Y a pensar quién me enseña

Tengo 31 años. Recuerdo hacer los deberes y mi madre decirme: cada vez os enseñan más tarde, esas cuentas las hacia yo con dos años menos de los que tienes ahora. Eso unido a la desgana de educar en casa porque al llegar del trabajo se está cansado explica que tantos chavales y mucha gente de mi generación sean zombies más preocupados por lo que dice la choni de turno que por la situación del país, como si el paro y la crisis no fuera con ellos y no pudieran usar el cerebro si la televisión no se lo manda.

Está claro que necesitamos más gente con capacidad de pensar e innovar, porque si no acabamos con un mejillón como mascota de una vuelta ciclista; estoy a favor de promocionar este producto pero ya puestos a promocionar productos Gallegos yo habría usado un pulpo que tiene manos y pies para usar la bicicleta y buscado otro sitio más apropiado para promocionar el mejillón que seguro que lo hay (seguro que hay mil opciones mejores que la mía pero no me he podido resistir porque lo del mejillón me parece de risa). La innovación no sale del aire, hay que fomentarla enseñando a la gente a pensar por sí misma y a tener ideas desde pequeños. Pero por alguna razón desde hace siglos estamos dejando que una minoría retrógrada controle la educación del país (con sus amigos politicos ayudándoles, los de derecha ejecutando y los de la izquierda no atreviéndose a quitarles sus privilegios) inculcando su pensamiento católico de servilismo en las escuelas, divulgando que la vida es sufrimiento para que nadie ose rebelarse y así traguemos los privilegios de la iglesia, políticos y de paso los mercados (lo cual junto al hecho de que nuestros políticos se benefician del hecho establecido explica porque no se rebelan frente al austericidio).

Este sentimiento de obediencia que hemos tenido en España mientras dejaban el país en la ruina es el pilar fundamental de la religión cristiana católica, diciendo a la población que la salvación estaba asegurada si les hacían caso como planteó Max Weber; gracias a la dictadura consiguieron educar a la generación de nuestros padres para obedecer; el cura, el médico, el banquero, el alcalde esos son los que saben porque están encima de ti, tú a callar y dar el diezmo/votar que no tienes ni idea; conclusión caciques sin alcohol por todos los lados y unos pocos contra el franquismo pero no tantos contra la religión. Como alguno se ha escapado del redil y le ha dado por pensar ahora se dedican a cambiar el programa educativo cada tres años sin ningún fin educativo real; en vez de fomentar que los españoles estén adecuadamente formados para el siglo XXI, cosa que ningún programa ha logrado (aquí algunas ideas que podrían ayudar y deberían implementar junto con otras en un pacto de estado de duración) dejan su huella ideológica y unos jóvenes más incultos cada día, para formar una sociedad cavernícola que no se rebele. Y de paso ayudan a los colegios católicos a costa de los públicos porque ya se sabe que los católicos hicieron mucho por la ciencia y el progreso…a base de quemar pensadores en la hoguera y no querer que la gente leyera.

Yo no tuve que leer libros clásicos ni antes ni durante la universidad. Cuantos más años pasan más rabia me da este hecho que cuando era pequeña veía con buenos ojos, porque poca gente de 14 años quiere leer filósofos voluntariamente. Ahora lo veo como una desventaja porque mi cerebro no está preparado para pensar de la misma manera que otro que haya recibido una educación que fomente el pensamiento libre desde joven en vez del conformismo católico. Y no es que el problema sea ser de ciencias o de letras; pensar se puede fomentar en todos los ámbitos y para todas las ramas educativas para que tengamos filósofos pero también científicos dispuestos a innovar y encontrar nuevas soluciones a los problemas por el hecho de que alguien les dijo que no se conformen con lo existente y les inculque pensar.

Esto no es un problema de ser o no ateo, el quiera rezar y creer que lo haga, yo no me meto en su vida privada (aunque muchos católicos quieran decidir a quien hay que querer o cuándo deben tener un hijo las mujeres y si no estás de acuerdo te dicen que no tienes estudios o eres terrorista, además de que irás al infierno que es una frase que nunca pasa de moda). Nos jugamos la competitividad económica y social del futuro. Si no garantizamos que los españoles estén propiamente educados no podrán trabajar ni en España (porque no sabrán estimular la economía, y viendo lo que han hecho los gobiernos estas últimas décadas parece claro que necesitamos emprendedores que fomenten el empleo) pero tampoco serán capaces de trabajar en el extranjero, nadie va a contratar a un zombie que baila la Macarena y necesita una calculadora para sumar 2+2.

La educación debe ser de calidad y gratuita para todos, con un programa de contenido para ciencias y letras que fomente el pensamiento libre y la innovación además de conocimientos, no basándolo en una ideología de hace tres milenios y falta de medios para usar las nuevas tecnologías que cada día son más esenciales en cualquier mercado laboral avanzado. Fuimos el imperio más grande del mundo, el único en el que el sol nunca se ponía; tuvimos la ciudad referente en pensamiento de la época; un español descubrió las neuronas. Me niego a pensar que una sociedad con esta herencia en las venas no sea capaz de usar las neuronas que descubrió para encontrar la solución a esta situación.

 

Anuncios

9 Respuestas a “Y a pensar quién me enseña

  1. Pingback: Y a pensar quién me enseña | Lejos del tiempo

  2. Vivimos la “resaca” del (mal)uso que el franquismo hizo de la religión católica (con el beneplácito de la iglesia lo sé) Los católicos no somos tan estereotipados y si, pensamos y a veces mucho y a veces discrepamos. No me reconozco para nada en el servilismo. Yo fuí a colegio de monjas y dí clases de filosofía y me encsntó y devoré “el capital” de Marx y Heiddeger y Kant, no entendí todo porque tenía 17 años y seguro que debería releerlos que obtendría una lectura diferente.
    Y mis ideas no son de derechas, el debate último sobre la ley del aborto, el discurso de Gallardón me da náuseas y nunca he podido sentir a los del Opus. Igual piensas que estoy llena de contradicciones, pues mira, si! Para mi la religión, la fé más que un discurso dogmático es una cuestión de sentimiento de creer o no. Sin embargo hemos superado la época en que la gente creían como borregos y que se les podía amenazar con el infierno. Me niego a pensar que alguien de mi generación se pliegue con esos argumentos. Ese tipo de discurso es propio de personas con ideologías extremas que son funestas cualquiera que sea el extremo.

    • Para nada pienso que estás llena de contradicciones, todo lo contrario creo que eres un ejemplo a seguir de alguien que tiene su fe y a la vez objetividad e independencia de pensamiento.

      Al leer lo que has comentado me doy cuenta que mi post puede parecer un ataque frontal a la religión católica. Lo que pretendo es atacar la imposición de una visión personal de un grupo dentro de una religión al conjunto de la sociedad. Cada uno debe ser libre de rezar a quien quiera o no hacerlo y la sociedad debe regularse con principios éticos y morales que a menudo coinciden con la religión católica entendida humilde y honestamente.

      Has oído hablar de Luis Rodríguez Patiño? Le he visto en al rojo vivo, de la sexta el 14 de junio, me encantó lo que dijo en el programa. Pero me temo que en algunas zonas si que se sigue teniendo cierto sentimiento de servilismo, quizá heredado por nuestro pasado. Si bien es cierto que eso está cambiando de poco en poco. Y no todo el mundo es capaz de entender y llevar a cabo la separación de fe y pensamiento, ojalá eso también aumente con el tiempo.

      También he publicado sobre el aborto, si te apetece leer y comentar me encantaría saber tu opinión, el artículo se llama abortar es un derecho no un sacrilegio, lo publiqué en junio para que lo encuentres fácilmente.

      Un saludo y gracias por leer y comentar 🙂

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s