Proyecto Salir de la crisis

Una de las primeras cosas que me enseñaron para ser jefe de proyecto es a analizar la situación en su conjunto y establecer las prioridades del proyecto para poder asignar recursos adecuadamente y cumplir los objetivos. La crisis es una situación económica pero cómo solucionarla puede ser visto como un proyecto; como tal se puede hacer un plan de gestión que contemple las actividades a realizar, las prioridades y los recursos. Actividades necesarias crear empleo, garantizar que el país tiene recursos laborales mediante formación, sanidad (un enfermo no puede trabajar) y bienestar social mientras se encuentra trabajo, y aumentar los ingresos del estado.

Prioridades. Lo primero para poder ejecutar cualquier proyecto es garantizar los recursos que son dinero y mano de obra. Aún estando en crisis podemos encontrar miles de millones en nuestra economía independientemente de Europa y asignarlos a este proyecto (cancelar beneficios a la Iglesia 10 mil millones, legalizar prostitución 19 mil millones, eliminación de duplicidades, instituciones públicas inútiles, asesores, reducir los concejales, senadores y diputados y otros gastos superfluos seguro que más de 100 mil millones). Una vez obtenidos fondos para el proyecto pasamos a la mano de obra, que debe estar sana y formada por lo tanto primero debemos invertir en sanidad para que la gente pueda trabajar si su cuerpo lo permite y apoyemos a los más desfavorecidos de la sociedad (con lo que también crearemos trabajo para enfermeras, cuidadores y médicos). La formación se puede hacer en paralelo de dos maneras: cursos de formación específicos aconsejables para conocimientos que se pueden adquirir rápido por ejemplo montar placas solares o tareas administrativas y subvencionar programas de graduados o similar muy comunes en el extranjero donde gente con determinadas aptitudes y experiencia es contratada para proporcionar su conocimiento a la vez que se le forma en los temas específicos de ese puesto; lo que en España sería un becario con un sueldo digno y funciones productivas sin exigir un título que lleva tiempo sacar y así podemos reciclar a españoles en todas las industrias. Para ejecutar estas dos actividades podríamos usar la mitad del dinero que asignamos a la Iglesia, 5000 millones (mitad y mitad) con esto recuperamos las privatizaciones de servicios sanitarios, generamos empleo en sanidad, garantizamos que los españoles no se mueran por estar enfermos y damos formación para reciclar trabajadores.

Ahora que tenemos recursos y fondos esenciales para un proyecto, vamos con la prioridad fundamental de nuestro país, el paro como bien dice José Carlos Díez. Porque para mayor desgracia no tenemos 6.2 millones, sino más de siete millones, porque muchos ni siquiera están buscando trabajo activamente. Hay que facilitar la contratación de nuestros recursos sanos y formados en puestos beneficiosos para la sociedad, no abaratar el despido. El ladrillo además de no ser una industria competitiva está muerto, el estado debe promover de una vez una economía con futuro: como dice Miguel Angel Revilla invirtamos en energías renovables, en las que España ya tiene empresas pioneras además de los recursos naturales para implementarla (lo cual no sólo generará trabajo y posibilidades de exportación si no también reducirá nuestros gastos en la compra de petróleo). Por lo tanto se deben subvencionar empresas de esta industria para que contraten personal y puedan crecer convertiéndose en el pilar de nuestra economía porque siendo realistas hoy por hoy no tenemos ninguno. A la vez se puede reducir el paro proporcionando ayudas a emprendedores, créditos a pequeñas empresas y autónomos, ayudas para la exportación y contratación pública en sectores básicos como educación, sanidad y seguridad todos esenciales para preservar la sociedad. A esto podemos asignar el dinero de la prostitución y el resto de los fondos de la Iglesia,menos el 5% que se debe mantener para la caridad, un total de unos 22000 millones. No he hecho las cuentas en detalle pero con esto generamos millones de trabajos ¿o no?

Los ingresos derivados de la reestructuración política (gastos de politicos y funcionarios de cuerpos inservibles) se deben invertir en más ayudas a la contratación y formación (incluyendo a los funcionarios que se hayan despedido en esa reforma) y así reducir el paro todo lo posible, con tanto dinero sería complicado tener más de un millón de parados. Demos un 75% de esos ingresos a esa causa y el resto a ayudas a la pobreza para que todo el mundo tenga una vida digna y pueda pagar su renta y necesidades básicas, garantizando sobreviven hasta que encuentren trabajo, porque incluso cuando se empieza a crear empleo todo el mundo no lo va a encontrar el primer día y hay que apoyarles hasta que lo encuentran con lo que también aumentamos la demanda interna y mejoramos la economía.

Una vez que estamos reduciendo el paro y aumentando los ingresos del estado se pasa a recuperar el sistema sanitario universal de calidad, recuperar los derechos laborales que se han perdido para asegurar que las nuevas contrataciones son estables, reestructurar el sistema de educación siguiendo el modelo Finlandés para asegurar innovación en el futuro a la vez que cancelamos los recortes. Incluso podríamos ser generosos y destinar una décima parte de esos nuevos ingresos a saldar la deuda de forma progresiva negociando a la vez las relaciones entre las instituciones y los bancos para que ellos, que fueron los que se endeudaron, pagaran la mayor parte de las consecuencias de su comportamiento y a la vez se garantizaran los depósitos de todos los ciudadanos. Una vez que tenemos todo cubierto con la economía generando trabajo y sin gente enfermando por falta de medicinas o comida pasamos a reestructurar el sistema institucional y legislativo, revisando el código penal para que los corruptos vayan a la cárcel y devuelvan el dinero, el sistema judicial para que la justicia no tarde 10 años en resolver un caso, el sistema de contratación de la administración pública para evitar la dedocracia garantizando la gestión eficiente del dinero público y otras mejoras estructurales que hagan a la sociedad más eficiente y trasparente.

Este plan se basa en dos principios: el paro como clave para salir de la crisis y la necesidad de encontrar una solución a nivel nacional dado que Europa sigue empeñada en políticas de austeridad (sin ni siquiera subir los impuestos a nadie) que no hacen otra cosa que ahogar a la sociedad con recortes y subidas de impuestos mientras el dinero cambia de bolsillo hacia los grandes empresarios. En el caso de que nuestros políticos se dignaran a hacer su trabajo y negociar soluciones con los demás estados miembros se añadiría a este plan la reestructuración de la deuda para que ambas partes asuman las consecuencias de su comportamiento (osea que los bancos franceses y alemanes asuman parte de su culpa) y la devaluación del euro para poder aumentar las exportaciones y aumentar más los ingresos. Pero teniendo claro que incluso en esa situación España necesita invertir en una nueva industria porque no tenemos ningún motor económico y un país europeo no debe malvivir del sol y los turistas cerveceros. Recortar gasto social poniendo a los débiles en peligro y esperar a que los país de alrededor remonten para que vendamos algo y malvivamos con exportaciones y algo de turismo no es un plan económico para un futuro digno.

Ahora más que nunca hay que analizar las cosas en conjunto y hacer un plan de acción ordenado teniendo claras las prioridades. Alguien con un deseo muy fuerte de implementar la tercera república puede estar tentado a enfocar todo su esfuerzo a ese fin debido a los escándalos de corrupción que están saliendo a la luz sobre Urgangarin y el propio Rey. La Monarquía es un gasto, pero con los 570 millones de euros que nos cuesta no íbamos a arreglar la crisis. ¿Es algo que se debe hacer? Personalmente estoy de acuerdo, aunque creo que se debe hacer un referéndum y preguntar que quiere toda la sociedad; pero eso se puede hacer una vez que hayamos reducido el paro porque si la gente no tiene trabajo no puede comer y al que se muere de hambre le va a dar igual tener un rey que un presidente de la república. En la actualidad hay tantas cosas que nos indignan y nos frustran que es fácil centrarnos en la que más nos ofende y priorizarla pero eso sólo ayuda a dividir a la sociedad y que los que están en el poder puedan seguir a lo suyo mientras nosotros discutimos si Bárcenas es más corrupto que Pujol o que Griñán o que el Rey. Demandemos que la sociedad sea escuchada en política implementando la Democracia 2.0 para poner en marcha este plan desde dentro, forzando a los políticos a que nos escuchen en vez de a los bancos y mercados. Yo ya estoy harta de esperar a que un partido decente aparezca en España, tener que fiarme de que van a cumplir su palabra y tener que esperar cuatro años para mostrar mi descontento; quiero que me escuchen y me hagan caso cada día.

 

Anuncios

12 Respuestas a “Proyecto Salir de la crisis

    • Gracias por los cumplidos 🙂 me encantan estos tipos de comentarios jeje
      Me ha gustado tu post, muy acertado para los bancos, yo lo extendería a todo el sector público. Yo me he metido a esto para intentar deshacerme del mal humor que me provocan las noticias en España, creo que hay que espabilar a la gente para que sean autocríticos y vean las cosas que hacemos mal, nuestras virtudes y sobre todo caminos para que todo vaya mejorar.
      Sobre todo me ofende la pasividad política y ciudadana, unos porque viven muy bien como están, otros porque deben de creer que alguien va a venir a arreglarlo desde fuera, otros porque piensan que su problema es mayor que los demás y al final no se dan cuenta de que se nos está negando la mayor, que se atienda a las peticiones de los ciudadanos. Por eso tengo las propuestas democracia 2.0 para que la sociedad entre en la política y la cambiemos desde dentro.
      Si no las has visto pásate y echa una firma, me resulta increíble lo difícil que es que la gente firme, y eso que es gratis!
      Un saludo y espero verte más por aquí 😉

      • Ya está firmado. Quizás en change.org, que es una plataforma más popular para firmar peticiones, podrías tener mayor alcance. Ojalá sigamos en diálogo. Estoy siguiendo tu blog y te invito a seguir el mío para formar una comunidad de personas con ganas de pensar y contribuir a la democracia de hoy. Saludos.

        • Pensé en change pero esta me pareció más formal aunque igual me he equivocado…
          Yo he encontrado algunos blogs interesantes, así a bote pronto Otras Políticas, y lejos del tiempo, del 15M han salido muchos, la cosa es encontrarse. Cuando empece esto no pensé que fuera a consumir tanto tiempo!
          Seguiré tu blog, nos vemos por aquí o por allí 😉

  1. Te animo a que sigas luchando, sigue buscando propuestas para dignificar este país y publicalas, porque alguna de ellas algún día puede hacerse realidad y eso siempre es positivo.Tu tiempo dedicado a todos nosotros es un regalo,gracias!!

    • Muchas gracias por los ánimos, vienen muy bien para que ocultarlo.
      Ojalá tengas razón y los que pueden hacer algo empiecen a copiar de internet en vez de seguir el dictado de sus compinches!
      Gracias por comentar 🙂
      Un saludo

  2. Pingback: Proyecto Salir de la crisis | Lejos del tiempo

  3. Pingback: Mejor demasiados que demasiado pocos | Lejos del tiempo

  4. Muy buena publicación, me ha gustado, detallas lo que parece que todos tenemos clarísimo, todos menos los que tienen que hacerlo que son los políticos corruptos de este país.

    Añadiría la inversión en investigación y desarrollo, no sólo en el campo de las energías renovables, sino en otros campos, como tecnología, química, etc… Esta es la verdadera base para el futuro, y estamos viendo como nuestros investigadores mejor capacitados se van a desarrollar patentes y nuevos descubrimientos para otros países.

    Y en cuanto a la ayuda a los emprendedores, me parece fundamental, pero hace falta que sea un verdadero apoyo al emprendedor, no la montaña de humo que nos han querido vender en la última reforma, que no aporta prácticamente nada a los nuevos emprendedores. Lo que hace falta es un sistema que, al igual que en otros países mucho más desarrollados que el nuestro en el ámbito del emprendedor, se libere de cargas (tasas, Seguridad Social, impuestos…) al emprendedor en sus inicios, cuando ni siquiera ha empezado a generar nada. No ha empezado a ingresar y ya lleva sobre sus hombros durante su primer año la carga equivalente al pago de la prestación de desempleo de un parado… Pues para eso, muchos no se plantean la posibilidad de emprender, o se plantean en hacerlo en negro. Hay países en los que no se paga durante el primer o los dos primeros años, o en los que no se paga hasta que no se alcanza un determinado nivel de ingresos, o en los que incluso se puede seguir cobrando el paro durante los primeros meses de actividad… Y aquí todo lo que se les ocurre a nuestros políticos es bajarles a la mitad la cuota de autónomos, pero ojo, solo a los jóvenes (posiblemente los que menos recursos y experiencia tengan para emprender, máxime considerando que en la formación que han recibido, nadie, les ha incluido programas de formación y estímulo para la actividad emprendedora… parece que solo formamos para ser empleados)… Y a los mayores de 30 años, que posiblemente sean los que más ideas, experiencia y posibilidad de reunir recursos para emprender tengan…???? Nada, esos que sigan en el paro, que esos como igual ya están casados y con hijos, no nos preocupa que nos vayan a montar una revolución… y a demás, a esos igual les engañamos más difícilmente con una milonga como la reducción de la cuota a la mitad durante 6 meses… Con esto se consigue que los que tenemos ideas, proyectos o planes para emprender, estemos pensando a qué país nos vamos para montar nuestra empresa, que naturalmente no estará en España.

    De nuevo, se trata de cosas que todos hablamos en la calle, en los foros, en los debates… es decir, que parece que lo sabemos todos, menos los que tienen que saberlo, que son los que mal-dirigen este país.

    • Muchas gracias, es cierto que se debería invertir en i+d en otros campos. Pensé en las renovables porque me parecía lo que con más rapidez daría trabajos dado que ya hay empresas españolas en ello.

      Respecto a los emprendedores totalmente de acuerdo. España siempre ha tenido una política fiscal nefasta exprimiendo al máximo a trabajadores por cuenta ajena y pequeña y mediana empresa mientras las multinacionales ponen unas migajas. Eso debería cambiarse con propuestas como las que dices tú. Además con un sistema más progresista la gente tampoco viviría tanto en negro porque no les haría tanta falta cada euro. Lo que no puede ser es que por tener una empresa te cobren 250 ganes lo que ganes. Sobre emprendedores hablo un poco en otro post que se llama O lo quiebro o me lo quiebran.

      Gracias por comentar y repite cuando quieras 😉
      Un saludo

  5. Reducir representación democrática es el chocolate del loro.Organismos como las diputaciones sí,pero concejales y diputados no.Es una barbaridad que sólo favorece a los partidos grandes.Mira lo que acaba de hacer Cospedal en Castilla.La Mancha y analiza el por qué.
    A veces con buena intención se puede hacer mucho daño

    • Si bien es difícil de cuantificar yo si creo que hay mucho dinero desperdiciado en instituciones públicas, ayuntamientos y el congreso. No creo que se necesiten 350, 3 por provincia me parecen suficientes, con una ley de votos justa no se favorecería a los partidos mayoritarios. Lo mismo va por concejales, hay pueblos pequeños con muchos de ellos y no son necesarios.

      Pero yo no propongo despedir sin más, si no darles formación y darles otro trabajo. Esto de despedir sin más es un error. La gente necesita un trabajo y la economía necesita gente trabajando para que haya demanda para producir y así generar más trabajo.

      Lo que hace Cospedal o la reforma local es echar a gente sin más (con tendencia a hacerlo a aquellos que no piensan como ellos) sin proporcionar una alternativa. Todo para “ahorrar” en el déficit y hacer que el poder se agrupe en diputaciones y al estado de manera ficticia porque al despedir la gente deja de cotizar y pasa a cobrar.

      La distancia social entre ciudadanos y quien les representa debe ser corta, pero la cantidad de representantes debe ser proporcional a la población y ahora no lo es.

      Muchas gracias por leer y comentar. Espero que te animes a leer un poco más por el blog 😉
      Un saludo

¿me he pasado? ¿me he quedado corta? animaros a comentar ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s