Mejor demasiados que demasiado pocos

Pocas palabras educadas pueden describir mi descontento con el PSOE por todos los recortes que aplicó en sus dos últimos años de ZP y todo lo que hicieron, o más bien dejaron de hacer por el bien del país durante 30 años, porque a pesar de la crisis no estaríamos tan mal como estamos si hubieran construido un modelo económico digno, que tiempo tuvieron. La frustración y enfado que tengo con el PP es todavía mayor porque no comparto su ideología y me pone de los nervios como comulgan con la iglesia para adoctrinar a toda la sociedad; hacernos pobres no es suficiente, tenemos que ser pobres católicos. Pero llegados al punto en el que estamos ¿qué hacemos ante una crisis que hasta el ministro de exteriores reconoce que no saben cómo arreglar? (y desde aquí le agradezco el gesto de honradez, porque ya era hora de que alguien lo dijera, ahora empiecen a escuchar a los demás que les dan ideas, por ejemplo éstas para las que no necesitamos dinero de Europa). ¿No deberíamos unirnos todos contra la crisis, políticos de todas las ideologías pero también ciudadanos colaborando por el bien común?

Hay dos cosas a considerar, qué hacer y quién lo hace. Para empezar debemos discutir sobre las medidas a poner en marchar, sobre todo viendo que lo que se está haciendo no funciona. Seguir en las mismas después de cinco años de malos resultados es de locos y algunos orgsnismos exteriores dan atisbos de racionalidad. Los políticos españoles no conocen la palabra rectificar, pero la demanda social y la evidencia de la inutilidad de los recortes harán que tarde o temprano esto cambie, hasta Alemania está entrando en recesión porque ya no exporta al haber tantos países en crisis. Esperemos que sea pronto porque ya es muy tarde.

Pero quién debería participar cobra cada vez más importancia aunque no de una manera directa. Por supuesto el primero grupo de implicados son los políticos que para eso les pagamos. Además está lo que puede hacer la sociedad, por ejemplo a través de movimientos sociales. Con el aumento de la crisis aumenta la crispación de la sociedad hacia todos los políticos (siempre que no sean sus familiares o amigos, claro esos no son tan malos y los voto igual) y los votantes del partido contrario. Los políticos de todas ideologías van en contra de los movimientos sociales y los políticos de ideología contraria… Vamos cada uno contra los que no piensan como él o le cae mal porque como todos los partidos han formado parte del lio en el que estamos se puede repartir culpa a expuertas. A veces sin darse cuenta que deberían mirarse en el espejo porque si ellos se hubieran quejado y actuado con los chanchullos del sistema que se montó en los 70 los politicos no habrían estado 30 años riéndose de nosotros, dejándonos sin economía que pueda combatir una crisis de deuda que no afecta tanto a otros países porque son capaces de vivir de algo más que sol y ladrillos.

Entiendo que la gente que lleva años movilizándose, currándose cosas para explicar a la gente qué nos está pasando y por qué, les reviente que ahora un politico de partido A, B ó C vaya a algunas de las manifestaciones porque da la sensación de que intentan lavar su imagen y aprovecharse del esfuerzo de otros para conseguir votos. También entiendo que desconfíen y les moleste que gente que formaba parte de los movimientos y critican el sistema ahora estén pensando montar un partido (aunque yo lo veo un paso lógico para que no se pueda decir que las protestas no tienen legitimidad, no hay mayor legitimidad que ganarles en su propio terreno). Sin haber estado nunca presente en manifestaciones en Madrid porque ya estaba fuera, creo que las expulsiones o el cruce de comentarios deslegitimando participaciones de políticos en protestas son la consecuencia directa de la burbuja en la que viven los partidos; como existe una doctrina de partido que impide a sus diputados/concejales expresarse libremente bajo multa o pena de expulsión (y ellos lo llevan bastante bien porque siguen el juego, si no muchos más estarían expulsados de partidos como Cristina Almeida), ahora los ciudadanos rechazan cualquier militante o politico de un partido porque lo asocian a la organización; la doctrina y la lista cerrada que les protegía y garantizaba sueldo público es ahora su verdugo. Les está bien empleado por cerrarse tanto a la sociedad que ya no los vemos como parte de ella si no como uno de los problemas.

Sin embargo me pregunto si en vez de gastar tiempo y esfuerzo en cuestionar quién tiene derecho moral a ir a una manifestación o unirse a una reivindicación deberíamos usar esa energía en difundir una conciencia social y los motivos de nuestra situación (porque mucha gente no conoce ni la historia de España del último siglo) para centrarnos en conseguir el cambio que necesitamos teniendo todos los participantes conocimientos suficientes. Si explicamos bien nuestra historia reciente todo el mundo se dará cuenta de que el PP y el PSOE han sido prácticamente lo mismo (salvo contadas leyes sociales promulgadas por el PSOE que no les disculpa de sus errores garrafales en economía o sus casos de corrupción) y dará igual que estén o no en las manifestaciones porque la gente sabrá la verdad y no podrán aprovecharse de ellas. De lo contrario tendremos una parte de la sociedad decidiendo por los demás quién debe manifestarse; dejemos que cada uno decida por su cuenta y la gente tenga la información necesaria para opinar sobre lo que ve con conocimiento de causa. Además con mayores números las movilizaciones tienen mayor repercusión y pueden conseguir mayor apoyo exterior, ya dijo Esopo que la unión hace la fuerza;¿les estoy utilizando como carnaza? sí, no me importa que gente se añada a mi causa voluntariamente si eso me ayuda a conseguir mis fines porque si los fines están claros no podrán ser manipulados aunque algunos lo intenten.

Quizá entre estos acoplados haya auténticos arrepentidos, no hay que descartar esa posibilidad por remota que sea. Recuerdo un programa del Intermedio en el que una señora dijo que había votado al PP y quería que le devolvieran su voto, lo mismo pienso yo del PSOE (sí yo soy una de las incautas que pensaba que había diferencias sustanciales entre PP y PSOE, ahora he aprendido más y evolucionado). También habrá políticos que se arrepientan o no comulguen 100% con el partido pero sean cobardes para enfrentarse, quizá si fueran a las manifestaciones podríamos aprovechar esas situaciones para cuestionar la doctrina del partido y contrarrestar la posible manipulación que quisieran hacer con fines electorales. Muchas cosas que parecen riesgos pueden ser oportunidades.

El sistema que tenemos sólo funciona para una minoría y hay que cambiarlo, pero creo que ese cambio debería hacerse contando con todo el mundo que quiera unirse a la causa de forma productiva y mirando al futuro juntos. De lo contrario este cambio tampoco incluirá a todo el país y no será moralmente mejor que lo que tuvimos durante la dictadura o ahora gracias a la Transición que transicionó los chanchullos del régimen a chanchullos legales con aprobación de Europa. Al final nos guste o no todos somos españoles, todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión sobre qué país queremos, aunque al de al lado no le guste, y el deber de respetarla con educación, en eso se basa una democracia moderna aunque lleve más esfuerzo que imponer nuestra idea. El truco es luego gobernar para la mayoría de la sociedad llegando a compromisos puntuales y siempre garantizando una vida digna para todos porque lo contrario atenta contra los derechos humanos, el propio concepto de gobierno y democracia y el futuro de nuestro país y las generaciones venideras.

 

Anuncios

5 Respuestas a “Mejor demasiados que demasiado pocos

  1. Buen artículo. Lo cierto es que Occidente parece despertar de un dulce sueño, y descubrir que en la realidad habita en una mazmorra. Lo bueno que puede tener todo este derrumbe de certezas en partidos políticos, sistema económico, etc, es la imperante necesidad aquí y fuera, de un cambio muy, muy profundo.
    Ojalá Hollande consiga imponerse a la férrea visión de Merkel de austeridad
    a marcha martillo.
    Un saludo.

    • Gracias. Si la verdad es que el título de Aleix Salo europesadilla lo dice todo…un libro que recomiendo, es corto pero simpático y didáctico.
      Yo ya no espero mucho de Europa, sólo me gustaría que los españoles despertarán del letargo, salieran a la calle de verdad y los políticos empezaran a aplicar medidas como las que tengo en mi post proyecto salir de la crisis, para las que ni siquiera necesitamos a Europa y podríamos salir de este pozo.
      Saludos 😉

  2. Pingback: Mejor demasiados que demasiado pocos | Lejos del tiempo

  3. Articulo interesante, y sobre todo didáctico.
    Didáctico porque cuentas con todo lujo de detalles, como hemos llegado aquí.
    A menudo, porque la gente no sale a la calle.
    Las conclusiones a que he llegado, entre otras muchas, son las siguientes
    – Da igual salir que no salir. ¡Van a hacer lo que quieran!. Esto revela una gran ignorancia, comodidad y capacidad de lucha. Sobre todo falta de compromiso político.
    – “Total, van a hacer lo que quieran, a estos no los quita nadie hasta las próximas elecciones”. El voto cada cuatro años, no es un modelo democrático.
    Ante esta situación, la Constitución tiene que ser cambiada, rehecha, y sobre todo para que se cumpla.
    Como conclusión diré que la sociedad española no se moviliza porque no tiene, no tenemos cultura democrática. Mejor dicho, no sabemos lo que es la democracia, por mucho que nos intenten hacer ver los partidos políticos, que tienen unas estructuras totalmente enquilosadas, siendo el principal modelo de no democracia.
    Como bien dices la Constitución es una gran desconocida, y lo peor es que al personal no parece interesarle ni mucho ni poco ni nada.
    Frecuentemente me dedico a pelearme, lease reclamar a empresas que se dedican a robarnos, y me he dado cuenta que como no hagas argumentaciones legales, ley….., no consigues nada.
    Como se va a conseguir algo sin salir a la calle, dejándonos llevar, siendo de los que Mariano agradece que no salgan de sus casas, a pesar de que estén en desacuerdo con las políticas de gobierno.
    Un saludo

    • Gracias, estoy de acuerdo en que la sociedad española no conoce lo que es una democracia. Debido al sistema opaco y cerrado que se ha instaurado en España muchos piensan que democracia es votar cada cuatro años a un partido y dejarles hacer lo que quieran porque han ganado las elecciones.
      En otros países se tiene contacto directo con los representantes en reuniones mensuales cara a cara, se les puede visitar en los despachos, etc. Eso hace que la voluntad de los ciudadanos pueda ejercer más presión, sobre todo porque la gente no vuelve a votar a una persona que no le ha hecho caso. El nivel de clientelismo en España me asusta y preocupa, la gente no es objetiva con su partido y eso es muy peligroso.
      Si en países árabes con manifestaciones en las calles consiguieron que los líderes se fueran, en Europa sería igual. Lo que hay que tener claro y diseñar rápido es que tipo de democracia queremos que tome el relevo (para eso tengo mis propuestas democracia 2.0 como un principio). Para mi lo que hay ahora es una Pedomocracia que está controlada por entidades financieras y multinacionales.
      En realidad toda esta crisis es la excusa perfecta para hacer una transferencia de rentas bajas y medias a las más altas, de forma “legal”.
      No es fácil pararlo, pero se puede porque somos más que ellos, si nos unimos todos. No se llega a un millón sin empezar a contar en uno y eso la gente parece que no lo ve.
      Gracias por comentar 😉
      Saludos

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s