Amigo Alemán

Sé que conoces España porque a menudo tú o alguien de tu entorno cercano a venido a Mallorca, Ibiza, Tenerife, Benidorm a pegarse la juerga padre. O puede que lo conozcas porque tus abuelos sean unos de tantos que han comprado casas de jubilación o de veraneo en alguna de las colonias alemanas que habéis ido formando con el paso de los años. Por eso, porque conoces el país, me extraña que no te pares a pensar en el daño que las políticas de tu presidenta están haciendo a ese país que siempre te ha acogido cuando has ido a visitarlo e incluso el daño que te está haciendo a tí mismo sin decírtelo.

Nuestra situación geográfica y nuestro carácter hace que seamos un destino vacacional conocido por sol, playa y fiesta. Somos más que eso pero nuestra carencia de “patriotismo útil” hace que no presumamos de las cosas buenas que tenemos tanto como harían otros países y exacerbemos nuestros defectos en vez de tomar medidas para cambiarlos. No se puede negar que tenemos jetas dentro de la sociedad, pero todas las sociedades los tienen. Estoy seguro que tú también tienes amigos que no trabajan tanto como tú y no por eso merecen morir de hambre porque al fin y al cabo son seres humanos.

Si en tus viajes a España te pararas a hablar con la gente te diríamos que en España la mayoría de la sociedad, trabaja más horas al año que en Alemania por ejemplo, con un apoyo empresarial menor menor porque no se les da formación adicional en técnicas de gestión del tiempo, técnicas para innovar o ser más eficiente. El ambiente laboral deja mucho que desear, con más jefes gritando y exigiendo que promoviendo la colaboración y la comunicación, esenciales para un entorno productivo. Ya en 2008 cuando la crisis aún no había estallado muchos españoles con carrera superior estaban trabajando 10 horas al día por 700 euros al mes, viviendo con sus padres porque el sueldo no llegaba para independizarse. Aquellos que cobraban 3000 eran los banqueros, los políticos, los directivos y cargos altos que demasiado a menudo se fijaban el sueldo a ellos mismos y se dedicaban a tener comidas de empresa más que a trabajar y dar ejemplo de honradez. Si de algo somos culpables es consentir que los jetas de la sociedad se hayan adueñado de los puestos de responsabilidad política y económica. Esto se ha producido porque nunca hemos hecho una transición real a una democracia de oportunidades e igualdad, si no que se ha perpetuado el modelo de la dictadura en el que la oligarquía de la época sigue ostentando los cargos de responsabilidad y viven de los trabajadores como los parásitos de sus huéspedes.

Cuando llegó la crisis se nos dijo que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que para que el país tuviera un futuro sostenible teníamos que parecernos más a Alemania. Había que reducir las prestaciones sociales como el desempleo porque según esta teoría, es un desincentivador para buscar trabajo y que facilitando el despido los empresarios contratarían más gente porque podrían echarlos si no producían lo suficiente. O que no había dinero para que el estado sufragara la sanidad, aunque todos los meses aportamos parte de nuestro sueldo a ella y tenemos uno de los modelos sanitarios más eficientes del mundo. El gobierno también creó los mini jobs, esos trabajos a tiempo parcial que vosotros inventasteis que aunque no sirven para subsistir, sirven para camuflar las estadísticas del paro y ofrecer un trabajo precario a alguien que está desesperado por trabajar y aceptará lo que sea con tal de tener algo que llevarse a la boca o un jubilado al que la pensión a la que ha estado contribuyendo toda su vida no le llega para subsistir.

 

Y una vez que hemos dejado atrás nuestro estado del bienestar que tanto nos costó conseguir, me pregunto ¿de verdad crees que tu Alemania, esa que hemos copiado, es mejor que la Alemania que tenías antes de que Merkel llegara al poder? Te han dicho que habías vivido por encima de tus posibilidades pero quien de verdad cometió los excesos en tu país fueron tus bancos. Mientras tu ahorrabas dinero para poder sobrevivir la crisis de inflación que tenías en los años 90 los bancos empezaron a apostar en el mercado negro tus ahorros, dándoselo a países para obtener beneficios con los intereses, animando a los políticos alemanes a construir el euro y una Europa con cuantos más países mejor (da igual si era conocida su corrupción o no) para que ellos pudieran hacer más negocios de dudosa moralidad. Cuando la crisis económica explotó, tus bancos en vez de pedirte perdón por apostar tu dinero en operaciones de alto riesgo han conseguido convencerte que el culpable eres tú por querer comprarte una casa con el dinero que te ofrecían sin restricciones. Y tus políticos, para proteger a tus bancos, no admitir que deben más dinero que los bancos de esos países categorizados como ineficientes y garantizar que tú no perdías el dinero de tu fondo de pensiones han obligado a los países que recibieron crédito de tus bancos a pedir préstamos para pagar esos créditos en su totalidad aunque eso lleve a la miseria las sociedades del sur de Europa y deje claro que en Europa hay ciudadanos de primera y segunda clase por mucho que la constitución europea diga que todos somos iguales.

Porque los rescates no son más que eso, países pidiendo dinero para poder pagar los créditos que tus bancos les otorgaron con temeridad y que tú no pierdas un sólo céntimo del dinero que arriesgaron sin tu consentimiento. ¿No sería mejor reestructurar la deuda y que los bancos paguen la quita correspondiente de sus beneficios? Tú como yo somos ciudadanos y no tenemos la culpa de sus trapicheos, por lo tanto no tenemos por que pagar la factura. Ellos tienen miles de millones de beneficios al año gracias a que nosotros les dejamos guardar nuestro dinero. Si ellos deciden usar técnicas peligrosas con él deberían sufrir las consecuencias, no conseguir con la connivencia de los políticos que los ciudadanos paguen la factura y en proceso se retroceda 40 años en derechos sociales y estado del bienestar. Además muchos economistas avisan que cuánto más se tarde en reestructurar la deuda mayor será la quita ya que con las políticas de austeridad las deudas no paran de aumentar porque la gente al no tener trabajo y ser el coste de la vida más caro consume menos y eso provoca cada vez más despidos y que la deuda crezca.

A tí también te han recortado derechos sociales y prestaciones. Tu presidenta hasta te anima a dejar de comer carne o vender tus muebles si tienes apuros económicos. Parece que en vez de ser personas se os considera mano de obra que no merece tener una vida digna. La crisis en los países del sur hace que tus exportaciones disminuyan porque no tenemos dinero para comprar y dentro de poco tus empresas empezarán a despedir empleados o bajar vuestros sueldos. Ni siquiera podréis venir a España de fiesta porque ante la falta de comprensión y ayuda del exterior nosotros tenemos que mirar por nuestros intereses y empezar a promover un turismo que nos de más dinero que las fiestas tiradas de precio que os ofrecíamos antes.

¿Crees que está nueva situación social es una manera adecuada de vivir? ¿Crees que una persona que trabaja 45 horas a la semana en un restaurante en Berlín o en Madrid sólo debe cobrar 500 euros y malvivir? ¿ Crees que es ético que haya personas enfermas que no se pueden curar porque no tienen dinero suficiente para pagar los medicamentos que antes eran gratuitos? ¿No debería garantizarse que todo aquel que trabaje pueda pagar un alquiler y comida cada mes?. Si quieres que España siga siendo el sitio donde se te recibe con los brazos abiertos y la fiesta barata nunca acaba y sobre todo entiendes como yo que todos los seres humanos merecen dignidad y que no somos esclavos al servicio de los bancos y las multinacionales pide a tus políticos que los bancos paguen por su comportamiento, que el banco central europeo compre deuda de los paises en crisis a bajo interés y que se devalúe el euro para que podamos exportar más al extranjero. Sólo así conseguiremos acabar con esta crisis y que tú y nosotros podamos tener los derechos que nos merecemos como seres humanos.

 

Anuncios

Humanos y tecnología

A menudo pensamos que las máquinas son infalibles, ellas no se cansan, no dudan,no necesitan dormir o comer. La tecnología avanza a pasos agigantados. Científicos calculan que dentro de unos 20 años las máquinas superarán con creces a los seres humanos abriendo como narra Morgan Freeman en la serie cientifica Through the Wormhole el debate sobre las diferencias entre una inteligencia proveniente de un ser humano y la una máquina y si las máquinas tienen conciencia como nosotros dado que tendrán las mismas características intelectuales.

Del mismo modo que no tienen las mismas necesidades que los seres humanos, tampoco pueden reproducirse por sí mismas al menos hasta que las películas de ficción sean realidad. De momento somos nosotros los que creamos las máquinas, las diseñamos, las programamos y hacemos su mantenimiento. Cuando hay un accidente normalmente no hay sólo un error, sino varios que se clasifican como errores humanos y errores mecánicos. Pero las máquinas no fallan porque si, ellas no se cansan como nosotros ni deciden hacer un día algo diferente. Son los humanos con los que la ha entrado en contacto los que han fallado de una u otra manera.

  • Puede que el error esté en el diseño de esa pieza o en su programación; por falta de formación, o aceleración en los plazos de entrega demasiado a menudo se construyen componentes que no han sido sometidos a todas las pruebas funcionales y de seguridad adecuadas. Hay numerosas tragedias por fallos de diseño, por ejemplo en la muerte de la tripulación del Apolo I se identificó como una de los factores el diseño de la compuerta, dado que no permitía ser abierta desde dentro y cuando los astronautas detectaron fuego no pudieron salir a tiempo por sus propios medios.
  • El error humano puede estar en el uso de la máquina, intentando sobrepasar las atribuciones para las que fue diseñada. Por muy seguro que sea un coche no se puede circular después de haber consumido alcohol porque el usuario no tiene la capacidad mental para hacerlo con seguridad.
  • Puede ser un error del técnico que efectuó la revisión de esa máquina omitiendo esa pieza o haciendo un juicio de valor erróneo de su estado.
  • Pero también puede ser que el error humano y la responsabilidad esté en los dueños/responsables de la máquina y sea una decisión deliberada no un error más o menos fortuito; puede ser que los técnicos hayan comunicado el mal funcionamiento por desgaste mecánico o por una configuración errónea y aún así la empresa decida ignorar el asunto para ahorrar costes.

Nosotros como sociedad debemos tener el poder de decidir que servicios pueden ser gestionados para ganar beneficio y cuales deben poner al ciudadano como prioridad. Y tambien debemos exigir que la tecnología se incluya de forma segura en los productos/servicios para mejorar la experiencia del usuario y minimizar la ocurrencia de errores humanos.

En Londres el transporte se considera un servicio al ciudadano. Aunque la empresa contrata empleados siguiendo el modelo privado, el director de la empresa responde ante el alcalde. Gracias a esa visión se ha podido mantener durante la historia el metro de Londres funcionando, aunque 2013 sea el primer año en el que no tendrá pérdidas y los años anteriores haya sido un lastre para la empresa y el ayuntamiento. Los precios de los billetes son elevados, pero los costes lo son aún más debido a su extensión y que durante más de 50 años no se efectuó ningún tipo de mantenimiento, en una red dónde algunas de sus líneas cumplen este año su 150 aniversario. Para adaptar el metro a los nuevos tiempos y conseguir que fuera más seguro y eficiente se ha diseñado un programa de actualización que terminará en 2014. Poco a poco se están mejorando las líneas (sistemas de señalización modernos, sistemas para aliviar el calor acumulado en las vías y las paredes de los túneles, vagones con mayor capacidad, aire acondicionado y sistemas automáticos de seguridad…) pero esto requiere una elevada inversión; como ejemplo diré que un vagón de nueva generación cuesta 1 millón de libras. El alcalde de Londres y el gobierno de la nación entienden que el transporte eficiente y seguro es esencial para que Londres pueda funcionar y se gasta el dinero necesario (siempre controlando estrictamente ese gasto). Dentro de este concepto de transporte eficiente se incluyen adelantos tecnológicos que mejoren la calidad y seguridad del servicio en cualquiera de sus partes.

La tecnología comenzó a introducirse en el entorno laboral para acelerar los procesos de producción dando origen a la producción en cadena, iniciada por la empresa Ford. Poco a poco se fueron diseñando máquinas con más funcionalidad e introduciéndose en nuestro día a día. Al igual que TfL, debería ser el deber de cualquier empresa aprovechar la tecnología disponible para mejorar la calidad de su servicio/producto, siempre de manera segura. No parece lógico vender un servicio como algo que sólo lo es a medias sin que todo el servicio tenga las mismas características; es una decisión empresarial y/o política que pone por delante costes/imagen a personas y por lo tanto una falta de respeto a la sociedad que además puede tener consecuencias terribles. Si no se dispone de fondos para garantizar que todo un servicio tenga las mismas características y sea seguro se debe esperar a obtener dinero; no se consentiría que un coche acelere an algunas zonas y en otras no. Los apaños son más complicados de hacer de lo que puede parecer en un principio e introducen más variables en el sistema que pueden ser pasadas por altos y facilitar errores de otro tipo. Además es responsabilidad de las empresas hacer que sus máquinas sean eficientes, útiles y seguras tanto las personas que las conciben, producen y mantienen como los que las usan minimizando errores humanos en todo el funcionamiento. Para ello se necesita formación de calidad que permita diseñar, programar y mantener máquinas avanzadas y dotar a las personas involucradas de las herramientas necesarias para que puedan contemplar y evitar cualquier escenario posible y se tomen su labor con la responsabilidad adecuada. Esto es aún más importante en sectores donde un accidente puede acabar con la vida de una persona, porque el precio de un error de ese tipo es incalculable.

 

La prima de riesgo es Matrix

Tal y como yo entiendo la prima de riesgo es la medida que tienen los mercados de evaluar la confianza en un país. Cuanto más alta más intereses tenemos que pagar por el dinero que nos prestan. En los meses en los que se rumoreaba que España sería rescatada como Grecia nuestra prima de riesgo se disparó y todo el mundo corría como gallinas sin cabeza. El gobierno aplicó recorte tras recorte y la prima va bajando, dicen que porque al aplicar los recortes ahorramos dinero y los mercados confían en que podremos pagar nuestras deudas billonarias al ahorrar unos miles de millones de euros. No estoy a favor de los recortes pero quiero reflejar la paradoja que me produce la suposición de que alguien será capaz de pagar una deuda que ahora es el 90% de sus producto nacional bruto (con predicciones de que será más del 100% en unos meses) recortando servicios esenciales que en ningún caso cuestan ni la mitad de lo que ya se debe. Todo esto teniendo simultáneamente cada vez menos ingresos porque hay más paro y por lo tanto menos gente cotizando y gastando. Si de verdad quieren bajar la deuda habría que pedir dinero a los que lo tienen (multinacionales, bancos, etc) no hacer más miserables a los currantes que sustentan el país con su esfuerzo. Por eso pienso que la prima de riesgo es la manera de controlar a la sociedad y a cualquier gobierno que intente llevar la contraria a la ideología neoliberal. Es la voz del jefe de arriba, neoliberal y dueño de empresas billonarias.

Cuando la prima de riesgo sube los gobiernos escuchan “oye que me estás ignorando, recorta derechos a los tuyos“. No porque eso saque a tu país de la crisis sino porque nosotros, tus jefes los mercados, queremos más dinero en nuestro bolsillo. Queremos despido libre, no queremos que los trabajadores puedan faltar al trabajo si están enfermos, queremos ganar dinero con nuestras empresas sanitarias y las escuelas; nos hemos cansado de que los trabajadores tengan derechos, queremos volver a la Edad Media, queremos esclavos incultos que no protesten y ser los únicos con dinero. Algunos gobiernos están felices haciendo caso a su jefe porque son unos pelotas. A Zapatero y Rajoy cambiaron la constitución para dejar bien claro que eran los primeros de la clase y que harían todo lo que se les pida. Otros alumnos como Islandia no lo tienen tan claro. Se rebelan, se niegan a pagar la deuda sin una quita a ambas partes y aunque se les amenaza con la marginación y odio eterno (osea la bancarrota del país y la imposibilidad de acceder a financiación internacional cosa que complica las posibilidades de que un país pueda obtener dinero para los gastos) ellos se plantan. Poco a poco reestructuran lo que deben, empiezan a pagar, modernizan su economía y tres años después empezaron a crecer y salir de la crisis. ¿Quien es el alumno más inteligente? El pelota que hace todo lo que quiere el jefe y el jefe le califica como listo aunque lleva cinco años de crisis, siendo cada año peor que el anterior? ¿O el que se rebela, ignora las amenazas, mira por los intereses de sus ciudadanos en vez de los de sus jefes empieza a salir de la crisis y es tratado como un loco e ignorado por los medios no vaya a ser que otros quieran seguir su ejemplo?

Por su parte cada vez que sube la prima de riesgo la sociedad ha sido amaestrada para escuchar “que viene el lobo, que viene el lobo”. Periodistas, economistas y políticos con interés en mantener el sistema establecido se dedican a infundir miedo a los ciudadanos cada vez que sube la prima de riesgo. Argumentan que la subida implica falta de confianza en el país y una subida en los interés que tendremos que pagar. Han convencido a la sociedad que cuando la prima sube tenemos que hacer lo que se nos dice, porque si no el país se va a la ruina. Lo que no dicen es que al hacerlo condenan a la ruina a los ciudadanos a nivel individual porque pierden sus derechos y la imposibilidad de tener una vida digna si no son millonarios.

Y luego están las paradojas de qué hace subir el valor de nuestra amiga la prima que son las que me hacen pensar que esto es algo como matrix, diseñado para controlar a los países y que en vez de pilas se nos asocia con carteras de dinero. José Carlos Díez, un economista de prestigio cuenta en su libro Hay vida después de la crisis, que los escándalos de corrupción afectan a la prima de riesgo así como la inestabilidad política, social y económica. Cuando hay incertidumbre en un país los inversores normalmente deciden poner su dinero en otro. Curiosamente el día que El Mundo publicó la entrevista de Pedro J a Bárcenas, implicando al partido en el gobierno en un caso de financiación ilegal y al presidente en supuestos pagos en dinero negro, la prima de riesgo se quedó como estaba. Con toda la inestabilidad que hay en España nuestra prima de riesgo debería estar no entorno a los 300 sino 3000.

¿Cómo puede ser posible? Quizá a los jefes de arriba les da igual la corrupción o el estado del país siempre y cuando los gobernantes del lugar en cuestión estén dispuestos a hacer lo que ellos digan. Mejor un gobierno corrupto que obedezca que uno limpio y rebelde. Si hubiera elecciones hay una posibilidad, aunque sea remota, de que los partidos amigos de los mercados (PPSOE) no consigan los votos suficientes para gobernar y eso no interesa a los jefes. Pero una sucesión controlada, como la de Monti en Italia son todo ventajas. Se lava la cara del sistema, se aparenta que se es democrático y se pone a alguien que seguirá la misma senda haciendo recortes en contra de sus ciudadanos, evitando así la reestructuración de la deuda que haría que los jefes perdieran parte del dinero con el que han estado jugando al bingo a nuestra costa todos estos años. Sin duda a los mercados y Europa les gusta más esta idea, quizá por eso un diario alemán ha dedicado un reportaje a la vicepresidenta del gobierno, para ir preparando el terreno de la sucesión a dedo.

Aunque cada vez hay más voces pidiendo la reestructuración de la deuda y la devaluación del euro los gobiernos de los paises bajo la austeridad siguen escuchando a la Troika, Europa, etc. y recortando sin parar. No contemplan otra posibilidad, hacer lo que hizo Islandia, plantarse y negociar un trato que le venga bien a la sociedad, y si hiciera falta salir de Europa, mejor pobres que esclavos totalmente arruinados. Mientras tanto cada vez que suba la prima de riesgo seguiré viendo la escena de Matrix dónde Neo tiene que escoger entre la pastilla roja y la azul, pensando cuando se decidirá la sociedad a despertar.

 

Las mujeres somos personas

Pasemos por alto los siglos de historia en los que en la mayor parte de los países del mundo el rol de la mujer en una familia era tener hijos y quedarse en casa cuidándolos (por desgracia ese sigue siendo su único rol en demasiados lugares aunque muchas de ellas no quieran). Además de hacer eso millones de mujeres atendían la granja o trabajaban en fábricas siempre y cuando el marido “lo permitiera” o la pareja no trabajara en absoluto por motivo x, mejor dejar trabajar a la mujer que no tener de que comer.

Empiezan los avances sociales y a principios del siglo XX un país como España es de los primeros en instaurar el voto para la mujer. Durante las guerras mundiales era normal que las mujeres trabajaran en fábricas mientras los hombres luchaban. Las guerras terminan y las mujeres comienzan a reclamar un puesto activo en la sociedad por ellas mismas, no porque su pareja no trabaje si no porque ellas desean hacerlo de forma asalariada. En las sociedades más avanzadas consiguen trabajos por cuenta ajena, pero de secretarias o similar nada un indique que tienen capacidad para resolver problemas complejos o de responsabilidad y siempre luchando contra el machismo y los roles pre establecidos. Poco a poco hay más mujeres con estudios universitarios y otros puestos laborales se ponen a su alcance pero siempre, y hasta día de hoy, recibiendo menos sueldo que un hombre. Tanto es así que en países liberales como Estados Unidos hay una ley para garantizar que una mujer pueda denunciar a su empleador si averigua que recibe menos sueldo que un hombre por la misma función. Y aún recibiendo menos sueldo que un hombre y por lo tanto siendo mano de obra más “barata”, hay empresarios que no quieren contratar a mujeres porque quizá algún día querrán tener un hijo y se ausentarán unos meses del trabajo. Por no mencionar que se consienta que en una entrevista laboral se pregunte a las mujeres que tipo de método anticonceptivo utilizan, como si eso tuviera algo que ver con cualquier trabajo que no sea la prostitución. Y dudo mucho que se lo pregunten a las mujeres que ejercen esa profesión porque se actúa como si no existiera, se consiente que mafias y hombres se aprovechen de un número enorme de personas al año (algun@s la ejercen voluntariamente pero no tod@s) sin que tengan ningún derecho, como si no fueran seres humanos.

Los desprecios para conseguir un trabajo no son los únicos en el ámbito laboral. Cuando una mujer asciende se cuestiona su integridad y sus compañeros de cama mucho más que cuando lo hace un hombre, si es que alguna vez se hacen esos comentarios sobre los hombres. También tenemos que aguantar a menudo más condescendencia de la deseable y otros comportamientos que implican que no se nos respeta igual que a un hombre. Y hay que sumar los que ocurren en el hogar, porque dependiendo de cómo se haya educado tu pareja puede que todas las tareas del hogar recaigan en una sola persona (como si en las parejas homosexuales las dos mujeres se repartieran todo pero los dos hombres no hicieran nada).

Pero parece que las sociedades avanzan y cosas por las que antes había que luchar como la posibilidad de interrumpir un embarazo si el feto tenía una malformación o pedir ayuda y protección porque tu pareja te maltrata se regulan en leyes. Si sólo hay que luchar por derechos laborales y nuestro rol en el hogar pero tenemos garantizados derechos básicos pues la cosa es más llevadera.

Pero resulta que todo es un espejismo. Que los derechos de las mujeres son de quita y pon. Que un gobierno de un país Europeo no considera a la mitad de la humanidad personas, sino incubadoras para tener hijos vengan como vengan, siempre y cuando tengan pareja y sea un hombre. Que no considera que una persona es agredida si no sufre heridas que impliquen estar más de 24 horas hospitalizadas, todo para reducir las estadísticas, disimular el machismo que reina en España y supongo que para ahorrar dinero en ayudas a mujeres maltratadas. ¿No conocen a nadie que haya sido maltratad@? Porque yo si y me dan ganas de vomitar pensando que el gobierno que no he votado pero representa mi país y por ende a mí cambia la ley en detrimento de personas que sufren y no pueden/saben defenderse por si mismas. Personas que tuvieron la mala suerte de toparse con un maltratador, con alguien que parecía una persona decente hasta que un día decidió quitarse la máscara. ¿Acaso creen que los maltratadores van con una camiseta que dice “ven conmigo que vas a vivir un infierno”? ¿Creen que quien sufre este abuso se lo merece o miente?. Si tienen dudas sobre denuncias deben investigar esos casos pero no despreciar el crimen en sí reduciendo su importancia porque para vergüenza de una sociedad moderna hay muchos casos reales. Además la violencia de género no siempre requiere hospitalización a menudo es psicológico y constante y puede darse en cualquier pareja hetero o homosexual. Para estar 24 horas hospitalizad@ te tienen que dar una paliza casi de muerte.¿Les parece digno que te tengan que dejar medio muert@ para poder reclamar ayuda y pedir justicia? ¿Les parece humano lanzar el mensaje a los maltratadores de que si sus víctimas no requieren 24 horas de atención médica ellos no están cometiendo un crímen? Qué será lo próximo ¿cursillos on líne explicando como agredir sin llegar al umbral legal? Cuanto mejor sería si se dedicaran a educar a la sociedad para que se trate a las parejas como seres humanos con derechos, no como sirvientes ni objetos que se pueden manipular, usar, despreciar y agredir a antojo.

Desinformación como información

CNN empezó a usar el concepto de periodismo ciudadano con sus ireport, pidiendo a gente que enviara vídeos de lo que pasaba a su alrededor. Desde el punto de vista de un medio de comunicación esta estrategia puede ayudarles a encontrar noticias que de otra manera pasarían desapercibidas y a coste cero. Sin embargo introduce la necesidad de contrastar la información, cosa que no siempre se está haciendo con las noticias enviadas por ciudadanos o con las publicadas por otros medios. Es como si las ganas de dar una primicia hayan conseguido que las noticias se conviertan en cosas que alguien dice que pasan, en vez de cosas que pasan de verdad con hechos y pruebas. Un ejemplo reciente fue el atentado de Boston, esta misma cadena de prestigio internacional comunicó que había detenidos cuando aún no se había producido ningún arresto. En la política Estadounidense Rachel Maddow ha criticado varias veces a Republicanos haciéndose eco de información publicada en blogs y páginas web de carácter conservador e incluso conspiratorio. Información que carece de fundamento real pero que sólo por aparecer en un medio oficial se perpetua como una noticia y nadie se molesta en verificarla ni siquiera el primer medio que la publica.

Entiendo que periodistas con galones como Manuel Marlasca vean esta forma de periodismo como intrusismo y pidan respeto para su profesión. En una situación ideal la sociedad obtendría la información de medios de comunicación y esa información sería objetiva, construida en base a hechos recogidos y contrastados por periodistas. Sin embargo los medios han dejado hace mucho de ser objetivos e independientes. Cuando grupos de comunicación se gestionan como empresas en vez de como servicios al ciudadano, las audiencias, los inversores (y sus intereses) y los beneficios se vuelven el foco principal del modelo de negocio y la información y la ética pasan a un segundo plano.

En esta competición por la audiencia incluso se critican unos a otros diciendo que está al servicio de X cuando el que lo dice está al servicio de Z. Parece que la linea editorial no es sólo la que el medio se fija a si mismo si no la que los demás le asignan y cuando alguien osa no seguir el patrón asignado como Pedro J Ramírez todos van a por él. Las recientes criticas a El Mundo están confundiendo linea editorial con fidelidad a un partido político y lo que es peor con la obligación de informar. Si un medio tiene información de una fuente contrastada sobre un asunto es su obligación darlo a conocer independientemente de su línea editorial. Sin embargo los medios españoles sólo publican lo que puede dañar al contrario y tapan las fechorías de los suyos, ya se sabe que los españoles son más fieles al partido que a la pareja. Cuando El Mundo ha publicado información sobre Bárcenas se le acusa de intentar derribar un gobierno. Como dice Eduardo Inda, el ex-tesorero es una fuente válida porque sus 20 años de trabajo en el PP le dan legitimidad para hablar sobre el partido, otra cosa es que mienta, pero para eso está la investigación judicial y además todos los implicados son libres de hablar y dar su versión si lo desean. Sólo Pedro J sabe si su objetivo es la dimisión de Rajoy. El resto de la sociedad debería dejar de juzgar el motivo de sus publicaciones y analizar la información que contienen o ir a otro medio, a nadie se le obliga a leer un periódico o ver un telediario.

Esta guerra de medios fomenta el periodismo ciudadano. Con la aparición de internet la gente por su cuenta puede saber que está pasando en cualquier parte del mundo las 24 horas del día. Antes sólo te enterabas de que pasa en otro país o ciudad si tenías un amigo allí o estabas en esa zona, ahora no necesitas conocer a nadie simplemente seguir a alguien de allí en Twitter o mirar la web de un medio local. La gente usa cada vez más este medio de obtener información porque a su juicio no obtienen información de calidad de los medios tradicionales. Como todo esta disponible en internet y la gente va a internet a buscar noticias muchos medios están rebajando el valor de su rol en la sociedad como informadores de calidad. Las redacciones viven en un sprint continuo intentando dar primicias antes que nadie para atraer audiencia y con las prisas acaban perjudicando la calidad de la información porque no contrastan los datos y publican cualquier cosa con tal de publicar algo. Lo hacen con la excusa de que la gente lo quiere y necesitan audiencia para subsistir. En realidad pierden doblemente, pierden su prestigio y pierden audiencia porque la mayoría queremos información no desinformación.

Daniel Montero, periodista que me encanta, me dijo en Twitter que los periodistas no harían propaganda si la gente no lo consumiera. En parte tiene razón, la sociedad debería demandar información objetiva, no afirmaciones que apoyen sus convicciones. La información debe ayudar a educar, ver otros puntos de vista y aprender, no reafirmar los ideales de cada uno constantemente. Pero parte de la culpa son los que ofrecen esos productos porque ponen los beneficios por encima del valor de la comunicación. No pienso que el periodista que cubre el morbo o una determinada linea editorial disfrute con ello, habrá gente a la que le repugne pero tenga que hacerlo porque tienen que ganarse el pan. Son los medios los que no deberían ofrecer morbo, propaganda y desinformación, independientemente de que venda o no venda. Escenas como la excavación buscando el cuerpo de Marta del Castillo o minutos y minutos sobre el juicio de Bretón con primeros planos de su gesto impasible o las lagrimas de la madre de los niños no aportan información. Se puede dar la noticia sin morbo: se reanuda la búsqueda de Marta del Castillo, continúa el juicio de Bretón… Si se recurre al morbo para rellenar, es más productivo para la sociedad buscar otras noticias para ocupar ese vacío; y para variar podrían usarse noticias positivas como que en España tenemos investigadores cerca de descubrir la vacuna del Sida y tantas otras que quedan descartadas a lo largo del año por culpa de escándalos pero la opinión pública debería saber. Si tienen dudas de como hacerl pueden ver la serie The Newsroom que plantea y resuelve estos dilemas con mucho acierto.

Los telediarios y los periódicos deberían informar sin dramatismos de cosas relevantes, tanto buenas como malas y aprovechar la oportunidad que tienen de aumentar la cultura de la audiencia si de verdad quieren considerarse como un valor social y no un mero instrumento de los poderes económicos y políticos. La sociedad debería exigir información que le aporte conocimiento y dedicarse menos al marujeo y propaganda que a fin de cuentas no va a ayudarles a resolver ningún problema. Hay que exigir a los directores de los medios que dejen de poner periodistas a cubrir morbo y les pongan a verificar datos para ofrezcer una línea editorial informada y de paso fomentar la cultura. El que quiera morbo y desinformación que se vaya a buscarlo a otra parte; a lo mejor más de uno deja de consumirlo si requiere más esfuerzo que darle a un botón del mando.

 

3 nichos dónde potenciar el turismo #MarcaEspaña

Todo el mundo sabe que España es un país de sol y playa. Desde los años 70 se ha promocionado esa imagen del país y se ha confiado en el sol y el boca a boca como la mejor técnica de marketing. Ofreciendo paquetes de hotel y avión a ingleses, alemanes y nórdicos tan tirados de precio que les sale más barato a ellos visitar las playas españolas que a los propios españoles; no estoy exagerando es increíble la diferencia de precios cuando navegas en buscadores de vacaciones británicos.

Con el paso de los años he llegado a la conclusión que los distintos gobiernos que hemos tenido estaban contentos y satisfechos con esa imagen turística. No les importa que cada vez más el turismo que llega a España sea el que llaman de baja calidad, gente que viene a beber y tirarse al sol y vuelve a su tierra diciendo lo bien que se lo pasó borracho en España. Esa es una manera como otra cualquiera de pasar las vacaciones pero si la única industria que tiene algún futuro es el turismo porque el sol y el calor no se pueden recortar desde ningún despacho, ¿por qué no fomentar turismo de más calidad que ayude a recaudar más ingresos? Un turismo que mejore la imagen del país y haga que se nos conozca por algo más que la fiesta. Algunas zonas como Ibiza parece que se han cansado de esta imagen y ahora están promoviendo el turismo de alta calidad. Pero ¿y el resto de España? Tenemos recursos naturales y culturales únicos en el mundo pero no los aprovechamos. Para empezar me han venido a la memoria estos.

Lanzarote tiene el mayor campo de lava volcánica del mundo. Normalmente la gente piensa en Islandia cuando quieren visitar volcanes. Como cuenta Xavier Moret en su libro Revolución bajo el volcán, esta isla en medio de dos placas tectónicas atrae a turistas de todo el mundo ofreciendo paquetes de vuelo, hotel y tour organizados. La gente visita géiseres, campos de lava, límites de placas tectónicas y fumarolas incluso en invierno cuando la nieve cubre todo porque sus ofertas y el marketing son muy buenos. Nosotros tenemos en una de nuestras islas el mayor campo de lava del mundo, un parque natural formado por varios volcanes vivos que permiten sentir el calor del magma sólo poniendo la mano en el suelo y el tubo de lava más largo del mundo que además se puede visitar por dentro. Todo esto en una isla con tiempo primaveral todo el año y construcciones volcánicas por doquier, como restaurantes y casas dentro de laderas volcánicas. Sin embargo la isla casi no tiene vuelos con la península y aunque recibe muchos turistas extranjeros, podría recibir muchos más con mejor publicidad y más tours organizados ya que no todo el mundo quiere alquilar un coche en vacaciones.

Atapuerca y turismo cultural. Todos sabemos que es un lugar con restos antrópológicos que no para de sorprender a los investigadores. Por ejemplo en 2007 descubrieron el homínido más antiguo de Europa y entre sus investigadores se encuentra Bermúdez de Castro, uno de los tres mejores en su campo del mundo. ¿Qué pasaría si un lugar así estuviera dentro de las fronteras de Estados Unidos? Seguramente habría un parque temático con este tema, tours organizados con todo incluido y tanta publicidad que hasta los niños de diez años en un país remoto sabrían qué es Atapuerca y dónde está. Hay que preservar la investigación pero seguro que hay maneras de aprovecharla para fomentar el turismo y mejorar la imagen del país. Las visitas a 6 euros me parecen una ganga; los extranjeros pagarían 10 o 15 con seguridad y se podria dejar el precio actual para residentes españoles. En Rusia los extranjeros tienen que pagar el doble por entrar en cualquier sitio y los turistas son conscientes de ello. Pero lo importante no es el precio de la entrada si no promocionarlo adecuadamente para atraer turismo de calidad. Muchos países tienen tours organizados para visitar diferentes zonas culturales, podrían organizarse viajes por Atapuerca y Altamira por ejemplo. Si hay un tour organizado de alto nivel, interés por algo de este estilo si hay. No se conseguirá una afluencia masiva como a una playa pero algo es mejor que nada.

Turismo histórico. España tiene en su historia multitud de guerras y batallas. Fuimos invadidos por fenicios, árabes, romanos, franceses. Estuvimos en guerra con Inglaterra, Francia…toda esta historia en otros países es aprovechada para crear museos y tours y ofrecer a turistas la posibilidad de aprender la historia del país que visitan in situ. Esto tiene aún más atractivo cuando el país en cuestión ha sido el mayor imperio del mundo. Sin embargo hay muy pocos tours (sólo he encontrado este sitio) sobre nuestra historia y parece que ninguno sobre nuestra historia reciente, al menos organizado por españoles. Cuiosamente un periodista extranjero ha comenzado a hacer tours sobre la guerra civil en Madrid porque se dio cuenta de que hay mucha demanda pero nadie ofrece este servicio. Desde luego es un tema delicado pero forma parte de nuestro pasado y tenemos que conocerlo para poder asumirlo. Si Alemania es capaz de tener museos y exposiciones sobre el nazismo nosotros deberíamos dejar atrás nuestras diferencias y contar toda nuestra historia, la de ambas partes sólo así la gente podrá conocer toda la verdad. Por no mencionar las recreaciones de batallas en Estados Unidos que son un foco turístico y mueven a mucha gente cada año pero en España parece que no consiguen la publicidad que se merecen o los museos y visitas guiadas a campos de batalla en el Reino Unido que prácticamente son inexistentes en nuestro país.

No pretendo quitar valor o interés a los sitios que los extranjeros me mencionan cada vez que digo que soy de España: Barcelona, Ibiza, Mallorca y Madrid son las que más suelen aparecer ni al resto del país. Pero España es mucho más que sol y fiesta; no tenemos que inventarlo sólo promocionarlo o nunca saldremos de los tópicos.

 

Érase una vez un cuento de corrupción

Érase una vez un trabajador con ganas de grandeza que empezó de joven a trabajar en el PP. El tesorero del partido le cogió bajo su tutela y juntos manejaban las cuentas. Unos años después una investigación judicial hizo que apartaran al tesorero. También apartaron al gerente ¿qué va a ser de mí, si ya pensaba que iba a poder vivir del cuento toda la vida?. El nuevo Presidente del partido le volvió a dar trabajo como gerente ayudando a un nuevo tesorero. Las donaciones millonarias van llegando al partido y el gerente hace lo que le mandan; ayudar al tesorero a anotar las donaciones y repartirlas parte del dinero a los cargos importantes porque hay que cuidar muy bien a los militantes, bueno a los que están arriba, los de abajo que se cuiden solos que los partidos políticos no están para ayudar a la sociedad, sólo a los amigos.

Pasan los años, el partido llega al gobierno y todo sigue igual, España va bien y sus dirigentes gracias a los sobresueldos mejor todavía. El gerente es uno más en Suiza, donde va muy a menudo a ingresar dinero suyo y del partido en cuentas extranjeras para no tener que declararlo a hacienda, y sobre todo para no contestar preguntas incómodas. El partido da contratos públicos a las empresas de sus amigos y curiosamente esos amigos son los que les han dado comisiones, todo queda en familia. El dinero de los contribuyentes se emplea en inflar contratos de construcción o de servicios para que los empresarios leales tengan un beneficio mayor del normal y así recuperen el dinero de la comisión. El partido se queda con la comisión por su gestión y el único que sale perdiendo es el ciudadano, pero como no tiene manera de probarlo, pues nada.

Y de repente cuando tantos años de práctica en estos negocios ya les hacen pensar que son invencibles, un participante del lío en un nivel bajo decide que quiere ascender en el partido. Su deseo es denegado y bien sea por despecho o por limpiar su conciencia decide contar las irregularidades que ha visto. Todo el partido en bloque lo niega, y lo sigue negando mientras la justicia a trancas y barrancas consigue ir investigando. El tesorero decide irse porque ya está mayor, no vaya a ser que le metan en la cárcel siendo octogenario. El partido asciende al gerente que tantos años de buen servicio ha dado a tesorero, al fin y al cabo es el más indicado para seguir con el sistema ya montado.

Cuando la justicia apunta al nuevo tesorero como una pieza clave en el sistema de pagos, el partido le defiende a capa y espada; no van a consentir que se manche el nombre de su empleado que tanto dinero les ha gestionado tan discretamente (y podría contarlo) o el de ellos, no vaya a ser que se descubra el tomate. Con tanto periodista cotilleando el partido decide sacar de primera fila a los que la justicia ha señalado, les seguirá pagando pero sin tener cargo; les sale más barato que arriesgarse a que hablen y como siguen recibiendo comisiones y dinero del estado tienen fondos de sobra. Y así ignorando toda ética y responsabilidad con la ciudadanía el tesorero sigue recibiendo comisiones, repartiéndolas entre los elegidos y llevando dinero a paraísos fiscales. Todo sigue como si nada.

Cuando su nombre vuelve a salir en temas judiciales el partido decide apartarle como a los demás, ahora están en el gobierno y hay que aparentar ser serios. Le defienden pero aseguran que ya no pertenece al partido aunque sigue cobrando, teniendo un sitio adjudicado en las oficinas y coche privado. El tesorero se enfada y reclama que el partido le ayude a limpiar su nombre de verdad y a defenderse. El partido le pide que niegue todo, diga que todo el dinero es suyo (aunque parte sea del partido o de otros miembros del mismo) y que esto pasará pronto; de todas maneras le pagan los abogados para que le defiendan y de paso defiendan los intereses el partido sin que se note mucho. El tesorero que es muy buen empleado hace lo que le mandan y de paso también intenta usar sus influencias para ralentizar y confundir a la justicia. Pero la prensa se hace con tantos documentos que es imposible evitar su entrada en la cárcel. Cuando se lo ve venir el tesorero exige ayuda del partido, él sólo ha hecho lo que le han pedido durante 20 años y si cae caerán todos con él. El partido se da cuenta de que en la actualidad la sociedad no perdonaría que este caso no siguiera adelante y decide no actuar, de momento. Además lo de no dar explicaciones les ha durado muchos años así por qué no unos más hasta que salga otro escándalo y los medios cambien de tema. El tesorero decide empezar a hablar, se siente traicionado por sus jefes y no cree que sea justo que el pague por las decisiones de los que estaban por encima de él. Continuará…

Esta es mi interpretación de los hechos que han pasado desde que en el 2008 se empezó a investigar el caso Gürtel. Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia, porque yo no tengo una bola de cristal, sólo un cerebro que me permite pensar y razonar. ¿Qué debe hacer la sociedad? Seguir reclamando respuestas y responsabilidades sin cesar. ¿Qué debería hacer el partido en cuestión? Abrir las puertas y las ventanas y que salga toda la basura acumulada. Pedir perdón no es suficiente, muchos deben dimitir y devolver el dinero. Cuanto más lo pospongan peor va a ser para ellos y para España, ese país al que tanto dicen querer y del que gracias a ellos lo primero que se menciona en el extranjero es la corrupción que lo gobierna.