Manifestaciones unidas

Todos los movimientos sociales deben unirse para crear una alternativa al poder. Julio Anguita

Desde que he empezado el blog lo he repetido tantas veces que ya he perdido la cuenta. La crisis económica está aquí (un buen libro para entender qué nos han llevado a ella es “Hay vida después de la crisis” de José Carlos Díez) pero una vez que ha estallado esto se ha convertido en una lucha de clases y los que no somos millonarios debemos unirnos y llegar a un acuerdo de mínimos. Los que están afincados al poder (dueños de multinacionales, fondos de inversión, políticos, etc.) han conseguido lo que no pudieron en la crisis del 29, que sean los ciudadanos los que se suiciden y paguen la crisis en vez de ellos. Y así con el pretexto de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades (sobre todo ellos pero eso no se dice mucho en los medios) los gobiernos de muchos países controlados por esos cuatro que se están forrando con los recortes se dedican a quitar derechos y servicios, subiendo los impuestos para traspasar el dinero de las rentas medias y bajas a las muy altas.

El IVA, el IRPF, bajadas de sueldo, los recortes en educación, en sanidad se los están aplicando a comunistas, socialistas, anarquistas, conservadores, liberales, jóvenes, abuelos, hombres y mujeres, ricos, clase media y pobres por igual. La diferencia está en cuánto dinero tienes en el banco para poder pagar y hasta cuándo ese dinero dejará de ser suficiente. Hay gente a la que esto le dará igual porque aparte de tener dinero no tienen conciencia social. Nacieron con la suerte de no tener que preocuparse por llegar a fin de mes. Tampoco se han plateado que a veces pasan imprevistos como enfermedades y que incluso ellos con todo su dinero pueden no tener suficiente para sufragar los cuidados necesarios, sobre todo cuando la sanidad se vuelve más y más cara cada día. Ni que no es un problema de no haber dinero si no de en qué se utiliza (monumentos faraónicos, corrupción, subvenciones a multinacionales, privilegios para políticos y ricos o becas para que niños de padres en paro puedan tener una comida decente al día, inversión para generar empleo y sanidad para que nadie se muera si se puede remediar). Aparte de la ética de tener seres humanos en la miseria pudiendo hacer algo por remediarlo. Otros ricos, como Rosalia Mera opinan que aunque ellos no necesitan la ayuda del estado, una sociedad es mejor cuando garantiza que los más desfavorecidos tienen las mismas oportunidades que los más ricos.

El resto de mortales que no somos ricos, que es la mayoría, está indignado y muy enfadado por los recortes y la falta de ética y dignidad de los políticos en España. Algunos están más preocupados por la educación, otros por la sanidad, otros por la falta de trabajo, recortes a la dependencia, corrupción o por todo en general, según su situación personal. Lo expresan a todas horas hablando con amigos, familiares, yendo a manifestaciones. Hay manifestaciones todos los días, lo sé porque la gente me lo cuenta, aunque los medios de comunicación decidan no informar sobre ellas, quizá porque si supiéramos todas las que hay nos daríamos cuenta que somos muchos, y sobre todo muchos más que ellos. A menudo se dice qué más tiene que pasar, qué más tiene que hacer la sociedad para que los políticos escuchen lo que grita la calle. Sea lo que sea lo que lo consiga hay que preparar alternativas, confiar en que aprendemos de nuestros errores y conseguiremos que el cambio transcurra de forma pacífica.

Aquí es dónde entra en juego la estrategia. Una manifestación sobre un tema congrega a más o menos gente pero nunca tanta como una manifestación que agrupe todas las reivindicaciones. Lo hemos visto cada es que la marea ciudadana ha convocado un evento. Cuanto más grande la manifestación, más impacto mediático dentro y fuera del país; elemento muy importante porque en la época de la globalización la presión exterior como consecuencia de la presion interior ha conseguido derrocar gobiernos. Además la clave de la presión social está en la continuidad. Una manifestación un día por muy grande que sea no da miedo a ningún gobierno, porque al día siguiente la gente vuelve a su vida diaria y todo queda como un acto puntual. Después de dos años hay que recordar el espíritu del 11M y lo que supuso para manifestantes, prensa y políticos la presencia constante en las calles.

Se conseguiría más impacto designando todos los sábados de cada semana como el día oficial de manifestaciones. Todas las manifestaciones deberían hacerse ese día como mínimo, sea cual sea el motivo ir a la plaza mayor de vuestra ciudad a las 4 de la tarde. Llevar carteles sobre vuestra reivindicación particular y agruparos según vuestro tema. Estaréis haciendo vuestra protesta pero os estáis uniendo generando una macroprotesta semanal constante que calará en los políticos y los medios de prensa, sobre todo internacionales. Si un sábado no puede ir alguien no pasa nada, porque otra persona irá y la siguiente semana se puede volver a enganchar. Cada sábado la misma persona podría protestar por un tema diferente, o en función de las noticias, a discreción del protestante. Esto no implica un esfuerzo adicional porque la gente ya se está manifestando, sólo conseguería reflejar cantidades exactas y aunar esfuerzos. A la vez hay que seguir con las propuestas para crear una alternativa real, porque cambiar un gobierno por otro con el mismo modelo de Pedomocracia que tenemos no vale de nada. Pero al menos así se verá a todos los movimientos sociales unidos, subirá la autoestima de los manifestantes al ver cuántos piensan como ellos y eso hará que unos cuantos se pongan muy nerviosos.

 

Anuncios

10 Respuestas a “Manifestaciones unidas

  1. Llevo tiempo propugnando la misma idea.
    Existe el problema de su contraataque a través de los medios de comunicación. De todas formas es el momento de no abandonarnos, si cabe de unirnos mas.
    Otro problema es que tienen a sus sabuesos que están “educados”, para preservar “su ley” y el orden preestablecido,.
    si no nos unimos nos machacarán

    • Hombre llevan muchos años en el poder, casi todo el último siglo, tienen practica y han institucionalizado como preservarlo.
      Si te gusta la idea dame publi 😉 cuantos más lo lean mejor jeje
      Gracias por comentar
      Un saludo

      • No te preocupes por lo de la publi. Me imagino que estarás al tanto de la quedada de l@s compañer@s del Huffi, el finde del 13-14, y ahora andamos metiendo la cuña de la quedada, si meto el enlace no escribo.
        En cuanto llevemos más adelantado el follón este lo promocionamos.
        Yo también ando calentandome la cabeza para comenzar uno, pero no acabo de encontrarle el punto de lo que quiero decir.
        Andaba bastante metido en Sanidad en Madrid, pero tuve un accidente y me dejó con una invalidez, y esto limita mucho, tanto a nivel físico como psicológico.
        Un saludo

        • Si los he visto pero no creo que pueda ir a Madrid en esa fecha. Estaré presente en espíritu jeje.

          Sobre el blog hazlo de lo que te apetezca pero tiene que ser algo que te apasione mucho porque lleva algo de tiempo. Creo que lo más difícil es conseguir que la gente lo siga, depende del círculo de partida con el que empieces, en el mío no hay muchos interesados en esto así que voy con desventaja jaja. Si lo haces de algo que además de apasionarte sea tu especialidad o sepas mucho escribir también te será más fácil, y buscar referencias también.
          Cada uno lo hace en la medida de sus posibilidades, tampoco es algo por lo que nadie debería agobiarse. Para mi es terapia de gestión de furia, para que no me salga una úlcera con las noticas.

          Ya me dirás que decides 😉
          Un saludo y espero que el encuentro sea un éxito.

  2. Pingback: Manifestaciones unidas | Lejos del tiempo

  3. Soy de la misma opinión. Las manifestaciones deben de ser constantes y pueden reunir a varios gremios sociales que quieran expresar su derecho a protestar ante tanto recorte. “El pueblo unido jamás será vencido” es una frase muy conocida y es a lo único que temen los ricos y los políticos.
    Lo que todavía no he visto y me indigna bastante es el recorte que se tenían que hacer los cargos políticos: tanto coche oficial, dietas, sobresueldos, etc…

    • A ver si con un poco de suerte esto circula y la gente se anima.
      Sobre el gasto político estoy de acuerdo, lo he hablado en otros post como el de austeridad si, política. Desde luego lo primero que se deben recortar son gastos superfluos y muchos políticos tienen muchos de esos.
      Muchas gracias por comentar 😉
      Un saludo

  4. Pingback: Manifestaciones unidas | Lejos del tiempo

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s