3 nichos culturales para la #MarcaEspaña

Hay muchas maneras de mejorar las exportaciones y la imagen de un país. A menudo lo que se busca es aumentar el número de ventas que las empresas de un país tienen en el extranjero porque es lo más sencillo. Todos los países tienen algún tipo de industria, en vez de inventar cosas nuevas se aprovecha lo que existe y se intenta maximizar. Como cuenta José Carlos Díez en “Hay vida después de la crisis” en los últimos años España ha conseguido varias empresas españolas que se han convertido en multinacionales, Inditex, Telefónica, Santander, Iberdrola. Sin embargo estas empresas no están bien consideradas por los españoles porque de puertas para dentro se comportan de forma egoísta, evadiendo impuestos y despidiendo gente incluso cuando tienen miles de millones de beneficios.

Otra manera sencilla de mejorar la imagen de un país y generar beneficios es a través de su cultura. Estados Unidos ha conseguido a través de una potente industria cinematográfica exportar todas sus costumbres y hacer que Santa Claus substituya a los Reyes Magos en España o que decenas de paises occidentales celebren Halloween además de sus propias fiestas de carnavales. Pero el cine es sólo una herramienta, la sustancia está en la cultura de cada país. Lo que resulta una verdadera pena es que países como España con más recursos artísticos de los que disponer que la mayoría, no los aproveche ni para mejorar su imagen ni para combatir la crisis económica generando ingresos. A continuación hay algunas ideas que espero que alguien con los medios adecuados ponga en práctica.

Historia. Además de promocionar nuestra historia con turismo también podemos hacerlo mediante películas, series de televisión y novelas. Si bien el cine puede ser un método de entretenimiento, también puede ser una manera de exportar cultura e incluso mejorar la imagen de un país. Un país que en la Edad Media fue un imperio tiene mucho que contar. Nuestro cine a mejorado mucho en la última década y varios actores y directores son ahora reconocidos mundialmente. Podríamos aprovechar esa circunstancia para hacer películas interesantes que transmitieran nuestra historia, quizá también adaptaciones modernas. Prácticamente no hay películas sobre hechos tan importantes como los viajes de Cristóbal Colón, la reconquista de España comenzada por Pelayo, la historia de los reyes católicos, la construcción y/o caída de nuestro imperio o la inquisición. Si bien estos hechos pueden resultar sensibles para ciertos grupos sociales, narrados con respeto y veracidad pueden hacer que gente de otros países y nosotros mismos valoremos más España. No debemos avergonzarnos de nuestro pasado, si no aprender de él y aprovecharlo para mejorar el futuro. En el Reino Unido y Estados Unidos se producen documentales y películas constantemente simplemente para explicar la historia del país a sus habitantes y de paso generar algo de beneficio económico. Hechos tan oscuros y macabros como los asesinatos de Jack el Destripador han generado películas, documentales e incluso tienen demanda para hacer todos los días tours guiados por Londres. Para ellos es un motivo de orgullo conocer su pasado. Y lo mismo tendríamos que pensar nosotros. Si no lo hacemos otros contarán nuestra historia para su beneficio como ha pasado en películas británicas sobre la reina Isabel I, donde no se deja muy bien parado a Felipe II o la serie Los Borgia protagonizada por Jeremy Irons.

Literatura. ¿Qué pasaría si el Quijote fuera un personaje literario estadounidense? Habría al menos diez películas sobre él con diferentes ángulos narrativos, con estrellas de Hollywood y puede que también alguna animada; además se habrían creado productos de merchandaising y seguramente series de televisión. Un libro español no tiene acceso fácil a actores o directores ni a inversores extranjeros que suelen tener el capital. Sin embargo cuando se trata de uno de los libros más traducidos del mundo y un referente en la literatura de la época, con un mensaje tan claro y tan potente como el valor de los ideales, integridad y tenacidad, debe tenerse la suficiente persistencia y audacia para conseguir darle la relevancia y proyección que se merece y sacar inversores de debajo de las piedras. Si se consiguiera asociar a España con los valores del Quijote muchos dejarían de vernos como una panda de vagos fiesteros. Y como ésta tenemos decenas de obras sobre las que podríamos capitalizar y mejorar nuestra imagen.

Idioma. El castellano es uno de los idiomas más hablados. Con el desarrollo económico de varios países de América latina cada vez más empresas quieren instaurarse en esos mercados. En todo el mundo los estudiantes de castellano están aumentando, sin embargo nosotros no estamos capitalizando el hecho de que somos el origen de ese idioma como ha mencionado Miguel Ángel Revilla. Los británicos tienen un sistema de certificación oficial con 4 millones de estudiantes al año en más de cien paises. Todo el mundo ha oído hablar del First, Advanced… El instituto Cervantes tiene el equivalente, los diplomas DELE, pero no los conoce ni el tato. Además las academias que enseñan nuestro idioma en el extranjero no hacen distinción entre profesores españoles o de América del Sur, porque nosotros no hemos desarrollado una identidad propia en este tema.

Hay más facetas de la cultura española que se pueden promocionar. Si a mí que no tengo ninguna formación en publicidad se me ocurren todas estas cosas, ¿porque ningún gobierno con tantos expertos a su disposición no las pone en práctica? Les hemos consentido que se venda la imagen de sol y playa en parte porque a menudo parece que nos cuesta ver que somos mucho más. Los escándalos y nuestras diferencias nublan las cosas buenas que tenemos. Ensalzamos a alguien cuando triunfa y lo hechamos abajo a la mínima de cambio, los deportes dan muchos ejemplos. Cuantas veces se ha dicho de Nadal que ya no va a ganar nada…menos mal que Rafa demuestra una y otra vez su tenacidad y su calidad.

Todos los países tienen cosas buenas y malas pero eso no significa que no debamos estar orgullosos de las cosas buenas que tenemos y sobre todo que no las promocionemos. Si para estar más orgullosos y promocionar nuestro país sentimos que debemos cambiar cosas adelante; empecemos a señalar y estigmatizar a corruptos en nuestro entorno y cambiemos la tolerancia existente hacia ellos. Pero a la vez hay que despertar y empezar a vender las cosas buenas que tenemos si queremos que nuestro país sea una referencia mundial. Tener algo malo no significa que todo sea malo, si sólo ensalzamos lo malo la gente nunca verá lo bueno.

 

Anuncios

4 Respuestas a “3 nichos culturales para la #MarcaEspaña

  1. En principio lo que habría que empezar a cambiar sería a los políticos.
    Pasar de políticos ineptos, mediocres y con escasa formación, eso sin dejar de lado su falta de formación.a políticos que tengan interés en hacer que su país sea competitivo sin disminuir la calidad de vida de sus habitantes.
    Este es a mi modo de ver la razón por lo cual no se promociona de este país nada mas que el turismo de sol y playa, y turismo barato.
    Cual es la razón de que no se promocione turísticamente Asturias, Picos de Europa, y en general el turismo de naturaleza, turismo cultural, gastronómico, etc.
    La respuesta, la misma la mediocridad política y una visión cortoplacista interesada de la situación
    Si después de mi se acabara el mundo, nadie hará nada mejor que yo.
    Sin embargo eso no ocurre porque todos y cada uno de ellos ha dejado alguna obra faraónica hecha o a medio hacer, que hará que le recordemos el resto de nuestros días, no por la obra en si, que dicho sea de paso en la mayor parte de los casos no hacía falta para nada, Sin embargo a colaborado a que la deuda pública se haya incrementado hasta límites insostenibles.
    Por otra parte el hecho de esa obra faraónica ha contribuido a aumentar la corrupción, debido a los sobornos y pagos de “mordidas” para adjudicar esas obras.
    Así nos va.
    Ni esta es la España que nos merecemos, ni tenemos los políticos que debieran estar a la altura de las circunstancias.

    • Los políticos tienen la mayor parte de culpa en el modelo de promoción del país. En su apoyo es muy complicado que se puedan promocionar muchas cosas, pero ahora con internet si que veo la posibilidad de que gente pueda hacerlo sin su ayuda, aunque me temo que les obstaculizarán.

      Mencionas los picos de Europa, una zona preciosa para hacer rutas y otras actividades. Conozco mucha gente a la que le gusta caminar por el monte, ingleses, escoceses y de otras nacionalidades. Ninguno conoce los picos de Europa, la ruta del cares o la de covadonga y cuando se las explico me miran entusiasmados y a mi se me cae el alma a los pies pensando en lo desapercibida que pasan las cosas buenas de nuestro país.

      Ser político es un servicio al ciudadano y empiezo a pensar que deberíamos poner una carrera universitaria con sus funciones y atributos como método indispensable para poder presentarse a las elecciones. Con un currículum adecuado al menos daremos formación a la gente que quiera meterse en política y evitaremos a los jetas ladrones que se meten para forrarse, porque en España parecen la mayoría.

      Gracias por leer y comentar.
      Un saludo 🙂

      • Yo creo que le vemos demasiados beneficios al turismo y no son tantos, sólo tienes que echar una ojeada a la costa mediterránea en una foto de los años 50 comparada con otra actual y luego me dices donde ves los beneficios. Si quieres que tu Asturias siga siendo como es, cuanto menos turismo mejor. Invertir en desarrollo sostenible no es sinónimo de turismo.

        • Tienes razón en lo que dices, pero creo que son cosas que se pueden separar.

          Para mi una cosa es como se gestiona el turismo habitualmente, poniendo hoteles y edificios de apartamentos en la costa mediterránea o las islas para tener alojamiento. Eso solo beneficia a los constructores y los terratenientes, que son junto con los políticos y banqueros los grupos sociales que han usado España para su propio beneficio.

          Otra cosa es usar la infraestructura actual y promocionar la mejor para que la gente pueda sacar partido económico de lo que tenemos y no vendemos. Por ejemplo con la cultura hay muchas cosas que no requieren destrozar el país porque la cultura se puede promocionar con cine, literatura, televisión…
          Tengo otro post que habla de 3 nichos de turismo (Lanzarote, Atapuerca y el turismo histórico) a mi modo de ver no hace falta construir más, sólo hacer mejor marketing.

          Pero como dices hay que tener cuidado porque los que manejan el país hoy en día tienen una manera muy personal e interesada de hacer estas cosas, dentro de poco cobrarán por tomar el sol, ya que quieren cobrar por el autoconsumo energético….

          Gracias por leer y comentar, encantada de verte por aquí de nuevo
          Un saludo 😉

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s