Tú tienes la solución a la crisis

Comencé el blog para intentar ofrecer ideas, perspectivas y soluciones a los problemas a los que nos enfrentamos como país y como sociedad. Sentía que aunque estaba viviendo fuera podía aportar un granito de arena por pequeño que fuera. En Agosto de 2013 debido a mis circunstancias personales y la información que me dió una de mis mejores amigas, comencé a evaluar la cadena alimentaria con más detenimiento. Que comemos, lo que contiene y sobre todo el efecto que produce en el organismo. Decir la comida basura engorda es sólo la punta del iceberg. Todos sabemos que es nociva pero no mucha gente sabe cómo afecta al sistema inmune y a las emociones, directamente facilitando/provocando todo tipo de enfermedades y no sólo colesterol como comúnmente se sabe.

Al empezar a mirar a los alimentos y el “veneno” que llevan por dentro, porque incluso la harina de trigo lleva productos químicos que son perjudiciales para nuestro organismo, es inevitable cuestionarse por qué los gobiernos consintieron durante años que las grandes multinacionales como Mcdonalds usaran un derivado del amoniaco para blanquear sus hamburguesas o están de acuerdo con que la mayoría de productos envasados contengan una forma u otra de leche animal, azúcar y harina que la industria alimentaria utiliza para generar adicción a sus productos. Esos componentes aumentan la acidez de nuestro cuerpo, disminuyen nuestras defensas y además crean una sensación de dependencia muy fuerte, sólo hay que intentar dejar de comer queso o chocolate unas semanas para ver el mono que entra, los antojos son manifestaciones de una adicción y un problema emocional, no pasan por que sí. Si hay documentos científicos que prueban esto, ¿por qué los gobiernos no nos protegen y nos aconsejan comer sano y natural? Ver esta realidad hizo cuestionarme durante estos meses de silencio el sentido de un sistema que está tan sumamente corrompido y el objetivo de este blog, temas que aún no he resuelto del todo.

Es evidente que la estructura social y económica de hoy en día está controlada por las grandes multinacionales y la economía se basa en aumentar los beneficios económicos de las corporaciones a costa de lo que sea, incluso nuestra salud. De hecho cuanto más enfermemos más ganaran porque muchas de las empresas que producen alimentos también producen fármacos, por ejemplo Monsanto. Hace poco vi la película Mandela, un largo camino hacia la libertad. Al seguir los argumentos éticos que Mandela expone al cuestionar el sistema legal en su país durante el aparheid me quedó claro que la clase media y obrera en todo el planeta se está enfrentando a una represión similar dentro del sistema económico actual. Explotación laboral bajo pretextos económicos falsos (¿por qué seguimos evaluando economías según el PIB cuando teorías como el decrecimiento económico serían más justas y sostenibles a largo plazo?). Un reparto de riqueza injusto basado en el país en el que has nacido y cuanto contribuye tu profesión a la economía porque los salarios de un barrendero nunca serán los de un banquero aunque evitar que se extiendan plagas de ratas tiene mayor valor social que mirar números en una pantalla, pérdida de derechos en todas las ramas, en resumen la obligación de cumplir las leyes de un sistema que no nos protege si no que nos usa para su propio beneficio, nos hemos convertido en esclavos pero como no vemos cadenas y podemos ir de fiesta no queremos verlo.

La crispación que esto está provocando se puede sentir en todos los países. La gente reclama los derechos que les están quitando, con protestas en la calle, huelgas, movimientos sociales. Reclamar lo que uno cree justo es necesario, pero es hora de que la gente encuentre maneras más efectivas de hacer daño a quienes tienen el poder. Cambiar a quién está en un gobierno puede tener un efecto pero las corporaciones conseguirán corromper a quién llegue después a no ser que vayamos a la raíz del problema. En el sistema actual el dinero es el motor de todo. Las compañías tienen beneficios porque la gente se gasta su dinero en productos que en realidad el 90% de las veces no necesita. Con el marketing, las modas y la toda la parafernalia asociada han conseguido volvernos zombies vivientes, enchufados a internet, la televisión, el ordenador y la comida procesada que para remate al suprimir el sistema inmune consigue adormilar el cerebro y reducir los niveles de energía por sí alguien tiene la intención de tener alguna idea brillante…Vale la pena mencionar que según la medicina India o las muchas técnicas de medicina holistica, una enfermedad es la manifestación de un desequilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

La única manera de cambiar el sistema es dejar de tener la necesidad impulsiva de comprar cosas. Es evidente que los niveles de enganche a matrix están por las nubes, nadie quiere dejar de tener un smartphone último modelo, ni comprar ropa de moda, ni ir a restaurantes, porque entonces muchos dicen que no tienen una vida…. Y ahí está el quiz de la cuestión. Han conseguido programarnos para satisfacer nuestras necesidades emocionales con productos externos porque saben que es mucho más fácil que tener que mirarse en el espejo y resolver lo que nos hace infelices. Está bastante asumido en la sociedad que el alcohol y las drogas se usan “para pasarlo bien”, que es la manera jocosa de decir quiero llenar/olvidar este vacío interior así que me voy a emborrachar. Cuando algunos están tristes se van de compras. Otro mecanismo usado por casi el 100% de la población con más o menos conocimiento de causa es la comida, infinitos estudios ligan la obesidad con depresión y la necesidad de comer ciertos alimentos con determinados estados emocionales. Todo esto juega en beneficio de las corporaciones, mientras pensemos que los vacíos los podemos llenar con cosas ellos siempre encontraran la manera de producirlas y venderlas en un paquete bonito, con mucho azúcar para que no se noté el veneno que llevan dentro.

Debemos aprender a mirar en nuestro interior. Aceptarnos tal y como somos es el primer paso para poder estar en paz con nosotros mismos y dejar de tener vacíos que satisfacer con cosas. También nos ayudara a ser mejores con los demás y más tolerantes. Mucha gente expresa su frustración interna siendo agresivo con su alrededor, cambiar el interior romperá ese círculo vicioso de negatividad. Una vez que consigamos sentirnos llenos y ver que nosotros mismos podemos proporcionarnos la felicidad sin necesidad de comprar nada, dejaremos de estar enganchados a matrix y podremos empezar a luchar de una manera más productiva, porque a día de hoy lo que estamos haciendo es hacerles cosquillas y hacer que se partan de risa.

 

Anuncios

2 Respuestas a “Tú tienes la solución a la crisis

  1. A titulo personal podría decir que he vivido, y sufrido el efecto comprador compulsivo. Piensas que todos los problemas de su vida se van a solucionar comprando, cosas que no necesitas y que al cabo de una semana te olvidas de ellas y adquieres otras hasta el punto de que tus deudas son infinitamente superiores a tus necesidades. Al banco cuanto mas consumas mejor, siempre y cuando pagues
    Sin embargo ningún banco te embarga las necesidades reales, de afecto, comunicación, enriquecimiento espiritual, simplemente porque no le interesa que conozcas eso
    En la actualidad, he decidido llevar a la práctica la teoría del decrecimiento ,
    A pesar de todo tenemos que seguir en la rueda, aunque deberíamos ser conscientes de que la medida de esta la podemos marcar nosotros.
    Como persona,he tenido la suerte/desgracia de conocer las dos caras de la moneda, la salud como profesional y la ausencia de la misma como paciente. Es en estas situaciones cuando te das cuenta de la forma en que nos manipula el sistema. Si estas a un lado de la mesa te hacen creer que eres poderoso, quien se lo crea, y si estás al otro lado se encargan de que te sientas mendigo, que implores atención y cuidado, por caridad.
    En definitiva somos sus juguetes, siempre y cuando no sepamos que la fuerza la tenemos nosotros por mucho que ellos tengan el poder que da el dinero.
    Salud y república.

  2. Ojalá hubieses seguido con el razonamiento hasta dar con el quid de la cuestión; la propiedad privada de los medios de producción. Si no tocas ese tema, se convierte en un baile alrededor de los síntomas obviando la enfermedad.

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s