de origen Español como sea posible, con la esperanza de que al menos unos céntimos vayan a nuestros agricultores y empresas. Lo cierto es que deberíamos poner en práctica el movimiento sin intermediarios de Grecia a nivel interno. Al menos así el dinero que pagamos por los productos llegan a los que lo producen, y de paso seguro que nos ahorramos un montón de costes que se repercuten en los usuarios. En supermercados ingleses baratos y caros se encuentran lechugas, tomates, fresas, naranjas y otras frutas con facilidad a diario. También productos que yo no sabía que cultivaramos como aguacates o mini-calabacines. Algunos sitios incluso venden zumos de nuestras frutas, normalmente envasados en marca blanca; yo me pregunto si no deberíamos crear una marca nacional (en uk tienen una pegatina que denota los productos que son británicos para que la gente lo vea fácilmente y apoye sus productos) y venderlo hecho para crear esos trabajos en el país; el mercado lo tenemos porque la gente ya lo compra pero creo que sería genial tener una marca Tropicana se zumos que se asociara con España, o que zumosol se ponga a vender en el extranjero por ejemplo.

También hay muchas cosas que podríamos exportar directamente y no salen de España. Un ejemplo claro para mi es la Nocilla. Cada vez que un amigo me dice que va a visitar España le digo que la pruebe y todo el mundo vuelve encantado; sin embargo la Nutella italiana ha conseguido el mercado internacional con un producto que es peor que el nuestro. El tomate frito (Solís o el que sea) es increíble lo que se hecha de menos para cocinar; fuera de España usan tómate de lata pero sin freír, mucho más insípido y los chef usan Passata (puré de tomate italiano) como si fuera una joya de la cocina, pero no le llega ni a la rodilla a nuestro tomate frito. El bonito en aceite de oliva…una de mis cosas favoritas, fuera sólo lo venden en agua o aceite vegetal, la gente lo come un montón, incluso en muchos sitios comen una patata asada con bonito y mayonesa, hay un mercado enorme si se hace un marketing adecuado para explicar la diferencia de sabor y calidad. Otras cosas que podríamos exportar son el fuet, salchichón y lomo. Sólo en contadas ocasiones he visto estos productos, y normalmente como marcas blancas caras, quizá se me está escapando algún detalle técnico…o es que las empresas españolas son así de vagas e incompetentes…

Todo el mundo conoce el chorizo, los ingleses llegan al punto de vender sandwiches de pollo y chorizo…pero son pocas las marcas españolas que lo exportan, lo que más veo es marcas blancas inglesas que lo venden (me pregunto el porcentaje que se llevan nuestras empresas), y unos pocos ejemplos de chorizo español en supermercados de gama alta a precios demasiado altos como para que la mayor parte de la sociedad se lo pueda permitir. Yo no sé de marketing pero mi sentido común me dice que mejor vender mucho con un margen de beneficio menor para afianzar el producto y abrir mercado, que apuntar a un nicho limitado que no va a generar volumen. También en este caso me parece mejor crear una marca propia que vender la materia prima para que otro se lleve la mayor parte del beneficio por poner un plástico… Lo mismo pasa con el jamón y el aceite de oliva hay poco y demasiado caro, las versiones italianas han conseguido controlar el mercado y me temo que sea por incompetencia del marketing español porque está claro que el producto se vende bien.

Y no sólo no hacemos los deberes en temas alimentarios. El turismo, un don con el que nuestro país ha nacido por su condición geográfica está totalmente desaprovechado, basando sus ingresos en el boca a boca y ofreciendo paquetes vacacionales a los jóvenes de los países del norte para que vengan una semana con hotel y vuelo por una miseria, un tipo de turismo de poca calidad y que a veces ni compensa a los hosteleros si tienen que arreglar los destrozos de los visitantes. Es más barato un paquete vacacional desde Londres a Ibiza que desde Madrid, comprobado por mis ojitos. Necesitamos turistas, pero deberíamos conseguir internacionales y nacionales, a fin de cuentas los dos se dejarán dinero. Y además habría que promocionar el turismo cultural y de actividad. España ha sido el mayor imperio del mundo, tenemos un montón de historia que ni nosotros conocemos y bien promocionada generaría muchos ingresos, lo mismo digo de los paisajes y rutas de montaña que tenemos; son áreas a explotar porque si bien muchos turistas sólo quieren beber y tomar el sol, también hay muchos que quieren ir a museos, o escalar montañas y cuando planean un viaje no les viene España a la cabeza para esas cosas, pero si Escocia con sus montañas en las que siempre llueve y sus miles de castillos de los que sólo queda una piedra pero se venden igual como un edificio histórico a visitar, y la gente va a ver la piedra.

Otra cosa que me fascina son las tasas de los aeropuertos, el gobierno las sube pensando que así recaudará más, cuando lo que se consigue es que la gente no viaje porque es más caro e incluso que compañías aéreas dejen de operar las rutas como Ryanair que abandona Asturias por la subida de tasas. Tampoco entiendo la costumbre española de subir los precios de hoteles y restaurantes con la excusa de que con la crisis ganan menos y hay que compensar. Entiendo que tienen que cubrir costes, pero cuanto más barato lo pongas más vendes digo yo

Al final no es sólo lo que tienes si no como lo vendes. A la vista esta que Estados Unidos ha conseguido promocionar prácticamente todos los elementos de su cultura sacando beneficio económico, y nosotros con tantas cosas buenas sólo hemos conseguido instaurar allí la Macarena, que a día de hoy aún se baila en eventos deportivos y un poco de jamón gracias a Antonio Banderas. Ya que ahora necesitamos nuevas fuentes de ingresos, es el momento ideal para hacer un cursillo de marketing, usar todos los deportistas y artistas de elite que tenemos que seguro que se apuntan y empezar a vender nuestro país mejor, porque si no lo hacemos nadie lo va a hacer por nosotros.

Economía por montera

A estas alturas está claro que no podemos esperar de los políticos (al menos los que tienen mayor cargo) que hagan su deber, proteger y defender los derechos de todos los ciudadanos no de los ricos. Pero de verdad que es triste que encima de ver como nos roban para su beneficio y el de sus amigos, tampoco podamos esperar un mínimo de educación ni ideas para mejorar las cosas, parece que en España los faltones y los jetas se aglutinan en los puestos de poder de la política. Por algo los extranjeros piensan que los españoles somos unos vagos mal educados, con los ejemplos que mandamos representándonos…

“¿Alguna vez nos ha cambiado el dato Eurostat?¿lo va a hacer ahora?” y después de decir eso el Ministro Montoro suelta una sonrisa con burla como diciendo pero que listo soy que he metido un corte a un periodista, ya me he ganado el sueldo de hoy. Luego resulta que Eurostat nos cambió el dato y llamó la atención al “listo” porque cazaron la trampa; un ministro que piensa que está en el colegio y puede pasar un examen de matemáticas sin querer contar las que acarrea, esa es la calidad y moralidad de los políticos en el gobierno, lamentable. Y como él muchos españoles que piensan que es más listo el que defrauda y no le pillan que el que cumple con la ley.

Esa es la mentalidad que nos ha metido en este lío, no los políticos per se, porque por no marcar legal y socialmente de forma muy negativa el robo y la corrupción, los que se dedican a ello se ven impunes y como la avaricia no tiene freno…total en un par de años todo olvidado y no tengo ni que devolver lo que me he llevado. Ladrones los hay en todos lados, pero en pocos tienen tan pocas consecuencias sociales y penales; las penales no las podemos cambiar solos, pero las sociales sí. Empecemos a señalar con el dedo los corruptos que conocemos, diputados, concejales y vecinos que hacen chanchullos y no declaran a hacienda todo lo que ganan, por ejemplo abogados, médicos, carpinteros, alguien debería crear un documento Excel en Google para que todos podamos subir nombres…la ley no es justa para los autónomos pero saltársela no es justo para el resto del pais porque al final todo el peso cae en los que tienen una nómina de empresa.

De paso igual conseguíamos que el Ministro de Hacienda dejara en su casa su faceta de inquisidor, señalando con el dedo a cualquiera que le lleva la contraria, insinuando que no pagan sus impuestos para desprestigiarlos; una pena que no haga lo mismo con su ex-compañero de partido #BárcenasPrisiónPrev, pero ya se sabe que los políticos si en algo son consistentes es en proteger a los suyos por encima de todo.

Tanto se protegen que las palabras perdón o error son eliminadas de su vocabulario nada más entrar en las listas de “elegidos”, no vaya a ser que les consideren débiles. Todos los seres humanos se equivocan y piden perdón a diario, incluidos políticos siempre y cuando no sean españoles claro. Son arrogantes en vez de honrados; la sociedad perdonaría un error explicado y argumentado, pero no errores continuos porque eso es incompetencia, y claro ya que no explicaron el primer error que cometieron, empezar ahora les da pereza. Cuando Rubalcaba declaró que se arrepentía de no haber hecho algo para arreglar los desahucios me sonó tan extraño que creí que lo había soñado, un gesto que le honra aunque a estas alturas no le convierte en un candidato más creible. Seguramente sí el PSOE hubiera ganado las elecciones y tuvieran que enfrentarse al problema desde el gobierno no pedirían perdón, porque sólo se pide perdón en la oposición, si se pide.

Si los politicos tuvieran las mismas ganas de mejorar en la vida profesional que la mayoría de nosotros se dejarían de insultos y sorna y escucharían a los expertos y la sociedad cuando toman medidas, sobretodo cuando las medidas fracasan. Equivocarse es humano, pero seguir perpetuando un error es de imbéciles. Esta práctica de sentido común nunca ha sido tan necesaria como ahora, que expertos economistas recriminan al gobierno que no estamos saliendo de la crisis por mucho que lo repitan si no que están condenando el país a la miseria perpetua porque a más paro menor demanda, sin demanda no se produce y se despide más gente y vuelta a empezar. Y esto lo entiendo hasta yo que siempre sufrí con las matemáticas.

Lo que están haciendo es recortar todos los gastos posibles, esperar a que los demás países salgan de su crisis y que España salga de este círculo vicioso a través de exportaciones de las pocas empresas que consigan sobrevivir esta crisis, que serán las más grandes, que no las mejores. Están condenando España a ser un país de sol y playa para los turistas de Europa del norte (porque el resto de países han devaluado su moneda y no pueden permitirse venir a España) que parecen muy civilizados hasta que toman una copa y destrozan la habitación del hotel. Y estoy convencida que tenemos turismo porque no saben cómo privatizar el sol y el calor, no porque estén invirtiendo en esa industria. Su mayor colaboración a la marca España son los casos de corrupción y ni siquiera lo están compartiendo de forma voluntaria, si no fuera por la prensa no sabríamos nada, Gallardón y su ley para censurar la corrupción se encargará de ese error del sistema.

Ya que no hacen caso a los economistas, premios nobel o FMI, sigan los consejos de uno de los suyos, Miguel Ángel Revilla: crear una coalición de los países del Sur y Francia para exigir a Europa que devalúen el euro (con el fin de poder financiar nuestra deuda a un precio razonable y aumentar las exportaciones) o que empiecen a poner banderas europeas de una estrella, la Alemana porque nosotros nos vamos e invertir en energía renovable que nos permitirá reducir los pagos energéticos, generar trabajo nacional y convertirnos en un referente internacional lo que a su vez hará que las empresas españolas puedan aumentar su negocio y atraerá inversores y trabajadores internacionales a España. Tampoco estaría nada mal estudiar maneras de colaboración con los países de habla hispana, muchos de ellos en un momento de expansión económica que ya quisiera tener España y que podrían ofrecer muchas oportunidades para las empresas y trabajadores españoles; además esta última idea se puede hacer sin gastar dinero e independientemente de Europa.

Pero claro todo esto es suponiendo que el gobierno tenga un mínimas ganas de trabajar por la economía en vez de los mercados, que me parece mucho suponer. Me pregunto si Miguel Ángel Revilla se animaría a presentarse a las elecciones; no necesita partido ninguno, ni gastar dinero en publicidad porque todo el mundo le conoce y sabe lo que piensa de la economía que es nuestra mayor prioridad y corrupción que tanto necesitamos atajar por la imagen del país y los ingresos que nos generaría. Frente a la campaña blogera de Beppe Grillo él podría hacer una twitera. Que Revilla, ¿te animas?.

 

Para qué quiero a los políticos

Una amiga me ha animado a leer la Constitución. Con lo que me gusta la política, el caso es que nunca se me ocurrió leerla, por pereza supongo (mejor ser sincera).

Cuanto más leía más me daba la sensación de que los políticos en su día redactaron un texto que cubría las necesidades básicas del país, sobre todo en las circumstancias del momento. Sin embargo parece que una vez redactado pasó a estar archivado y se olvidaron de muchas de  las cosas que están ahí escritas y que implican la necesidad de un trabajo por su parte para que se cumplan.

Sobre todo me refiero a los artículos que mencionan que el gobierno y las entidades públicas tienen la obligación de garantizar que todos los ciudadanos somos iguales, tenemos derecho a la sanidad, educación, vivienda y trabajo.

Después de muchas décadas de dictadura, sin contacto con el exterior, con unas posibilidades muy limitadas de intercambiar opiniones e ideas con gente de otros países, se puede asumir que lo hicieron lo mejor que supieron.

El dinero de Europa empezó a llegar ya la verdad es que no tengo muy claro a dónde fue porque lo único que se me ocurre a día de hoy es que fue a unas pocas obras de infraestructura, sobrevaloradas, y a muchos bolsillos particulares (pero no precisamente de los ciudadanos).

Luego las negociaciones de cuotas Europeas empezaron, y por algún motivo parece que  perdimos todas porque mientras España prácticamente ya no tiene ni ganadería ni agricultura, viajando en tren por el Reino Unido veo montones de ovejas y vacas, esas mismas que se decía España no podía tener. ¿Qué pasó aquí? Supongo que los negociadores de la época, con poca práctica en reuniones internacionales, se debieron de acongojar y decir que sí a todo. Darnos algo de dinero en mano y os podéis quedar con las cuotas, ya nos apañamos.

Aunque de los políticos se debe esperar más que de un ciudadano normal con el complejo español de inferioridad que se nos caracteriza, herencia de la dictadura y que todos los emigrantes nos hemos tenido que sacudir de encima, voy a ser benévola y alargar esta “excusa de ignorancia”  hasta hace unos 15 años. En el momento en que Internet comenzó a funcionar y cualquier ciudadano fue capaz de aprender cómo funciona el mundo sin moverse de casa, lo mínimo que se puede exigir a los políticos es que se comporten como ciudadanos normales e hicieran lo mismo.

Pero no, por falta de regeneración política (la mayoría de la gente que está en puestos de poder lleva ahí 30 años y piensan y viven a la vieja usanza como si modernizarse fuera cosa de la plebe), y lo que es peor falta de querer mejorar a nivel personal, las cosas siguieron igual.

Los políticos consintieron que el motor económico del país fuera la construcción, probablemente aún sabiendas de que no era sostenible, porque al menos desde otros países digo yo que les dirían algo. ¿Por qué no invertir en I+D, o mejor aún en educación para que las nuevas generaciones tuvieran ideas innovadoras y pudieramos crecer con ellas? O mejorar el turismo pero de una manera eficiente, no con un par de carteles aquí y allá. Na, dejáte que eso es muy complicado, España va bien, vamos a conformarnos con lo que tenemos y no ser muy avaros.  ¡A disfrutar!

Y luego llega lo que muchos economistas venían diciendo, seguro que muchos políticos también al menos por lo bajo. El sistema financiero, que se ha dejado proliferar a sus anchas y se ha dedicado a generar beneficios de forma inmoral colapsa. Todos los gobiernos se echan las manos a la cabeza y claro, les rescatan. Y el rescate en cierto modo lo entiendo, porque nuestros ahorros estaban ahí dentro y puede que los hubiéramos perdido de otro modo. Lo que es incomprensible es que en España no haya consecuencias, que nuestros políticos les del el dinero de gratis, se puedan llevar los bonus, seguir haciendo lo mismo y ni siquiera tengan que dar el dinero de vuelta.

La cosa es que en esta época (2008 en adelante) los políticos ya no pueden usar la excusa del pobre español ignorante. Internet conecta al mundo, es la fuente por excelencia de información, se puede hablar con expertos de todas clases y si se quiere se puede proponer una alternativa a las propuestas que se lanzan desde el poder establecido. Un Presidente del gobierno está para liderar, hacer lo que más le interesa a la ciudadanía. Si lo que se le aconseja desde un sitio va a hacer sufrir a su población, es su deber buscar alternativas, organizar una coalición y persuadir a sus oponentes. No elegimos presidentes del gobierno para hacerse fotos y comer gratis, el trabajo es duro y demandamos que se haga. ¿Cómo pueden dormir tranquilos sabiendo que hay otras opciones en la mesa que ayudarían al ciudadano y no las aplican?

Y así nos vemos ahora, sin ninguna industria porque los políticos no cumplieron su deber y malgastaron todo el dinero con el que se podría haber diseñado un sistema económico sostenible.Y con menos derechos porque los políticos decidieron atacar las órdenes impuestas desde fuera en vez de defender los derechos que la Constitución otorga a los Españoles.

En el día a día la mayoría de nosotros tenemos que ir a reuniones, discutir opciones y llegar a acuerdos. ¿Por qué algo que para nosotros es cotidiano para nuestros políticos es impensable? Nadie dijo que fuera fácil, pero si no lo quieres hacer, no te metas en política o dimite y deja que otra persona lo intente.

 

El deber de Rajoy

En el Debate del Estado de la Nación 2013 el Presidente argumenta que no ha cumplido con su programa electoral porque tenía que cumplir con su deber. Y viene a decir que si no hubiera tomado las medidas que implementó estaríamos mucho peor. No sé que es más fragrante, que un político le quite todo el valor ético y moral al programa electoral con el que ganó unas elecciones o el narcisismo que se ha mostrado, orgulloso de lo que se ha hecho aunque empobrecimiento económico y social, como si fuera la única vía.

¿Estamos en un país con crisis o sólo algunos están en un país con crisis?

ricos247442_ricosricosPorque las medidas que se están tomando es como si la crisis sólo fuera para los ciudadanos de clase media y baja y sólo ellos tienen que recortar sus gastos para recuperar el déficit. Si de verdad la deuda es tan acuciante y nuestro país peligra, TODOS tenemos que arrimar  el hombro y contribuir, no se puede tener autoridad moral cuando se recorta el ciudadano y ellos mismos o las grandes empresas no hacen ningún esfuerzo.

Asumiendo el principio de que el primer deber del Presidente fuera reducir la deuda (cosa que me parece discutible), aqui van algunas ideas para hacerlo con las que la sociedad estaría de acuerdo y además le darían al gobierno legitimidad moral para luego recortar en gasto social (aunque lo ideal sería no hacerlo).

Corrupción y fraude fiscal. 

Dotar a la Agencia Tributaria de 100 millones como ha expresado Miguel Angel Revilla  (el día 23F 2013 en La Sexta Noche) daría un retorno de inversión enorme, 107 mil millones sólo en 2012. Tomando medidas conseguiríamos encontrar muchísimo dinero que se podría emplear para reducir el déficit sin impactar negativamente  a la sociedad.  El Gobierno podría reducir el déficit con ese dinero si implementaran lo siguiente:

  • Cambiar las ley para que el fraude fiscal y la corrupción no prescriban
  • Endurecer las penas por corrupción y fraude elevado (por ejemplo sumas de dinero de más de 100 000 €, son un indicio de intencionalidad).
  • Si el dinero objeto de fraude perteneció a las arcas públicas obligar a que se devuelva en su totalidad más una penalización del 60%.

Para salir de la crisis ese dinero parte del dinero recuperado debería invertirse en dar puestos de trabajo a gente en paro. Así la seguridad social recaudará más, el consumo aumentará y el sector privado tendrá más ingresos con lo que podrán contratar personal.

Recortar gastos en la infraestructura política

Tanto que se prodigan en recortar gastos para eduación y sanidad y decir a los ciudadanos que se aprieten el cinturón, las administraciones y los políticos deberían aplicar la misma medida y recortar en las comidas, coches, guardaespaldas y demás dotaciones innecesarias de funcionarios, políticos y cuerpos públicos. Al menos por coherencia y moralidad!

Sector financiero hipotecado

Los políticos deberían atender más a los ciudadanos que a los bancos. Entendiendo que los bancos son parte de la industria y la sociedad (aunque nos pese) se deberían tomar medidas legislativas para regular sus beneficios y los bonus que se están metiendo en el bolsillo mientras suben comisiones, hipotecas e intereses a los ciudadanos. Si acuden al estado para tapar sus deudas, el estado debería negociar con sus beneficios como contra partida, no darselo gratis. Además se debería obligar a los bancos a poner en alquiler social, por ejemplo 50 euros, todas las casas que están en su posesión vacías y que al final se están estropeando; mejor 50 euros de ingreso mensual que nada y asi se arreglaría el drama de los desahuciados. Por no decir que muchos bancos y empresas están teniendo beneficios, sólo que menos que antes, menos beneficios no son pérdidas!

Promocionar el turismo en España como una fuente de ingresos rápida

turismoespaña2012

Cuánto más viajo por el extranjero (y por Reino Unido dónde resido) más me doy cuenta de lo mal que nuestro país está en temas de marketing y promoción. En UK cualquier pueblo enano es famoso por algo y atrae turismo. Con el sol, playa, comida y diversión que hay en nuestro país, esos recursos naturales que tenemos nos harían de oro si estuvieran bien promocionados. Hoy en día con Internet, los costes ya no son excusa.

Pero como dice Gabilondo el deber de Rajoy con Merkel, la Troika y los suyos protegiendo su nivel de vida y su corrupción. Encima de hacernos más pobres no nos tome por tontos Señor Rajoy.