Soplaré y soplaré y tu casa encareceré

Artículo 47 de la constitución española

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Lospoderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación

La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entespúblicos.

Ver esto en el documento que debe servir de ejemplo para legislar y gobernar un país hace sentirse seguro de que siempre tendrá un techo donde cobijarse. Pero cuando el país en cuestión es España lo que uno siente es engaño, ¿se habrán leído los políticos este documento? En el caso de que lo hicieran (a veces creo que para tener un escaño deberíamos exigir que se sepan la constitución de memoria, para que no puedan decir “no me consta”) desde luego no lo quieren aplicar.

Parece que para nuestros políticos garantizar que los ciudadanos tienen una casa digna es dejar que los bancos concedan créditos para hipotecas, créditos que hasta el tribunal europeo ha calificado de abusivos. Como todo el mundo tiene una hipoteca, todos tienen una casa, misión cumplida. ¿Se crea una burbuja? Pues los que tengan dinero que se compren un paracaídas y el resto que aterricen como puedan.

Conceptualmente derecho a vivienda digna implica poder acceder y utilizar una casa en condiciones habitables. Nadie dice que esa vivienda tenga que ser en propiedad, y para mi ésta es una de las trampas de este tema. En España la gran mayoría de la sociedad (83%) tiene una casa en propiedad; se dice a menudo que es un tema cultural, nos gusta más comprar que alquilar. Eso es cierto para una parte de la sociedad y es algo que quizás culturalmente deberíamos hacernos revisar, pero no todos sienten por tener una casa la obsesión que tenía Gollum con su anillo. Muchos optaron por una hipoteca porque los alquileres y las hipotecas estaban y siguen estando al mismo precio, y puestos a gastar tiene lógica convertir un gasto en una inversión de la que beneficiarse en unos años y una herencia para sus hijos, en vez de “tirarlo”.

¿Y por qué cuesta tanto el alquiler? Porque parte de la sociedad decidió comprar casas viendo que sus ahorros no les rentaban nada en el banco ( en parte gracias al señor Aznar que facilitó a los bancos el cobro de comisiones por respirar y los intereses variables que a nadie interesan). Ponían el dinero de sus ahorros para una entrada de un piso, la ponían en alquiler (nadie regula el alquiler y pueden pedir lo que quieran) y pagaban con el alquiler la hipoteca; por lo tanto para los no propietarios un alquiler es lo mismo que una hipoteca. Lo comido por lo servido. Al cabo de unos meses o años cuando la casa se revaloriza (de nuevo agradezcamos la ley del suelo del señor Aznar con ayuda de ZP por no corregir la facilidad para especular que propicia), la venden, ganan dinero con su inversión y repiten la maniobra. Yo no sé si lo haría teniendo el dinero, pero entiendo que la gente lo haga si no se regula adecuadamente.

Todo esto junto con el amor de los políticos con la economía fácil del ladrillo que daba dinerito fresco al gobierno y amigos terratenientes/constructores sin mover ni un dedo y el ansia de los bancos por ganar más y más con hipotecas hizo que los precios de las casas subieran sin control. La gente se endeudó cada vez más porque en algún sitio hay que vivir; ya fuera con alquiler o hipoteca la casa se llevaba buena parte del sueldo. Conclusión todos a pagar o a tener 40 años y vivir con papá y mamá en el caso de que tuvieras trabajo dónde ellos vivían y el ambiente familiar te lo permita; también hay gente que lo hace porque tiene como prioridad gastar por encima de independizarse, una opción personal como otra cualquiera que por desgracia últimamente no es opción si no solución al quedarse la gente sin trabajo. Así llegan las cosas “dignas” de la vivienda en España. La gente que osaba o tenía que irse de casa con un sueldo basura, (800€ por 10 o más horas de trabajo al día después de haber estudiado carrera y master) se tienen que ir a compartir un piso como eternos estudiantes aunque ya tengan más de 30. Gente que quiere comenzar una familia alquilando o comprando una casa y tiene que alquilar una habitación para poder llegar a fin de mes, todo muy normal en una sociedad moderna, hay que ínterrelacionarse. También hay gente que vive en casas cochambrosas con ratones porque no se pueden permitir otro sitio. Y por supuesto la gente que ha perdido su casa, pero no la deuda con el banco, porque perdieron su trabajo y no han podido mantener la hipoteca. Todo muy digno de una sociedad de piedra.

¿Cómo conseguimos una vivienda digna para todos? Premiando el ahorro por encima de la compra de propiedades (que los bancos den dinero por tenerlo en el banco y el gobierno desgrave por depósitos); se evitaría la especulación con bienes de primera necesidad y además se ayudaría a los bancos a tener capital, que bien regulado puede ayudar a dar crédito a las empresas y generar empleo. También se debería fomentar el alquiler privado y de embargos (incentivos a propietarios y obligatoriedad a bancos para que bajen los precios de las rentas, garantizar la protección de los propietarios frente a impagos o destrozos de inquilinos pero de manera que no se legisle desmesuradamente para que alquilar sea atractivo para los inquilinos y ellos también estén protegidos frente a propietarios abusivos); esto también daría salida a los más de tres millones de viviendas vacías en España, porque vacías nadie gana nada, con alquiler regulado la gente tiene una vivienda digna y los propietarios algún ingreso. Pero sobre todo regulando que los bancos no especulen con los precios de las viviendas y no conceden créditos imposibles de pagar para aumentar sus beneficios; el alquiler/hipoteca nunca debería superar el 40% de los ingresos y el gobierno debería penalizar a los bancos que ofrezcan hipotecas imposibles o con cláusulas abusivas. Si estoy se me ocurre a mi, muy difícil de discurrir no es. Sólo se necesita querer cumplir la constitución y tener decencia moral, a veces no se cuál de estas dos cosas es más difícil de encontrar en los gobiernos de España cuando se trata de asuntos sociales.

 

Anuncios

Los españoles avestruces

Va siendo hora de que los evolucionistas consideren una nueva variante de homo sapiens, el español avestruz. Esta especie se caracteriza por ocultar la cabeza cuando las cosas van mal y dar mordiscos a todo el que les cae mal. La técnica de evasión es muy útil porque esperan a que las cosas mejoren viviendo cómodamente en su mundo subterráneo perfecto. La técnica de ataque es esencial para amedrentar a todo aquel que les confronte con la realidad, menos gente te hablará si saben que van a tener marcados unos cuantos dientes como consecuencia de su osadía. En España tenemos ejemplares infiltrados en la política y también en la sociedad.

Las avestruces políticas meten la cabeza en la tierra a la mínima de cambio, están mucho más agusto en su mundo paralelo aunque no haya oxigeno ni sol porque no tienen que enfrentarse a las verdades de la realidad. Esconden su cabeza cuando mienten, ocultan toda información que puede dañar su imagen o refleja ineficacia en su gestión, llegando incluso a cambiar datos o crear nuevos términos. Cobran dietas viviendo en la ciudad donde trabajan porque tienen derecho a ellas y en su mundo subterráneo tener derecho significa hacerlo, los gusanos no saben de decencia. Muerden a todo aquel que discrepa de las medidas que aplican: otros políticos, periodistas, expertos, ciudadanos; sus ataques van desde ignorar comentarios y no contestarlos a criminalizar a sus oponentes con asociaciones que pueda generar miedo a la sociedad, por ejemplo los que apoyan a la plataforma de afectados por la hipoteca son pro-etarras, el aborto tiene algo que ver con ETA, etc. Además usan sus largas patas para echar a correr y poner espacio entre ellos y sus teóricos perseguidores, saltando cualquier valla moral e ideológica por el camino, porque hay que ejercitar las piernas y todo vale mientras se esté en el poder incluso pactar con un acosador. En realidad deberían olvidarse de sus “perseguidores” y perseguir e implementar objetivos ideológicos y morales; así es como se consiguen votos de una forma constructiva, sin buscar excusas para la pérdida de votos y sin acusaciones al contrario para con mentiras ganar a votantes desencantados. El pensamiento evoluciona, las sociedades evolucionan con él y los políticos deberían adaptarse a las situaciones y proponer soluciones, no intentar una y otra vez los mismos métodos e imponer su ideología de los 80 a la sociedad de 2013. Juan Ramón Lucas dice que no se enteran, yo creo que no se quieren enterar, porque así les va muy bien, a final de cuentas la gente les sigue votando así que siguen manteniendo su ritmo de vida sin ninguna consecuencia. El tema es hasta cuando les vamos a dejar que no evolucionen, hasta cuando vamos a votar a avestruces desfasadas, corruptas y sin voluntad o inteligencia para resolver nuestros problemas de hoy. Pongámoslas dónde deben estar, en un museo de ciencia para ser investigadas no en los cargos políticos representándonos.

España también tiene muchas avestruces en la sociedad. Hay auténticos expertos en ocultar problemas, mirar para el otro lado sin pararse a pensar e insultar al contrario como técnica de defensa. No tengo dinero para irme de vacaciones, me pido un crédito porque si el banco me lo ofrece hay que aprovecharlo. Mi empresa no me da suficiente beneficios, despido a unos cuantos y así gano más, los que quedan los exploto para que hagan todo. Alguien lleva una bandera de España, está a favor de la dictadura y de la monarquía (sin pararse a pensar que es la única bandera reconocida internacionalmente y los que estamos fuera a veces queremos mostrar nuestro país aunque seamos republicanos como el que más). Los recortes son injustos pero como no me tocan a mi allá cuidados, ni me molesto en firmar peticiones aunque esté de acuerdo con ellas, total una firma que más da. No tengo ni idea de porque ha llegado la crisis pero yo voto a mi partido y culpo a los demás, investigar y aprender lleva demasiado esfuerzo. Los ciudadanos avestruces también padecen el complejo persecutorio. Se sienten constantemente amenazados por todos los que no piensan como ellos, tanto los de izquierda como los de derecha, se rodean de la gente que piensa igual para no tener que defender sus ideas ni tener que cuestionarlas cuando alguien les presenta otro argumento, que quizá pueda mejorar el suyo,nadie tiene la verdad absoluta. Utilizan el “y tú más” como método de defensa personal o de su ideología, como si un robo de fondos públicos fuera peor que otro dependiendo de quien lo haga.

Hay que dejar las acusaciones, los insultos y el ataque como mejor defensa. Todos somos españoles nos caigamos mejor o peor tenemos el mismo pasaporte y el mismo país que salvar. Tenemos que trabajar juntos para conseguir un país justo para la mayoría. Escuchar todos los argumentos de forma objetiva. Llegar a un compromiso que cubra las necesidades de todos porque mientras discutimos los que están arriba siguen a lo suyo quedándose cada vez con más parte del pastel.

 

Mejor demasiados que demasiado pocos

Pocas palabras educadas pueden describir mi descontento con el PSOE por todos los recortes que aplicó en sus dos últimos años de ZP y todo lo que hicieron, o más bien dejaron de hacer por el bien del país durante 30 años, porque a pesar de la crisis no estaríamos tan mal como estamos si hubieran construido un modelo económico digno, que tiempo tuvieron. La frustración y enfado que tengo con el PP es todavía mayor porque no comparto su ideología y me pone de los nervios como comulgan con la iglesia para adoctrinar a toda la sociedad; hacernos pobres no es suficiente, tenemos que ser pobres católicos. Pero llegados al punto en el que estamos ¿qué hacemos ante una crisis que hasta el ministro de exteriores reconoce que no saben cómo arreglar? (y desde aquí le agradezco el gesto de honradez, porque ya era hora de que alguien lo dijera, ahora empiecen a escuchar a los demás que les dan ideas, por ejemplo éstas para las que no necesitamos dinero de Europa). ¿No deberíamos unirnos todos contra la crisis, políticos de todas las ideologías pero también ciudadanos colaborando por el bien común?

Hay dos cosas a considerar, qué hacer y quién lo hace. Para empezar debemos discutir sobre las medidas a poner en marchar, sobre todo viendo que lo que se está haciendo no funciona. Seguir en las mismas después de cinco años de malos resultados es de locos y algunos orgsnismos exteriores dan atisbos de racionalidad. Los políticos españoles no conocen la palabra rectificar, pero la demanda social y la evidencia de la inutilidad de los recortes harán que tarde o temprano esto cambie, hasta Alemania está entrando en recesión porque ya no exporta al haber tantos países en crisis. Esperemos que sea pronto porque ya es muy tarde.

Pero quién debería participar cobra cada vez más importancia aunque no de una manera directa. Por supuesto el primero grupo de implicados son los políticos que para eso les pagamos. Además está lo que puede hacer la sociedad, por ejemplo a través de movimientos sociales. Con el aumento de la crisis aumenta la crispación de la sociedad hacia todos los políticos (siempre que no sean sus familiares o amigos, claro esos no son tan malos y los voto igual) y los votantes del partido contrario. Los políticos de todas ideologías van en contra de los movimientos sociales y los políticos de ideología contraria… Vamos cada uno contra los que no piensan como él o le cae mal porque como todos los partidos han formado parte del lio en el que estamos se puede repartir culpa a expuertas. A veces sin darse cuenta que deberían mirarse en el espejo porque si ellos se hubieran quejado y actuado con los chanchullos del sistema que se montó en los 70 los politicos no habrían estado 30 años riéndose de nosotros, dejándonos sin economía que pueda combatir una crisis de deuda que no afecta tanto a otros países porque son capaces de vivir de algo más que sol y ladrillos.

Entiendo que la gente que lleva años movilizándose, currándose cosas para explicar a la gente qué nos está pasando y por qué, les reviente que ahora un politico de partido A, B ó C vaya a algunas de las manifestaciones porque da la sensación de que intentan lavar su imagen y aprovecharse del esfuerzo de otros para conseguir votos. También entiendo que desconfíen y les moleste que gente que formaba parte de los movimientos y critican el sistema ahora estén pensando montar un partido (aunque yo lo veo un paso lógico para que no se pueda decir que las protestas no tienen legitimidad, no hay mayor legitimidad que ganarles en su propio terreno). Sin haber estado nunca presente en manifestaciones en Madrid porque ya estaba fuera, creo que las expulsiones o el cruce de comentarios deslegitimando participaciones de políticos en protestas son la consecuencia directa de la burbuja en la que viven los partidos; como existe una doctrina de partido que impide a sus diputados/concejales expresarse libremente bajo multa o pena de expulsión (y ellos lo llevan bastante bien porque siguen el juego, si no muchos más estarían expulsados de partidos como Cristina Almeida), ahora los ciudadanos rechazan cualquier militante o politico de un partido porque lo asocian a la organización; la doctrina y la lista cerrada que les protegía y garantizaba sueldo público es ahora su verdugo. Les está bien empleado por cerrarse tanto a la sociedad que ya no los vemos como parte de ella si no como uno de los problemas.

Sin embargo me pregunto si en vez de gastar tiempo y esfuerzo en cuestionar quién tiene derecho moral a ir a una manifestación o unirse a una reivindicación deberíamos usar esa energía en difundir una conciencia social y los motivos de nuestra situación (porque mucha gente no conoce ni la historia de España del último siglo) para centrarnos en conseguir el cambio que necesitamos teniendo todos los participantes conocimientos suficientes. Si explicamos bien nuestra historia reciente todo el mundo se dará cuenta de que el PP y el PSOE han sido prácticamente lo mismo (salvo contadas leyes sociales promulgadas por el PSOE que no les disculpa de sus errores garrafales en economía o sus casos de corrupción) y dará igual que estén o no en las manifestaciones porque la gente sabrá la verdad y no podrán aprovecharse de ellas. De lo contrario tendremos una parte de la sociedad decidiendo por los demás quién debe manifestarse; dejemos que cada uno decida por su cuenta y la gente tenga la información necesaria para opinar sobre lo que ve con conocimiento de causa. Además con mayores números las movilizaciones tienen mayor repercusión y pueden conseguir mayor apoyo exterior, ya dijo Esopo que la unión hace la fuerza;¿les estoy utilizando como carnaza? sí, no me importa que gente se añada a mi causa voluntariamente si eso me ayuda a conseguir mis fines porque si los fines están claros no podrán ser manipulados aunque algunos lo intenten.

Quizá entre estos acoplados haya auténticos arrepentidos, no hay que descartar esa posibilidad por remota que sea. Recuerdo un programa del Intermedio en el que una señora dijo que había votado al PP y quería que le devolvieran su voto, lo mismo pienso yo del PSOE (sí yo soy una de las incautas que pensaba que había diferencias sustanciales entre PP y PSOE, ahora he aprendido más y evolucionado). También habrá políticos que se arrepientan o no comulguen 100% con el partido pero sean cobardes para enfrentarse, quizá si fueran a las manifestaciones podríamos aprovechar esas situaciones para cuestionar la doctrina del partido y contrarrestar la posible manipulación que quisieran hacer con fines electorales. Muchas cosas que parecen riesgos pueden ser oportunidades.

El sistema que tenemos sólo funciona para una minoría y hay que cambiarlo, pero creo que ese cambio debería hacerse contando con todo el mundo que quiera unirse a la causa de forma productiva y mirando al futuro juntos. De lo contrario este cambio tampoco incluirá a todo el país y no será moralmente mejor que lo que tuvimos durante la dictadura o ahora gracias a la Transición que transicionó los chanchullos del régimen a chanchullos legales con aprobación de Europa. Al final nos guste o no todos somos españoles, todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión sobre qué país queremos, aunque al de al lado no le guste, y el deber de respetarla con educación, en eso se basa una democracia moderna aunque lleve más esfuerzo que imponer nuestra idea. El truco es luego gobernar para la mayoría de la sociedad llegando a compromisos puntuales y siempre garantizando una vida digna para todos porque lo contrario atenta contra los derechos humanos, el propio concepto de gobierno y democracia y el futuro de nuestro país y las generaciones venideras.

 

El cliente siempre tiene la razón

Siempre había pensado en la globalización como algo positivo, los países podían compartir sus productos y sus costumbres haciendo que todos aprendiéramos de todos. Luego llegó la crisis y a mi afición por seguir la política se unieron mis ganas de saber porque había pasado todo esto. Empecé a sospechar al ver que todo caía como piezas de dominó; el libro de Aleix Saló Europesadilla me ha ayudado a poner orden en mi cerebro y poder ver con claridad el impacto negativo de la globalización que antes intuía por algún discurso de Obama criticando a las empresas que se iban de Estados Unidos. Aleix con su estilo simpático y educativo reflexiona sobre el problema que tienen las economías industrializadas para mantener a las empresas produciendo en sus territorios cuando pueden irse a países asiáticos para abaratar costes.

Parece claro viendo la devaluación de los salarios en Europa del sur en los últimos años que los gobiernos han claudicado y decidido bajar los sueldos por real decreto para que seamos más competitivos. Porque al final la austeridad es esa palabra mágica que los gobiernos utilizan para no decir que queremos que cobréis menos para poder exportar más barato sin devaluar el euro y competir con los chinos o los indios que cobran cuatro duros y trabajan 15 horas al día. Usaron una elaborada hoja Excel que decía que los países con más prosperidad eran los que tenían una deuda soberana de menos del 3%, pero viendo que un estudiante universitario ha conseguido encontrar errores de bulto, ese documento suena más al apaño que hizo Bush para convencer al consejo de las Naciones Unidas de que había armas de destrucción masiva en Irak que a un documento económico sólido. Al fin y al cabo la historia demuestra que de las crisis de deuda se sale reestructurando la deuda como plantea José Carlos Díez, y de las crisis de inversión privada se sale con el gobierno invirtiendo en empleo público para generar trabajos públicos y también privados gracias al consumo de la gente contratada e incluso contratos con la administración pública, el mayor cliente de muchas empresas privadas además de reducir impuestos como está haciendo Estados Unidos. Ninguna de estas medidas se ha aplicado en Europa, sólo recortar y más recortar.

¿Por qué está insaciabilidad con la tijera cuando se está viendo que no funciona? Repiten una y otra vez que las economías del sur tienen que ser más productivas, que nuestros sueldos son demasiado altos y hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Muchos italianos, españoles o portugueses admitirían que no somos tan organizados como los alemanes, finlandeses o daneses. Somos muy dados a dejar las cosas para el final y luego improvisar sacándolo adelante por este don de improvisación y habilidad para trabajar bajo presión; los países del norte prefieren planificarlo todo hasta la última coma para evitar a tragantones pero parece que a nosotros nos va la presión, quizá el reto de ver si lo vamos a conseguir con el agua al cuello para encontrar nuestro límite. Otro factor que influye en la eficiencia es la pésima formación que se recibe en estos países en materias de productividad, como si la gente aprendiera a ser eficiente simplemente por obligarla a hacer dos veces más cantidad de trabajo en el mismo tiempo porque se ha despedido a la mitad de la plantilla, eso no es fomentar productividad si no esclavismo moderno pero las empresas sureñas siguen viendo la formación como un gasto no una inversión. Cuando nos dicen que no somos productivos nadie se está planteando darnos cursos metodologías de gestión de proyectos (prince2, pmbok) o gestión eficiente de procesos (lean, Six sigma) para que aumentemos nuestra eficiencia, si no que han ido directos a cortar nuestros sueldos. Si la raíz del problema eran los ciudadanos y empresas que han vivido por encima de sus posibilidades porque nadie ha legislado la industria financiera que ha concedido créditos por encima de sus posibilidades llegando a tal endeudamiento que hemos tenido que pagar su deuda con nuestros impuestos si esperábamos recuperar el dinero que teníamos en el banco, que ahora nos tendremos que gastar pagando servicios que antes sólo teníamos que sufragar con nuestros impuestos. La gente pedía créditos para irse de vacaciones porque el banco los concedía, no para hacerles un favor si no para forrarse a base de intereses. En el paraíso la gente sería comedida a la hora de endeudarse, pero esto es la realidad; se necesita un gobierno que proteja a la sociedad de las empresas abusones para que los menos inteligentes no sean estafados y los más inteligentes y despiadados no se conviertan en estafadores.

Al final todas estas medidas de austeridad son la manera legal de conseguir una clase trabajadora cualificada de bajo coste en Europa. Los gobiernos por miedo a que las empresas se vayan fuera aceptan cualquier tipo de medida impuesta por los poderes económicos que son los jefes del cotarro desde que la señora Thatcher comenzó la desregulación y las empresas pueden hacer casi lo que les da la gana para que la economía creciera a toda pastilla, aunque creciera en falso. Mientras haya países pobres dispuestos a acoger a todas las empresas que trabajan en países industrializados y proporcionarles mano de obra muy barata para que produzcan a menor coste y ganen más beneficio (porque ojo, no estamos hablando de que estén en pérdidas, si no que quiere ganar más, porque el precio final al que compramos las cosas no lo bajan cuando deciden mudarse a Asia), los países industrializados seguirán en esta encrucijada.

Esto no quiere decir que no haya soluciones. No voy a sugerir no comprar productos de estas empresas porque al final la pela es la pela, eso encarecería nuestras compras y en época de crisis hay que mirar por el dinero más que nunca, esto es la realidad. Pero si propondría una ley que obligara a las empresas que quieran vender sus productos en nuestro país a tener una empresa de producción dando trabajos en nuestro territorio por supuesto obligándoles a mantener el precio de venta inicial; los precios se podrían establecer considerando el PIB de países similares para que el hecho de tener o no una fábrica no influyera en las ventas. Esto podría aplicarse a productos de consumo como ropa; para productos agrícolas se podría solicitar que los distribuidores invirtieran una cantidad en la economía del país a modo de arancel, porque es evidente que no todos los países pueden cultivar todos los productos (aquí yo también añadiría medidas para promover la agricultura y ganadería internas, aunque soy consciente de que eso hay que negociarlo con Bruselas, pero tanto que dicen que les preocupa nuestro paro, que hagan algo más que exigir el empeoramiento de la calidad de vida). Para garantizar que las compañías otorgan el salario mínimo a sus empleados y no se despide o devalúa el sueldo como primera medida, la ley contemplaría que las empresas sólo puedan negociar sueldos a la baja después de haber tenido cuatro meses de resultados negativos y siempre haciendo un recorte del mismo porcentaje a todos los sueldos, no recortando a personal de menor sueldo y dejando las directivas como estaban; soy consciente de que esto se opone frontalmente a la nueva reforma laboral, pero estas son propuestas para mejorar, no ir a peor como nos hará esta reforma porque facilita que se destruya todo el empleo estable de España, si es que queda algo, para substituirlo por empleo precario y aquí vuelvo a hacer referencia a un economista, José Carlos Díez vamos que esta valoración de la reforma no me la invento yo que no soy economista. Finalmente habría que volver a regular todas las industrias que se deregularon, con especial énfasis en los bancos para que consigna sus beneficios moralmente.

Para algunos esto sería un estado intervencionista, muchos seguro que lo llamarían dictadura o algo peor. Con todo el sufrimiento que la crisis está provocando es hora de tener un gobierno que mire por los ciudadanos en vez de las multinacionales y los bancos garantizando que los trabajadores tienen un sueldo mínimo y un nivel de vida digno. Somos los ciudadanos los que estamos haciendo ricos a las empresas comprando sus productos. Debemos recordar y hacerles recordar que el comprador es el que tiene el poder. Usar nuestro poder de comprador para que dejen de beneficiarse doblemente a nuestra costa, primero con las ganancias de las compras que hacemos y después con lo que se ahorran con nuestros sueldos. De lo contrario no evitaremos esta transferencia de capital de rentas medias y bajas a altas, que seguirá hasta que sólo haya dos clases, una muy rica y otra muy pobre.

Do you live better than five years ago?

Do you feel you are living better than 5 years ago? Do you think Government is doing all it should to protect its citizens? Or is it providing for the big companies and multinationals instead? Is austerity a necessary step towards a better growing economy or just an excuse to devaluate labour salaries while companies’ profits rise?

For many years societies fought for their labour and social rights through mobilisations in the streets and working places. Unions were created to guarantee minimum safety rules at places of work and minimum salaries that allowed a decent life. Economies were growing bit by bit through a moderated consumerism, but it was not fast enough for some. Mrs Thatcher was the first proposing in the 70’s that governments shouldn’t provide subsidies or benefits for jobs; she reduced the amount of public jobs available whilst privatising and deregulating many industries in particular the financial sector, under the pretext that companies know what is best and they can regulate themselves. USA (with Ronald Reagan first and Alan Greenspan and others repeatedly using the same argument) and many industrialised countries followed that approach. However whilst they were promoting this change as a necessary step to guarantee fast economic growth, people failed to realise that companies base their existence in obtaining profits at all cost and without rules to control their actions a voluntarily morality check wouldn’t do the trick. Banks, one of the deregulated industries that has impulsed the world economy over the last 20 years is the perfect example; they started creating their own products and marketing them as if they were the safest thing on earth and anyone that wouldn’t invest in the stock market or a mortgage was not of this age.

Then Leman Brothers fell, all banks took their investments away leaving “poorer” banks with huge holes provoked by foreign banks over exposure that governments decided to cover, because after all they were playing with everyone’s money. Now that workers have bailed them out and their deficits have come up to the surface it seems they have found a new way of filling their void and help multinationals at the same time which are their main partners in the world economy. They are obtaining more profits while consumerism stays the same by reducing worker’s salaries and benefits so they could pass those savings into their pockets as profits. A clear example of this strategy is strongly happening in South Europe with examples across the continent.

Due to a lack of stimulation of innovation and industry South of Europe based all its economy around the housing and construction bubble, which was the easiest option in our culture since everyone prefers putting the same money towards owning the house rather than renting and it is easier for politicians letting the bubble grow instead of finding ways of developing innovative industry like Northern countries which requires more thinking. In Spain in particular, for 30 years our politicians had been selling public industry at a low price, building disproportioned infrastructures to give contracts to big construction companies keeping a part of the investment for themselves, privatising all they could and keeping a close relationship with multinationals and banks modifying labour and social laws to their benefit. When the financial crisis started and our banks lost all the foreign capital that they had been misusing to invest into more houses, we had to bail them out. This investment of public money hasn’t been returned nor is flowing into the economy (as we were promised to give credit to small companies) it has stayed within the banks so they could cover their indecencies and pay back their creditors. Now since millions are out of job companies with politicians’ help are blaming all our problems on our lack of productivity, saying that we were living above our possibilities and they need to cut our salaries and the benefits we had paid for during years with our taxes to pay for the financial debt and become competitive. All with the excuse stated in an Excel document that to have a prosper economy national debt should be under 3% of GDP. The same document that a University student was able to dismantle finding inconsistencies in the method of calculation; history has shown that in a time of reduced private investment governments are the ones that have to invest in the economy to provide jobs for people and for private companies, otherwise less jobs lead to less demand, which leads to less jobs in an infinite down way spiral.

Everyone from a Southern European country would admit that we are not as organised as in the North. We work many hours a day but we don’t manage our work as efficiently as we could; partly because we are quite good at improvising at the last minute and we rely on that gift to loose a bit of time and then do everything the last days and partly because while North European societies were learning management methodologies for projects (PRINCE2, PMBOK) or for processes (Six Sigma, Lean) most of South European companies decided not to invest in high technology nor training for their employees, assuming that they would get efficient by force of working less people the same amount of work instead of learning efficiency techniques. If the root of the problem is our productivity, why aren’t we trained on how to improve our work instead of devaluating our salaries and make us poorer?. If the reason is that we lived above our possibilities, why there is no punishment for banks lending above their possibilities and giving loans to people that clearly were not going to give it back? Why there hasn’t been implemented any new strong regulation that prohibits this from happening again? People spend because banks gave them loans even to go on holidays, and banks gave it to gain more profit not to make a favour to a greedy person (that leaving a side the millions of people that got a loan to pay normal things because they live on a minimum wage that is not enough for the cost of living nowadays). I would like that everyone had common sense but not everyone has the same level of intelligence or self-control. Governments should regulate industries to protect societies from big bullies like banks or multinationals and silly greedy people that spend more than they have or want to steal another’s savings.

One can conclude that multinationals want cheap working labour in Europe; governments scared under the perspective of all companies outsourcing their jobs to developing countries accept these new measures and apply them. At the end this is a problem between rich and poor. Until there are no poor countries willing to accept any deal because a bad deal is better for their economy than no deal, industrialised countries will have this dilemma. That doesn’t mean there aren’t other solutions. I wouldn’t suggest that people have to stop buying from those companies because that would imply that our shopping list would become much more expensive, and being realistic we have to look for our money. But there is something that would force companies to treat every country with more respect: governments could demand that every company that wants to sell its products in their country must have a manufacturing facility in that country and apply the same selling prices in all countries with similar GDP to avoid they inflate the price and pass on the cost of production in that country to the buyer. This would work for final products such as clothing; for other products as groceries another measures could be put forward like requiring distributers to invest part of their profits in each country where they sell because not every country can grow potatoes but we all consume them. To guarantee that companies provide national decent wages while selling at a competitive price the law should include the obligation of doing so unless they have had four consecutive quarters of net loss, in which case a new salary could be negotiated always with workers approval and being applied to all roles, to minimise job cuts or depreciation of low skilled jobs as unique measure. This way we are also protecting companies profits allowing them to renegotiate and also workers. As for banks and remaining deregulated industries, they need to be regulated again strongly in every country to guarantee they grow applying economic principles instead of dubious techniques.

For some this may be an interventionist state, maybe some called it communism or something worse. After this crisis and all the suffering is bringing to millions of people I think it is better having a government protecting its working force’s rights to a proper salary and decent way of life rather than companies using salaries and prices only to their best convinience. We have to keep in mind that companies earn because we buy, we should use our power as buyers and stop being taken advantage of, with companies taking our money from their sells and now from our salaries while we are making them profitable. Otherwise we will keep transferring wealth from the middle and working classes to the elites until there are only two classes, very poor and very rich.

O lo quiebro yo o me lo quiebran

Cada vez que voy en autobús o tren por el Reino Unido no paro de maravillarme con la cantidad de vacas y ovejas que veo. De echo en Escocia y Gales hay más ovejas que personas. Cuando entramos en Europa se nos dijo que teníamos que limitar la cuota de ganadería y agricultura porque ahora formábamos parte de un conjunto y a cada uno le tocaba producir una cantidad. Con todo lo que veo en UK me parece evidente que España se quedó con una cuota pésima de todo; curiosamente en la leche tenemos una cuota insuficiente porque los ganaderos ocultaron su producción para evitar impuestos (muy listos ellos), pero en otros productos como el lino fueron los politicos los que consintieron irregularidades por las que llegaron a multarnos en vez de invertir el dinero europeo de forma productiva. La realidad es que considerando toda la agricultura y ganadería que había en España en los 70 nosotros no gastaríamos ni un duro si la hubieran mantenido en vez de ir recortando ayudas más y más hasta que a los productores les hacían perder dinero si continuaban con el negocio. Y cuando digo mantenido no digo simplemente haber luchado por una cuota digna o mantener los subsidios europeos como hicieron el año pasado, si no promocionar esa industria con más ayudas (Estados Unidos subvenciona a sus ganaderos para que el galón de leche se quede en 3.50$ en vez de los 8 que costaría sin ayudas) y protegerla de las empresas extranjeras porque al final leche o azúcar consume todo el mundo y si no lo produces tú lo vas a tener que comprar fuera más caro y teniendo más gente sin trabajo.

La diferencia entre un país próspero y uno pobre, no es la falta de ideas, si no como se potencian y protegen las mismas para que cuando aparezcan puedan consolidarse interiormente creando una pequeña empresa y exteriormente creando una multinacional, vamos intentar crear una marca España de verdad; estoy convencida que tenemos ideas de sobra, pero creo que el gobierno no las promociona; si un autónomo tiene que pagar 255€ al mes sólo por estar dado de alta independientemente de sus ingresos se le quitan las ganas de montar una empresa a cualquiera. Estados Unidos no ha conseguido exportar su cultura a todo el mundo porque sea la mejor o la más sana de todas, si no porque el estado ha sabido protegerla de empresas extranjeras y potenciarla fuera de sus fronteras. Ha convencido a todo el planeta de que las hamburguesas y la coca cola forman parte de la mejor dieta; esta idea ha prosperado incluso en un país como España con una de las cocinas mejor valoradas por los extranjeros, tanto que Marks & Spencer (el Corte Inglés británico) ha creado una marca de comida preparada llamada España que vende nuestras recetas; eso si hecho en UK y sin que nosotros veamos un céntimo porque a pesar de tener a Adriá y montón de cocineros de estrellas Michelin a ninguno se le ha ocurrido crear una cadena internacional de escuelas de cocina española o libros fáciles con nuestras recetas para exportarlos (que aprendan de Jamie Oliver que ha creado un imperio además de ser mi ídolo en la cocina).

Nosotros en cambio dejamos que cualquier inversor extranjero compre una empresa y haga con ella lo que quiera. Iberia es un caso reciente de como una empresa británica después de fusionarse con la nuestra ha conseguido quedarse con las rutas que generaban el mayor beneficio dejando a Iberia sin rutas para así justificar el despido de trabajadores de la parte española porque ya no eran necesarios. Orizonia es otro ejemplo escandaloso de como un fondo de inversión estadounidense compró una empresa española poniendo como aval la propia empresa (ojo a la moralidad de los bancos) para vender las partes que generaban beneficio como Rumbo y luego declararla en suspensión de pagos y despedir a 5000 españoles. Si una empresa (sobre todo con más de 1000 trabajadores) no funciona bien, el estado debería haber intervenido en su gestión para garantizar que era la adecuada o haber conseguido un acuerdo entre las partes involucradas que no perjudicara nuestros intereses. Y esto mismo se puede aplicar a hospitales, servicios públicos y colegios que según los gobiernos funcionan mal y “necesitan ser privatizados”. Lo primero es revisar la gestión y ver cómo mejorarla, no venderlo a manos privadas haciéndose cargo el estado de la deuda y dejando los derechos sociales en manos comerciales, que ya se sabe buscan el mayor beneficio con el menor coste posible. Para mi la gestión es la gran debilidad de España, no el trabajo si no cómo hacerlo gestionarlo. Este problema reside en la creencia popular de que sólo se llega a jefe si has sido bueno como técnico, pero las habilidades de gestión y las técnicas son totalmente diferentes y requieren una formación distinta, que por supuesto las empresas españolas no quieren pagar porque para ellos formar trabajadores es tirar el dinero. Viendo como lo hacen los británicos creo que en España se deberían hacer cursillos masivos y aprender de los anglosajones que nos dan mil vueltas; y no es que a ellos les guste el papeleo pero lo asimilan como parte del trabajo y forman a sus empleados porque nadie nace enseñado y ven los beneficios de tener gente que sabe cómo hacer las cosas de forma eficiente.

De qué sirve pagar impuestos si cuesta horrores crear una empresa y cuando consigues que sea grande son vendidas a saldo y nosotros nos quedamos en la calle cuando teníamos la hegemonía de un mercado como eran las rutas de Europa a América del Sur, nichos enteros en nuestro país o directamente derechos que hemos sufragado con nuestros impuestos y afectan nuestra salud. No quiero un estado totalitario, centralista y tirano, pero sí uno listo que nos defienda a nosotros por encima de inversores extranjeros y que promocione y se beneficie de nuestra cultura porque España es más que sevillanas, toros y siestas.

 

Y a pensar quién me enseña

Tengo 31 años. Recuerdo hacer los deberes y mi madre decirme: cada vez os enseñan más tarde, esas cuentas las hacia yo con dos años menos de los que tienes ahora. Eso unido a la desgana de educar en casa porque al llegar del trabajo se está cansado explica que tantos chavales y mucha gente de mi generación sean zombies más preocupados por lo que dice la choni de turno que por la situación del país, como si el paro y la crisis no fuera con ellos y no pudieran usar el cerebro si la televisión no se lo manda.

Está claro que necesitamos más gente con capacidad de pensar e innovar, porque si no acabamos con un mejillón como mascota de una vuelta ciclista; estoy a favor de promocionar este producto pero ya puestos a promocionar productos Gallegos yo habría usado un pulpo que tiene manos y pies para usar la bicicleta y buscado otro sitio más apropiado para promocionar el mejillón que seguro que lo hay (seguro que hay mil opciones mejores que la mía pero no me he podido resistir porque lo del mejillón me parece de risa). La innovación no sale del aire, hay que fomentarla enseñando a la gente a pensar por sí misma y a tener ideas desde pequeños. Pero por alguna razón desde hace siglos estamos dejando que una minoría retrógrada controle la educación del país (con sus amigos politicos ayudándoles, los de derecha ejecutando y los de la izquierda no atreviéndose a quitarles sus privilegios) inculcando su pensamiento católico de servilismo en las escuelas, divulgando que la vida es sufrimiento para que nadie ose rebelarse y así traguemos los privilegios de la iglesia, políticos y de paso los mercados (lo cual junto al hecho de que nuestros políticos se benefician del hecho establecido explica porque no se rebelan frente al austericidio).

Este sentimiento de obediencia que hemos tenido en España mientras dejaban el país en la ruina es el pilar fundamental de la religión cristiana católica, diciendo a la población que la salvación estaba asegurada si les hacían caso como planteó Max Weber; gracias a la dictadura consiguieron educar a la generación de nuestros padres para obedecer; el cura, el médico, el banquero, el alcalde esos son los que saben porque están encima de ti, tú a callar y dar el diezmo/votar que no tienes ni idea; conclusión caciques sin alcohol por todos los lados y unos pocos contra el franquismo pero no tantos contra la religión. Como alguno se ha escapado del redil y le ha dado por pensar ahora se dedican a cambiar el programa educativo cada tres años sin ningún fin educativo real; en vez de fomentar que los españoles estén adecuadamente formados para el siglo XXI, cosa que ningún programa ha logrado (aquí algunas ideas que podrían ayudar y deberían implementar junto con otras en un pacto de estado de duración) dejan su huella ideológica y unos jóvenes más incultos cada día, para formar una sociedad cavernícola que no se rebele. Y de paso ayudan a los colegios católicos a costa de los públicos porque ya se sabe que los católicos hicieron mucho por la ciencia y el progreso…a base de quemar pensadores en la hoguera y no querer que la gente leyera.

Yo no tuve que leer libros clásicos ni antes ni durante la universidad. Cuantos más años pasan más rabia me da este hecho que cuando era pequeña veía con buenos ojos, porque poca gente de 14 años quiere leer filósofos voluntariamente. Ahora lo veo como una desventaja porque mi cerebro no está preparado para pensar de la misma manera que otro que haya recibido una educación que fomente el pensamiento libre desde joven en vez del conformismo católico. Y no es que el problema sea ser de ciencias o de letras; pensar se puede fomentar en todos los ámbitos y para todas las ramas educativas para que tengamos filósofos pero también científicos dispuestos a innovar y encontrar nuevas soluciones a los problemas por el hecho de que alguien les dijo que no se conformen con lo existente y les inculque pensar.

Esto no es un problema de ser o no ateo, el quiera rezar y creer que lo haga, yo no me meto en su vida privada (aunque muchos católicos quieran decidir a quien hay que querer o cuándo deben tener un hijo las mujeres y si no estás de acuerdo te dicen que no tienes estudios o eres terrorista, además de que irás al infierno que es una frase que nunca pasa de moda). Nos jugamos la competitividad económica y social del futuro. Si no garantizamos que los españoles estén propiamente educados no podrán trabajar ni en España (porque no sabrán estimular la economía, y viendo lo que han hecho los gobiernos estas últimas décadas parece claro que necesitamos emprendedores que fomenten el empleo) pero tampoco serán capaces de trabajar en el extranjero, nadie va a contratar a un zombie que baila la Macarena y necesita una calculadora para sumar 2+2.

La educación debe ser de calidad y gratuita para todos, con un programa de contenido para ciencias y letras que fomente el pensamiento libre y la innovación además de conocimientos, no basándolo en una ideología de hace tres milenios y falta de medios para usar las nuevas tecnologías que cada día son más esenciales en cualquier mercado laboral avanzado. Fuimos el imperio más grande del mundo, el único en el que el sol nunca se ponía; tuvimos la ciudad referente en pensamiento de la época; un español descubrió las neuronas. Me niego a pensar que una sociedad con esta herencia en las venas no sea capaz de usar las neuronas que descubrió para encontrar la solución a esta situación.